Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. MIÉRCOLES 2 DE MAYO DEjTgc EDICIÓN i. PAGJ 9. NOTAS TEATRALES O MEDÍ A La compañía Tina di I,o ren -zoFalconi es indiscutiblemente, de cuantas compañías extranjeras nos visitan, la que con más esplendidez y buen gusto atiende la presentación de las obras. Bien dispuestas decoraciones, atrezzo rico, sastrería suntuosa; todo el servicio escénico es siempre irreprochable. E n esto, justo es decirlo, las compañías italianas guardan al público la considerar o n que se merece, superando á las francesas, que en tal punto maldito si se preocupan en sus tournees de llevar otra cosa cjue tm modestísimo equipaje personal. No haee mucho vino á la Comedia un famoso actor cómico bulevardier, Galipeaux, para qué andar con discretas ocultaciones, sin más impedimenta que una maleta de mano. ¡Escudero tuvo que comprarle un sombrero de copa y unos brodequines de color... De la troupe, no se diga; el galán joven vino con dos mudas y dos juegos de cuellos y puños postizos. En camb o, el publico, que anoche asistió á la Comedia pudo admirar n El ladrón una espléndida mise en scene. COMPRE USTED MAÑANA JUEVES LA REVISTA ILUSTRADA Y, EL TEATRO 15 CÉNTIMOS NÚMERO EN TODA ESPAÑA ta á su espiritual trabajo de artista graciosa y exquisita. Tales nuestros informes, garantizados por la autoridad de respetables críticos extranjeros, unánimes en proclamar que Rita Sacchetto, á la que conoceremos el próximo sábado en la Zarzuela, es una artista excepcional. La popular fantasía cómico: l í r i c a A B C ha remontado victoriosamente la segunda centena. Anoche, y con la 200. a representación, celebraron su beneficio la razón social confeccionadora de A B C ¡Parrín- Palacios- Giménez. El público que llenaba el teatro aplaudió mucho á los citados ai- tares, que se disponen á celebrar el tercer centenario con el mismo satisfactorio éxito. Enhorabuena, nobles amigos. LORIDOR. SECCIÓN LITERARIA Tina di Lorenzo, admirable de pasión, de ernura, en la gran escena del acto segundo, en la que puso todas las fascinaciones y halagos de la mujer palpitante y enamorada, ebria del amor de su esposo. Tina di Lorenzo, en unión de Carini, que Ja secundó muy acertadamente tuvo que presentarse tres ó cuatro veces en escena al final del acto. Vistió la obra con inusitada elegancia y riqueza. El teatro, favorecido por un público selectísimo. Esta noche se estrenará la interesante comedia de Wolff Del fatigo. v verdad, si alguna yez el espíritu novelesco, si alguna vez el pálido Ashtopet déla idóla- l tra Egipto, de tenebrosas alas, han presidí- J do, como se asegura, U s enlaces de siniestro augurio, segurama fs presidieron el mío. En un punto, sin eiahargo, muy apreciable para mí, no me es infiel la memoria: me refiero á la persona de Ligeia. Era alta, un poco delgada, y en los últimos días habia enflaquecido mucho. Inútilmente trataré de describir su aire majestuoso, su sereno continente, su. incomprensible ligereza y la soltura de su paso. Iba y venía como una sombra; de rnocic que nunca echaba de ver su entrada en mi despacho, sino por su dulce voz musical En cuanto á la belleza de su rostro, ninguna mujer la igualó jamás; era la imagen de un sueño producido por el opio, una visión aérea y seductora; pero sus facciones no se habían vaciado en ese molde regular que falsamente se nos ha enseñado á reverenciar en las obras clásicas del paganismo. No hay belleza exquisita- -dice lord Verulam, hablando con mucha exactitud de todas las formas y de todos los géneros de hermosura- -sin cierta extrañeza en las pro porciones. Sin embargo, aunque yo viera que el ros tro de Ligeia no se distinguía por una regularidad clásica, y aunque comprendiese que su belleza era verdaderamente exquisita penetrándome de su extrañeza inútilmente me esforcé por descubrir un conjunto irre guiar y reconocer lo extraño (Se continuará, INFORMES TAURINOS I a corrida de la Prensa. Del balance de ingresos y gastos de la eorrida celebrada á beneficio de la Asocia ción de la Prensa durante Marzo último resulta que aquéllos ascendieron á 102. roí pesetas con 70 céntimos, y que importaron los segundos 56.657 pesetas con 27 cénti- j nios, quedando un beneficio de 45444 pesetas con 43 céntimos, del que correspondieron líquidas á la Asociación 30.487 pesetas con dos céntimos. Los ganaderos D. Eduardo Miura y don Felipe de Pablo Romero hicieron cada uno un donativo de 500 pesetas, no cobrando por tanto, más que 7.500 pesetas, respectU vamente, por sus