Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 13 DE MAVOJ E i o 9 EDICIÓN i. PAG. 5. COMBINACIÓN DIPJOMAT CA Teteero. Un juego de café, de S. A. R. la taranta doña Isabel Francisca. Cuarto. De S. E. el ministro de Fomento (solicitado en 29 de Marzo) Quinto. De S. E. el ministro de Marina feoTicitado en 23 de Abril) Sexto. Diploma de honor üel excelentísimo é ilustrisnno señor general jefe de la Sección de Ingenieros del ministerio de la Guerra. 1 Se otorgarán á las series de dos palomas, no por cada palomar, inscriptas con este ¡jjbjeto, que obtengan mayor suma de velocidades. Hay también premios de honor especiaíes y otros ordinarios. COMPRE USTED HOY JUEVES LA REVISTA ILUSTRADA Y EL TEATRO EN TODA ESPAÑA T ara muy en breve, tal vez para noy ni mo, se anuncia la firma de la siguiente combinación diplomática: Nombrando embajador en Viena al marqués de Herrera; subsecretario de Estado, á D. Ramón de Pina y Millet; ministro de España ec Washington, al marqués de Villalojbar, y consejero de la Embajada de España en Londres, á D. Juan de Salazar, jefe del Personal del miuisteiio. LO QUE DICE hL SR. MAURA MADRID AL DJA ias dos de la tarde asomó por el Guada, rrama un nublado que se anunció con estrépitos de tormenta; eclióse la gente á temblar, y, nada, resultó una especie de artículo i. de la ley de Comunicaciones marítimas. Poco ruido y menos nueces. La impresión sobre las cosas de Marruecos también fue más tranquilizadora, y pudimos dedicarnos serenamente á recibir á ios estimables isidros que ya pululan por nuestras calles. Para hacérselas más gratas hemos dado suelta á todos los golfos y mendigos que han tenido á bien favorecer! as con su presencia. De modo que aunque Muley Hafid nos deje pasar tranquilos las anunciadas y ya suspendidas fiestas de San Isidro, algo habrá que nos traiga á la memoria el recuerdo de Marruecos. Cas calles de la corte están á la altura de las de cualquier aduar africano. Es probable, sin embargo, que haya por allí menos exhibición de miseria... La nota del día fue el intento de evasión descubierto en nuestra famosa Cárcel Móflelo. Diez metros de escalo, mes y medio de trabajos de zapa, y no con alfileres de monja; cuatro reclusos trabajando como fietas, y no se había advertido nada. Si les dejan unos días más, salen por El Escorial, minando también los cimientos del Monasterio, como han minado la Cárcel. Suprimamos definiüvanienie lo de Modelo. Los Tribunales sentenciaron en el crimen de los 45 céntimos, condenando al acusado á diez y siete años de reclusión. Comenzó la (vista de otro proceso por falsedad de documento privado en un pueblecito, siendo los acusados once. Casi todo el vecindario. Nada s- aliente en la sesión de las Cortes. En el Congreso, pasillo cómico en un acto y varios cuadros. A media sesión empezaron á sonar los timbres que anuncian votación. Los diputados que estaban en los pasillos y en el salón de conferencias echaron á correr á la sala de sesiones. Los que en ésta se hallaban alarmáronse al ver entrar á sus compañeros tan. de prisa y en montón cuando nada requería su presencia, porque disertaba sobre hacienda un diputado de una pesadez nada atractiva. La función fue del agrado del público. El autor, llamado á escena, fue un macero, que posó su rica tnaza sobre el botón del timbre sin darse cuenta de ello. ¡Un exitazo! De sucesos, el más saliente, un robo de papel timbrado en un estanco de la calle del Humilladero, donde nuevamente se puso de manifiesto la audacia de los frescales que rinden culto á Caco. Por la noche, beneficio de Moncayo en Apolo, con mucha gente y mucha risa, pero sin más novedad que el estreno de un entremés de los hermanos Cueva, que agradó á los señores del margen. En la Comedia, estreno de Dalfango, que también dio que aplaudir. INFORMACIÓN POLÍTICA LO DE MARRUECOS A X as manifestaciones que el presidente del Consejo de ministros hizo á los periodistas al salir de Palacio, que más adelante recogemos; las que más tarde hizo en el Senado, y las del ministro de Estado en el Congreso, contribuyeron á que la nota alarmante de anteayer se trocase ayer en impresión tranquila, de paz Siguieron las conferencias. El jefe del Gobierno, con el ministro de la Guerra. Con éste, el general Ríos, jefe del Estado Mayor Central. Con el ministro de Estado, los embajadores de Francia y de Austria. Con el Sr. Canalejas, el general López Domínguez, en el