Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 3 C. VJÜK MES 7 u E M A Y O D E 1909. E D I C I Ó N i. P A G 4- poco respetaba la vida del prójimo, concede ha pronunciado ya tres largos discursos en á ¡a suya propia un valor inestimable. contra del proyecto presentado. Pareee lógiY ha pretendido continuar en el trono, Tiorfin, la lluvia fuá con nosotros. Un cuar- co que se pase al segundo turno, ó ¡sea á aunque sólo fuera ejerciendo una sombra to de hora de chaparrada no es gran que otro orador lance otros tres ó cuatro de soberanía, chalaneando las concusiones cosa; peí o por algo se empieza. La tierra te- f. dmirables y extensos discursos. Sin emcomo un astuto jadío, ofreciendo besar en nía muília sed, y ei sorbo de ayer ha podi- bargo, no se puede entrar todavía en el sedo ser un aperitivo. gundo turno; el orador primero, en el eurso público la Constitución, prometiendo soine ter todos sus acto. á la investigación de un Claro es que dio al traste con la fiesta hí- de sus peroraciones, ha aludido á los jefe ftonaejo... Después, y en vista de que sus pica, que estaba en su apogeo en el Hipó- de las minorías. Es otra sacrosanta tradipromesas no cpnvenetan á los jóvenes tur- dromo, y que disolvió los paseos y las tertu- ción parlamentaria que en los debates de cos á fin de demoskar que él no había to- lias de las terrazas de los cafés. En cambio, totalidad se aluda á los conspicuos da la, mado partí en la organización de la eontra- la gente del campo debió tener una buena Cámara. Hablan para alusiones, en efecto rrevoln on, ni en la compra de las tropas, tarde. Y várase lo uno por lo otro. los tales conspicuos. Entonaes eldebate llega envió al Comité la lista completa de los Los estu 2i ante 3 de Medicina celebraron á su colmo. Los periódieos publican fondos comprometíaos en la rebeldía, denunciando un frateqjjiTbanquete en la Bornbi como gallardos y valientes contra el Gobierno. Sa á todog ¿on sus nombres y hasiínido figurar preparación de la próxima temporada de dice que la política na entrado en uaa nueentre los pables, no solamente los corte- exámenes, que avanza amenazadora. Reinó va era se añade que nos hallamos en ua sanos de Ildíz- JCtdiic, sino á su propio hijo. el buen humor, que es lo que se quería de- momento histórico Los contertulios de los V á todos los entregaba á la justicia de los mostrat cafés chillan y gesticulan. Los informadores constitucionales... El escrutinio de las elecciones se verificó políticos hacen reseñas sensacionales. EnPero ni aun así creyeron éstos en la sin- sin novedad, y decir sin novedad es decir tre tanto van pasando los días. Se pronunceridad del Sultán, y entonces Abd- ul- Ha- que hubo decursos, incidentes, polémicas, cian discursosy. más discursos. e cita lo mid, t vo una idea genial... Ocurriósele parlamentarismo anticipado Lo nuevo hu- que dijo Cánovas en ¡1885; se leen fragmenatraer á su palacio á los miembros de la fa- biera sido el haberse procedido rápidamen- tos de discursos de Villaverde y de Silvela; se traen á colación palabras que pronunció mifia imperial, quién sabe si con el propósi- te, ordenadamente, seriamente. Otra víeíima del tifus: el doctor Entrena, el presidente del Consejo hace quince ó veinto de datie 1? jicarazo y concluir con toaos los hijos, hermanos y nietos, para que no hu- que prestaba servicios en el hospital de San te años. La vida parlamentaria está suspenbiera sqj re la tierra má jepresentante acre- Juan de Dios, donóle mucha gente creía que dida; otros proyectos esperan para proseditado del Profeta que él. Afortunadamente ya no quedaba mas quer el recuerdo de lo guir discutiéndose á que pase esta tolvanepara ellos, no le obedecieron, y cuando los pasado. Y ayer misma viene el ayancs del ra de elocuencia. Sin embargo, transcurren los días, ías sellamó tuvieron la comodidad de no hacerle Boletín de Estadística Demográfica municipal contándonos al oído que en Abril manas, los meses, y no salimos de los discaso. Abd- Hl Hamid, viendo que todos sus re- hubo 158 defunciones de tifus exantemático. cursos extensos y admirables. Cuando al En los Tribunales salió condenado el rap- cabo se sale de la totalidad y se pasa á la cursos le fracasaban, acudió al procedimiento desesperado, al que soluciona- -en Tur- tor de una joven. Si el idilio no acaba en la discusión por artículos, se presenta una muquía... y sus alrededores- -los más pavorosos Vicaría, para el doncel acabará en la cárcel, chedumbre de enmiendas. La mayoría de Las sesiones parlamentarias, sosas; pero tales enmiendas no dice nada ni representa conflictos, al que le ha pronprci Hado sus mayores éxitos... Este procedimiento es do- por dentro de las Cámaras anda la proce- nada. Comienzan otra vez los discursos, las loroso, pero de mágico efecto... ¡Ofreció di- sión. Loa amagos de sesión permanente en alusiones, las rectificaciones. De cuando en nero! Sí, señores, para que le respetasen so- ei Congreso altera los nervios, especialmen- cuando, en la discusión de una enmienda bre el trono, para que no atentaran contra te los muy irritables de algunos liberales, surge un incidente ruidoso; las oposiciones su