cuatro toros Los diestros Bombita, Machaquito, Gallk to y Gaona también rebajaron 1.000 pesetas de la cantidad que suelen cobrar por co. rrida También, como de costumbre, la Compañía de Madrid, Zaragoza y Alicante no ha cobrado nada á la Asociación por el transporte de los toros desde Sevilla. A todos estos señores, á la Compañía de) Mediodía y al empresario de la plaza de to ros, D. Indalecio Mosquera, que ha dada todo género de facilidades para la corrida les queda profundamente agradecida la Asociación de la í rensa. vanas. v El próximo domingo se despedirá de su profesión toreando en Granada, su pueblo natal, una corrida de (toros el veterano diestro, Antonio Moreno (Lagartijillo) I a Empresa que ha tomado en arrendad miento la plaza de toros de Osuna ha- -organizado para el día 14 una novillada con ganado de Campos Várela y los espadas mejicanos Eligió Hernández (Serio) y Ma nuel Calderón. En la cuadrilla figuran los banderilleros mejicanos hermanos Pataterillo y Robertitoj 1 LA VOLUNTAD POR EDGARDO POE D ITA SACCHETTO La exquisita artista, 4 V que viene por primera vez á España, y que debutará en la Zarzuela el próximo sábado, ha hecho en Inglaterra y Alemania su envidiable reputación. Hija de un notable pintor veneciano y de una de las mejores pianistas da Munich, Rita Sacchetto, desde su infancia, ha sentido la influencia de estas dos bellas artes en VL artístico temperamento. La contemplación de ¡as obras maestras de los pintores célebres y el estudio de los clásicos de la música, la han habituado á conocer prontamente él espíritu de los grandes artistas, de Goya, de Velázquez, de ainsborough, etc. ydelos compositores famosos Haendel, Beelhoven. Mozart, Ratneau, Listz, Chopin, etc. Rita Sacchetto no obedece á ninguna escuela ni á método determinado; cuanto interpreta es producto de su inspiración, absolutamente personal. La original artista reproduce, conservando todo su íntimo perfume y color, todas las danzas clásicas conocidas, y así, si ella representa una aldeana húngara, traduce fielmente ía simplicidad y la rusticidad de la campesina; en las danzas versallescas del piglo XVIII copia su arrogante y bella figura la caprichosa y rica toaleta de la duquesa de Deroushin, inspiradora del célebre cuadro de Gainsborough; en las danzas españolas, el color y la gracia d los modelos de Goya estudiados por ella. El sentimiento profundamenle artístico de la Sacchetto ha sido una revelación en todos los países que ha recorrido; los teatros más célebres le han abierto sus puertas, los salones aristocráticos de Londres se la han disputado, la célebre Orquesta Filarmónica de Berlín dedicó una sesión comple- I A fe mía, no puedo recordar cómo y cuán do, ni siquiera dónde, conocí por primera vez á la señorita L i i a Largos años han transcurrido desde entonces, y dolorosos padecimientos han debilitado mi memoria; ó tal vez no pueda recordar ahora estos puntos, porque, á decir verdad, eí carácter de mi amada, su rara instrucción, su género de belleza, tan singular y plácida, y la subyugadora y penetrante elocuencia de su profunda palabra musical se han infiltrado en mi corazón tan poco á poco, pero de una manera tan furtiva y con tal constancia, que no paré mientes en ello. Sin embargo, creo que la encontré por primera vez, y otras valias más tarde, en una vetusta ciudad algo ruinosa, situada en las orillas del Rhin. En cuanto á su familia, seguramente me habló de lla, y no dudo que es de antiguo linaje. ¡Ligeia, Ligeia! -Entregado á estudios ru por su naturaleza, son más propios que todos los demás para amortiguar las impresiones del mundo exterior, básteme recordar el dulce nombre de Ligeia para que se presento ante los ojos de mi pensamiento la imagen de aquella que ya no existe. Y ahora que esenpo, comienzo á tener como una vaga reminiscencia de que jamás he sabido el nombre de familia de aquella que fue mi amiga y prometida, que llegó á ser mí compañera de estudio, y, por último, la esposa de mi corazón. No sé si dejé de informarme sobre este punto, á causa de alguna, loca indicación de mi I igeia, ó por efecto de la fuerza de mi cariño; ó tal vez fue por un capricho, extraña y poética ofrenda en el altar del culto mes apasionado. Sólo recuerdo el hecho confusamente, y, por lo tanto, no se ha de estañáis que haya olvidado del todo las eircúnstancias que le dieron origen ó que le acompañaron A dec y pl diestro cordobés Fe rrnín Muñoz (Corl -l chaíto) toreará probablemente en Air r I H C- Í I P 2 le T- 5 nio,