Congreso Pero, lo repetimos, la nota dominante fue de confianza y perfecta tranquilidad. Entre las manifestaciones más importantes hechas por el ministro de Estado en el Congreso, hubo una que debió pasar inadvertida, porque no la vemos registrada en algunos periódicos de anoche, según la cual, a embajada que envía el Sultán de Marruecos para proseguir aquí las negociaciones que han quedado pendientes en Fez está ya aceptada por nuestro Gobierno. De modo que la contingencia que pudiera c e ivarse de una negativa á recibir la representación de Hafid también está descartada. EN LAS CÁMARAS p l presidente del Consejo permaneció ayer en Palacio más tiempo que de ordinario despachando con S. M. el Rey. Al salir le interrogaron los reporten sobre, los sucesos de Marruecos. El Sr. Maura negó que hubiese motivo para las alarmas y recelos que se han despertado con esta cuestión. Nada ha sucedido- -añadió- -en los últimos quince días para que se hable de fracssos ni de otras cosas semejantes. Sabido es que las negociaciones diplomáticas en Marruecos siempre se han llevado con gran lentitud, y en esta ocasión esa lentitud es obligada, porque hay muchos intereses encontrados que armonizar, y á esto aspiramos. Ya veremos el desarrollo áe los sucesos. En cuanto alo délas maniobras militares en Ceuta y Melilla son quimeras, ó, por lo menos, noticias prematuras é injustificadas. Las maniobras se hacen en España, y en otoño, y hasta ahora no hay ni pretexto para alterar las prácticas habituales El jefe del Gobierno dijo también que había llevado á la firma del Rey los decretos nombrando gobernadores en provincias. EL GENERAL PRIMO DE RIVERA I f o m o queda expresado, tanto en el Sena do como e, n el Congreso se trató de la cuestión de Marruecos. MAÜ 1 NA No hay que decir que produjo excelente Ce efecto en el Gobierno la actitud de franca ha concedido licencia por enfermo al general Estrañ, jefe del Estado Mayor cooperación en que para tan importante de la Armada. cuestión se mostraron las minorías del El general Estrañ marchará en seguida á Senado. Después siguió el debate acerca del pro- Cartagena. p l ministro de Marina negó ayer tarde yecto de régimen local, pronunciando un extenso discurso el Sr. Navarro Reverter que se hayan dado órdenes para que vayan algunos de nuestros buques á la cospara tratar de la hacienda municipal. En el Congreso no se discutió el proyecto ta de Marruecos. de Correos y Telégrafos, dedicándose las COMBINACIÓN DE GOBERNADORES horas del orden del día al debate sobre co- I a combinación de gobernadores puesta municaciones marítimas, quedado aproba- á la firma del Rey por el Sr. Maura es do hasta el art. 5.0 como sigue: De las vacaciones parlamentarias se haAdmitiendo la dimisión al de Málaga, bló en los pasillos, sin saberse aún definiti- marqués de Unza del Valle vamente si durarán tres días ó una semana. ídem al de Santander, Sr. Bernal. Trasladando á Málaga al de Castellón, se LOS SUPLICATORIOS ñor Fernández Baldón. ídem á Castellón al de Logroño, Sr. ReAyer se reunió la Comisión que entiende en la reforma del reglamento del Con- gueral. Nombrando para Logroño al ex diputado greso, dando cuenta el Sr. Moret de las enmiendas presentadas á la parte referente á Sr. Herrera Molí. Y nombrando para Santander ai ex alcal los suplicatorios. Se acordó que estas enmiendas pasen á de de San Sebastián Sr. Elozegui. UN MITIN estudio del ponente Sr. Bugallal, quien dará su informe en la próxima reunión de la Co- C u el Círculo Republicano se celebró anomisión. che un mitin para pedir la libertad de Para formar parte de ésta volverá á ser los presos de Alcalá del Valle. Hicieron uso de la palabra, entre otros eiegido, en la reunión de secciones que hoy oradores, los Sres. Dicenta y San tillan. celebrará la Cámara, el Sr. Azcárate. p l ex ministro de la Guerra general Pn mo de Rivera, que celebró anteayer una larga conferencia con el general Linares, cumplimentó ayer al Rey, durando su audiencia bastante tiempo. El marqués de Estella, que se hallaba en. un coto suyo de la provincia de Sevilla, sufrió hace un par de semanas una caida de caballo, rompiéndose la novena costilla del lado derecho al chocar su cuerpo con una peña. Para evitar alarmas á las personas de su familia, el general dio orden que se guardase silencio sobre el accidente, y fue conducido á Sevilla, donde se ha curado, por fortuna, de la lesión sufrida.