Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- LUNES 10 DE MAYO DE 1309. EDJCION í. PAG. 8. Moíeao da tres lances entablerados, y el EN VISTA ALEGRE toro arremete contra los del castoreño, toi r na oreja. mando con alguna voluntad, pero sin po Tuvo razón el público para salir disder, cuatro varas, á cambio de un descenso gustado de la novillada celebrada ayer en y un penquicidio. porque los seis novillos Rodas, después de clavar medio par al esta plaza, la Empresa eran nobles y presenbravos, cuarteo, deja otro muy bueno, del que se tados por que no supieron aprovechar los condiciones desprende en seguida un palitroque. El Niño de la Audiencia cuelga otro par dos últimos espadas contratados. Celita fue el único que mostró deseos de por el lado izquierdo, y repiten ambos con muchos apuros para salir como Dios les da agradar, y escuchó justos aplausos al matar á entender. Huelga decir que no hubo los dos novillos que le correspondieron, con los que hizo dos buenas faenas. aplausos precisamente. En cambio, Machaquito de Madrid y Ga. Moreno de Alcalá, que por lo visto se resiente aún de su última cogida, pues cojea rrido tuvieron el santo de espalda toda la bastante, encuentra al manso (porque este parte. El último de los citados pasó por el botoro también lo fue) defendiéndose en las tablas, y á los dos pases que da el diestro chornoso disgusto de ver salir los mansos. Al banderillero Paquetero no le dieron se acuesta Tortolillo, sin duda aburrido de ¡o mal que en el tercio anterior lo torearon. oreja alguna, pero estuvo á punto de dejar suyas en los pitones del levántase, no obstante, y acude á la mu- una de las sólo recibió, por fortuna, unsexto cornúpeto; punleta; pero arrepentido, se vuelve á echa Al fin puede Moreno darle algunos telo- tazo. Paciencia, amigo: en donde las dan, las nazos, y después de pinchar una vez suelta toman. in estoconazo contrario. El puntillero levanta al bicho, pero acierEN PROVINCIAS ta al segundo intento. (Muy poquitas palmas) POR TELÉGRAFO, TELÉFONO V CABLE DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR puarto, Rastrojen, negro, grande, gordo y de buena lámina. BUB 1O, p, 6 T. Moreno da un cambio de rodillas y oye I a corrida había despertado gran expecaplausos. tación, pues se las habían en compeVicente Pastor da unos capotazos insul- tencia Cocherito y Chiquito de Begofia. Así sos, y el toro entró en pelea, dejándose ten- es que está justificado el llenazo. Muchas v ar por los piqueros cuatro veces. mujeres hermosas con mantilla blanca. Y Quedaron en la arena dos caballos. un tendido enterito, el 5.0, ocupado por genPepín de Valencia y su paisano Morenito te de Begoña, que viene á ver cómo se las sacan de su letargo al público poniendo arregla su paisano. cuatro pares archisuperiores. -Aunque llovió á mediodía, la tarde ha ¡Buena pareja de banderilleros, y buena quedado buena. ovación la que el público les tributó! Ocupa el sillón el alcalde accidental, sev Vicente, que encuentra al toro m y que- ñor Bengoa, que es ovacionado, y se repite dado, comienza á torear tranquilo y valien- á los pocos momentos la ovación cuando pite; pero al convencerse de que el miureño san el ruedo las cuadrillas. El público, pues, tenía unas intenciones más negras que un viene de buenas. usurero, aprovecha la primera ocasión que se presenta y entra á matar, dejando media p l primer toro que sale de los toriles, de Valle, como los restantes, es negro, fino estocada con un poco de travesía. Sacan el estoque y Vicente se propone y bien armado. %i ntentar el descabello; pero Rastrojen se Cocherito le para los pies con buenos lances de capa. acuesta y el diestro oye aplausos. Con empuje arremete el buró á los de uinto. Partidario, no sabemos de qué. Buen aupa, derribando estrepitosamente al FaQ mozo negro bragao y bien puesto de bián, quien cae al descubierto junto á las agujas. mismas patas de la res. Acude presuroso el Con codicia, bravura y poder aguantó el Chiquito, intenta colear y resbala, cayendo animal cinco puyazos, uno bueno de Ca- también junto al toro. Hay un segundo de rranza, derribando cuatro veces á los pique aguda emoción. Por fortuna, el Cocherito ros y matando cinco bestias. -llega á tiempo, mete el capote y hace un Regaterín, bien en los quites. quite soberbio, de poder á poder, que proBizoqui y Pataterillo rivalizan en hacerlo duce el delirio de entusiasmo. Los aplausos mal, y tras carreras, sustos y capotazos sin duran largo rato. cuento cuelgan tres pares y defan el torito Sin nada de particular en los palitroques, á su maestro, que ya ya... Cocherito coge los trastos, y después de paAntonio comprende que no puede sacar sar