Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PARA LA VIRGEN D E L PILAR PRIMER MANTO CON INSIGNIAS DE CAPITÁN GENERAL, QUE REGALA PARA LA SAGRADA IMAGEN LA EXCMA. SRA. MARQUESA DE SQU 1 LACHE Fot. Goñi haya decidido á escribirme. i. a Déjelo ya, pues no es tiempo de hacer nada; guárdelas, que poco pueden estorbarla en el fondo En esta sección se contestarán las que de un cajón, y cuando hayan pasado un par a sos hagan nuestros lectores. Vara demostrar esta de años, puede quemarlas. 2. Me parece mejor que no acepte á ninguno, pues no es cualidad es necesario acompañar cada carta del digno lo que usted pretende hacer; distráicupón que publicamos en la sección de anuncios. gase y procure olvidar; pero no haga usted La Direcciónse reserva el derecho de no contestar su cómplice para ello á ninguno de los dos. á determinadas consultas que exijan gran extensión Cuando consiga usted el olvido, acepte al enla respuesta ó que no sean pertinentes. que con mayor simpatía mire. 3. a Hágase Malgenio. ¡Lagarto! ¡Lagarto! Si no tiene una de cada manera. Mucho me alegraré derechos adquiridos, ¿me entiende usted? bas- que me escriba usted y su hermanita. tará con que la hable seria y dignamente, Una de El Ferrol. -Es lo mejor que existe; haciéndola comprender que está usted re- debe aplicarse cada ocho días; los demás suelto á llevar el asunto á los Tribunales, y hay que darlos á diario. diga clara y lealinente el asunto á toda la Celeste Imperio. -r. a Debe hacer un buen familia presente y á la. pasada. Ahora bien; si regalo á los novios y pagar los gastos de tiene derechos. tiene también razón. iglesia y convite. Los coches deben ser paJenarín. gados por los padres. Debe acompañarle á la iglesia. 2. a Aquí no es obligatorio. SiemSi tiene usted esperanza, Jenarito, pre que usted quiera. le aconsejo que no sea tontito, y siga enamorando ala morena, Viva la Pepa. -i. a ¡Hombre, ya deben ir que debe ser una muchacha buena. de largo y peinadas a la griega! 2. a ContesMas si le mira á usted con cara hosca, tar, desde aluego. 3. a Necesito saber á qué es y con usted está ceñuda y fosca, debida. 4 Princesa é Imperio. 5. a Cuando aproveche el amor de lá rubita, tenga ocasión. 6. a Todos los cabellos son boque será una muchacha muy bonita nitos, si lo son, y desde luego es cien veces y que, al menos, le mira placentera, preferible el de coldr natural. No hay de qué. y se merece bien que usted la quiera. Juan Vulgar. -Gracias por la suposición. Dos aburridas. -Verde, fresa y azul pavo. ¡Pero, señor Vulgar! ¿A quién se le ocurre Lo menos, seis. Las hay de varios largos, tener las novias por parejas, como la Guardesde el coito chaqué hasta el largo levi- dia civil? Lo primero, amigo mío, y con esto tón. Nada. De piqué, hilo ó batista blanca. queda dicho que acepto su galante ofreciCortadas en cuadro y sin solapas. De batis- miento, es una afirmación que tal vez le sor ta ó encaje. Sueltas, abrochadas. No queda- prenda: No quiere tisted á ninguna. El amor ra tan bien como si fuese de una pieza. Coa ni es ni puede ser doble, como los claveles. forro de glasé blanco, pegado. La depilación La hermosa le recrea á usted la vista, como eléctrica. Suaves fricciones de buen Agua cualquier estatua de bellas formas lo haría; de Colonia. De dril. De campana. Muy lin- pero no llega dentro. La otra le atrae un da toilette. Muy acazuelado. Verde reseda ó tantico por su infantil ingenuidad, pero no azul pavo real. le satisface físicamente; luego tampoco la CORRESPONDENCIA PARTICULAR Rosario la gitanilla. -Mucho celebro que se ama. El amor es algo más completo que lo que usted siente hoy; la persona querida tiene para uno el don de imán necesario para ejercer la atracción cpmpleta y absoluta, sin peros ni distingos. Esta es mi opinión de las actuales relaciones. ¿Le son á usted imprescindibles? ¿Está usted en el caso de elegir á una para compañera de la vida? Elija á la niña rubia; el afecto que le inspira se aproxima más al verdadero que el de la otra. Si no es de urgencia, espere usted á que surja en su vida la mujer que para usted sea completa; tn cuanto quiera usted f hondo verá usté qué modo de sumar perfecciones y de crearlas allí donde no existan. Y por muy entusiasta que sea usted de la belleza plástica, se convencerá usted de que no es la cualidad principal para la dicha. (Dejo á usted en libertad de creerme paiieuta próxima de Picio. No puedo corresponder á su franqueza porque me está prohibido, pero le dejo á usted el campo de las adivinaciomes, y celebraré que vengan esas consultas sobre los complicados problemas psicológicos. chísima razón, cariñosa y discreta amiga. Desde luego no ha sido de mi agrado, pues por muchas razones me gustaba más antes. Como usted piensa todo el mundo... menos quien manda. Y es inútil la protesta. Aquel nombre no debió morir nunca... ni aun en el caso de morir la que lo hizo: es opinión de millares de personas; pero ¡qué quiere usted! ¡Con que uno solo piense lo contrario! María tiene razón; hay muchísimas cartas y el número entra en máquina con quinct días de anticipación; puede calcularse apio ximadamente un mesecito. Muchos besos i la gente menuda. Samparamí. -Indiscutible. ¿Cómo no? MAR 1 ACHO Esmeralda y Quasimodo. -Tiene usted mu- I F IB I I T i r n W B U M M I TIT 1 TI 1 r r n T f i J