Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TOPÓ EL MUNDO, POR CORREO, CAfBLE, TELÉGRAFO Y ¿TELÉFONO g DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO W W Y TELEFONO V- fl, w- -n w- ft -i, t sr V V i- Jt INAUGURACIÓN DJEL TREN DE SOLARES A LIÉRGANES SOLEMNE MOMENTO DE LA BENDICIÓN DE LA NUEVA LINEA FÉRREA DE LIÉRGANES DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Fot. Santaió CONSECUENCIAS DE Al público que acude á la- Opera ELETTRA Imperial no le na parecido b ¿en la nueva obra de Ricardo Strauss, quizá porque no hay entreactos... Esto de venir corriendo al teatro para estar en la localidad antes de las aiete y media, aguantar un acto de hora y media y á las nueve marcharse á la calle, al público vienes no le gusta. Le parece que es ir al teatro en secreto, porque no habiendo entreactos no hay luz en la sala y no pueden- saludarse unos á otros ni hacer acto de presencia. Por esta y otra razones, Elettra no ha concluido de satisfacer al público vienes; es decir, á la colección inagotable de archiduques ó alas personas á quienes éstos ceden sus localidades magnánimos cuando ellos no quieren disfrutarlas porque el espectáculo les aburre. I, a noche de pretmére nuboen esta ópera imperial, según nie han contado testigos presenciales, silbidos y pateadura general para el compositor, al que no perdonaban A B C EN Y 1 ENA los espectadores que los hubiese hecho ir al Y lo curioso delcaso es que ningún miemteatro para tenerlos hora y media á obscu- bro de la aristocracia se ha considerado aluras y echarlos luego á la calle sin darles dido ni ha protestado, mientras que los ditiempo para lucirse... Este señor músico- -rectores de los teatros de varietés se han indecían- -se ha creído que el teatro es una dignado contra el autor de Elettra y le están poniendo de oro y azul. oficina. Se lo aviso á los directores de nuestro teaUno de ellos; director de un music- hall tro Real para que no caigan en la tentación en Chemnitz, músico, también y composide representar Eletfoa si no es en un espec- tor, según parece, ha escrito á los perióditáculo combinado, porque puede que ocu- cos de Viena protestando de la salida de rriese algo parecido. 131 público, que llama- tono de Strauss, y diciendo que se puede remos distinguido, de nuestro primer teatro perfectamente asistir á los teatros de varíeles tiene la misma manera de pensar que el dis- sin embrutecerse. tinguido público vienes, porque el chic Bn esta carta abierta que el Sr. Clement, vienes y el chic madrileño son- -se lo ase- por conducto de la Prensa, dirige á Su Majestad Ricardo II, el irascible director esguro á ustedes- -dos gotas de agua cribe: pero Ricardo que es hombre de ¿Es que usted, Sr. Strauss, ha hecho en muy pocas palabras, no tiene, pelos en sus obras algo que no sea explotar los más la pluma, y como sin duda conoce bien el viejos trucos empleados desde tiempo inpaño, ha escrito unas cuantas cuartillas ha- memorial en los escenarios de varietés? ¿Qué blando de la alta aristocracia, de sus gustos son la danza de las siete velas, las puertas y de sus aficiones, que tan pocos puntos de que gimen sobre los goznes y el chirriar del cuchillo que degüella á Johan sino muy cocontacto tienen con el arte. La alta aristocracia- -dice Strauss- -en- nocidasjy acreditadas payasadas? Renuncie cuentra mayor satisfacción para sus gustos usted al bluff de un espectáculo sostenido artísticos én el programa embrutecedor de por una orquesta de ciento y pico de profelos teatros de varietés y en los café- concetts. sores; concluya usted de especular con la