soberanía, el Sultán estaba dispuesto á que ya, por meterse con todo, se meten se exaltan; el debate se remonta de pronto, entregar la friolera de cincuenta millones hasta con su jefe. El Senado siguió cuesta es decir, se vuelve á discutir de todo menos arriba con el régimen local; pero con pan del proyecto. Intervienen otra vez los jefes de libras turcas. de las minorías con discursos grandilocuenHasta este instante Abd- ul- Haraid no y... chocolate se anda el camino. Sucesos, dos suicidios. En una Casa de tes tornan á escribir admirables artículos de abrigó temor alguno por lae corona, seguro de que todo se arreglaría, porque en último Socorro fue asistida una mujer andrajosa y fondo los periódicos. Los días van pasando. término sus millones tendrían el poder de mendiga, pobre de solemnidad, que llevaba Al cabo de una semana de alta discusión, conjurar la tormenta. Y al saber que sus encima nada más que 6.000 pesetas como se vuelve á las enmiendas. Se presenta tamproposiciones no eran aceptadas, al enterar- testimonio de su deplorable situación. Será bién alguna que otra proposición incidense de que los soldados despreciaban su di- probablemente de ías que piden porque tal. Se discute sobre fruslerías y triquiñuelas sin importancia. Van transcurriendo los nero y gritaban: ¡Queremos la cabeza del ¡todavía no han comido! Y nada más. días, las semanas, los meses. PadischáU, ¡oh! entonces el Padischá se vio A esto es á lo que se llama discutir deperdido y temió por su preeiosa vida... En tenidamente un proyecto ¿Qué piensa el efecto, Turquía había cambiado mucho país de estas detenciones? cuando ya ni el dinero era argumento conAZOR 1 N I i n Gobierno presenta á las Cortes un prcrvincente. yeeto. El Gobierno que lo presenta lleUna violenta crisis de nervios sacudió al Monarca; la guarnición de Ildiz Kidik co- va dos años en el poder. El proyecto premenzó, á desertar en pequeños grupos, que sentado es, por lo tanto, un disparate. A los INFORMACIÓN se rendían sin armas ó escapaban, y las mu- dos años de gobernar no se pueden presentar proyectos en el Parlamente. Ante la prejeres delliaréu chillaban alocadas cada vez POLÍTICA sentación, las oposiciones nan de sentirse que oían un ruido cualquiera... EN EL CONGRESO indignadas profundamente. Toda discusién de un proyecto, comienza consumiéndose Y a e s sabiáe que en este nuestro mundo 1 político, cuando se pone sobre el tapete C aando le aseguraron que su vida no o- tres turnos en contra y tres en pro. Las oposiciones principian consumiendo un asunto, se está dándole vueltas durante rría peligro, cuando le garantizaron que sus bienes serían respetados... suspiró. un turno. Un orador pronuncia un extenso, una porción de días hasta llegar á la fatiga Y la ultima noche de su reinado, la noche patriótico, grandilocuente discurso. Le con- general. Asi, pues, no hay que decir que la histórica que cerró el largo período de una testa un individuo de la Comisión. El ora- presente sesión permanente fue ayer tamodiosa tiranía, la pasó el todavía Sultán có- dor de la oposición replica con otro largo y bién el tema acerca del cual versaron todas modamente tendido en su lecho y escu- admirable discurso. Habla otra vez el indi- las conversaciones de todos los concurrenchando con gran interés la lectura de una viduo de la Comisión. El orador oposicio- tes al Congreso. traducción de los episodios de Sherlock- nista torna á pronunciar un tercero y soLos juietos, las opiniones y las profecías Holmes que le hacían por turno dos hernio- berbio discurso. Ninguno de los cargos que que se hicieron fueron numerosas, lo misha hecho el orador liberal ó republicano ha mo que las consecuencias que de tal deter sas mujeres, sus favoritas... Porque este hombre, al cual algunos cro- quedado desfasado. Es una tradición parla- minación del Gobierno sacó cada comentamentaria en opo a ¿ones el afirmar nistas viajeros nos han pintado como un en- tundamente lassus rectificaciones que ro- rista. en to- -No habrá sesión permanente porque el fermo desesperado, Heno de riquezas, decré- dos los argumentos hechos contra el Gopito y acabado, ya le veis... A los sesenta y bierno han quepado en pie y que el Cobier- Gobierno no se atreverá á proponerla- -decía Hno. siete años cumplidos, todavía para pasar las no no ha logrado destruir ninguno noches distraído necesita dos señoras que le- -Sí la habrá, porque así lo ha anunciado Las discusiones sobre la totalidad de los el Sr. Maura- -contestaba otro. lean cosas. -La sesión permanente será tan sólo Y esto, la víspera de abandonar ei trono... proyectos dan ocasión á lo que se llama dees una curiosa manera de despedirse del bates levantados ó de altura En estos para la aprobación del art. i. del proyecto debates no se habla para nada del proyecto de comunicaciones marítimas. poder. que se discute. Lo corriente es que se trate- -El artículo i. y el 17. J 05 Í JUAN CADENAS. de. la poütica general del Gobiernos. Que- -No; será para aprobar todo ei pioyecto. dábamos. JI que un orador de la. cj. n. osición- -T n i mitinrías se retirarán Abul. MADRID AL DÍA LA OBSTRUCCIÓN I F H i W H raunnmitillIlIIIlM 1 1