ceñido, rozándose con los pitones, pinningún partido del bicho, porque éste no cha sin consecuencias, y luego arrea una deseaba más que enganchar cuanto se le media lagartijera de efecto fulminante. ponía por delante, y muletea breve para dar (Oreja y larga ovación. una estocada perpendicular y contraria. SiA un duran los aplausos cuando asoma la lencio. jeta el segundo. Es un bueyanco que á Cexto. Cuchillero, corniapretao, negro, gor- regañadientes se deja acariciar cuatro ve 13 do y, como el anterior, de buena pinta. ces, á cambio de un arre fenecido por caCon mucha bravura y poder toma seis sualidad. puyazos, por cuatro caballos muertos. Los matadores se adornan en quites. Melones es aplaudido por una vara de las No hay que registrar nada bueno en el que acreditan á un piquero. segundo tercio -Aguilita coloca par y medio, y el Niño de El Chico de Begoña torea de muleta sólila Audiencia, con más miedo que ganas de to y parado. Entra bien, señalando un pinentrar, cuelga otro desigual, previas infini- chazo. Más pases, y arrancando como las tas salidas en falso. propias rosas larga una estoca superior que Y Moreno de Alcalá, valiente, pero nada basta. (Ovación y oreja. más que valiente, da algunos pases para entrar desde una distancia exagerada y pin- I gualmente que al salir el anterior, cuándo pisa la arena el tercero aun suenan las char en hueso. -Nuevos telonazos sin arte alguno; otro palmas. ítem más: dos entusiastas paisanos pinchazo y una hasta la mano, entrando con del de Begoña saltan al ruedo y, quieras que agallas y saliendo derribado, aunque sin no, le obligan á beber unos tragos. Cocherito se luce con el capote. consecuencias, afortunadamente. El toro toma cuatro varas y ocasiona tres descendimientos invo untarios. En el segundo tercio, nada notable. Cocherito ahorra tiempo y trapo, y apenas cuadra la res le atiza media estocada tan certera, que rueda el bicho patas arriba y huelga la puntilla. (Otra oreja y otra ovación de diez minutos. g, negro. Totai de cosas á primera hora: cinco cañazos, tres costaladas y un arenque pulverizado. Después, entre palitroqueros y peones, ármase un lío regular. El desorden se prolonga; y el segundo tercio resulta aburrido y pesado. Chiquito de Begoña encuentra al de Valle descompuesto; lo pasa con precauciones, y, por acabar pronto, le suelta un bajonazo. Esta vez no hay palmas, sino de lo otro, y abundantemente. Pero los del tendido 5 reaccionan y rompen á aplaudir, y con el agiten de pañuelos piden que se otorgue la oreja. El presidente se hace el loco, y los de Begoña arrecian y silban al usía. Al fin éste, por la consabida excepción de orden público, otorga el pabellón auricular del toro víc- tima del bajonazo. Los del 5 aplauden satisfechos. como un cohete Cochero Quinto. Sale obsequia con uh ¿s faroles lo recoge y y unas buenas navarras. (Muchas palmas. El amigo es de aguante, y apretando de firme se acerca cinco veces á la caballería) con tanta voluntad, que ocasiona otras tan tas bajas en la cuadra. Buenos quites poí parte de Bilbao y de Begoña. Cocherito remata uno arrodillándose. Cogen los maestros los palos y ambos juguetean con el bicho, derrochando arte v valentía. (El público, de pie, aplaude frenéticamente. Después de esas monadas un tanto largas, el de Begoña, cuarteando bien, prende un par regular. Cochero deja otro mejor, y después brinda á los del sol la postrer faena. Es ésta breve y excelente con el trapo. Con el estoque flojea algo, pues luego de pinchar en su sitio, sin hacer gran pupa, mete el acero por bajo. Últimamente se lleva á la res hasta la barrera, y junto al estribo descabella al prmer golpe. (Palmas. C exto. Chiquito de Begoña lo recorta capo te al brazo, perdiendo terreno. Luego se abre de capa y veroniquea, rematando con una navarra, todo ello con limpieza y produciendo el disloque en el tendido de sus paisanos. Tres tientos de los lanceros, por otras tantas medidas del santo suelo, y después de los tres pares de ordenanza requiere el Chico de Begoña los trastos, y, montera en mano, vase hacia el sol y brinda Desconfiado y con ayudas, pasa desde lejos. El toro cuadra, y aprovechando el Chiquito entra por derecho y logra una estocada certera. (Ovación apologética y quinta creja de la tarde. SANTANDER, 9 9 I os toros de Clemente Herrero lidiados esta tarde tenían buena facha, pero malísimos hechos. Quiere decirse que resultaron mansos. La entrada, un lleno. En uno de los palcos hallábase ei ex pre -Sidente de Venezuela general Castro Matapozuelos y Tabernerito, desdichadísimos toda la tarde. íN TENERIFE, 9 I O N f o n un lleno completo, se ha verificado esta tarde la segunda corrida d. uuuciada. I