Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 6 DE MAYO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 7. dlsg! i3 tos, porqus claro está que la combinación le quiebra con frecuencia. Y prueba lo que decimos, aparte de otros procesos que se le lian seguido, el que determinó la vista ayer tarde celebrada en la Sección tercera de la Audiencia. Luis He- rranz lo manifestaba al Tribunal en una declaración de sinceros tonos. Yo- -decía- -aie encontraba necesitado. Supe que Ruperto tenía íntima amistad con Ronianones, y á él me dirigí para que me colocara. ¿Qué deseas me preguntó solicito. -Un destinillo cualquiera, algo que me permita vivir honradamente- -le contesté. ¿Teconvendría ser empleado del Ayuntamiento de uadalajara? -Encantado, amigo Ruperto- -repliqué, -porque los empleados municipales suelen hacerse viejos en los cargos que desempeñan... -Pues hecho; déjame una nota. -Yo- -añadió Herranz- -hice lo que me indicó el procesado, y le di además unas pesetas que me pidió. Poco después repitió la demanda, y algunos días más tarde fui víctima de otro sablazo, Total, 40 pesetas y el destino en las nubesCité á Marcos, le exigí que me cumpliera su palabra, y, en vista de que no me contestaba más que con evasivas, decidí denunciarlo, y entonces, ¡ay de mil, me convencí de que había sido objeto de una estafa. El fiscal opina lo mismo que el perjudi- cado y entiende- -así lo maniiestó á la Sala- -que procede imponer á Ruperto la pena de un año y un día de presidio correccional. La defensa, á cargo del Sr. Gil, sostuvo que si Luis Herranz había entregado á Marcos algunas cantidades hízolo para probarle que estaba agradecido á las gestiones jue realizara con el fin de buscarle un destino, pero en modo alguno porque lo engañara el procesado. D O R RAPTO En la Sección cuarta se r celebró á puerta cerrada la vista de una causa seguida contra un jo n muy conocido en Madrid. Al fiscal acúsale de rapto de una linda costurera, y pide que se le imponga un año y ocho meses de prisión; pero el acusador privado solicita nada menps que catorce años de reclusión para el hoy infortunado galán. La defensa, encomendada al Sr. Olivares, entiende que el hecho de haberse fugado con la novia no constituye delito, y abogó ayer en su informe por la absolución. UN PASANTE 1,3. nueva Sección se propone imprimí gran impulso á los estudios astronómicos, sísmicos y geodésicos en nuestro país, poí niendo en comunicación directa á cuanta! personas se dedican á esta clase de investí gaciones en España. Al acto asistieron, entre otras mucha personas, el director del Observatorio ák San Fernando, Sr. Azcárate; el de Madricf, Sr. Iñiguez; el del Observatorio del Ebr P. Cirera; todos los astrónomos del de Mdrid, el general Coucas, los jefes de la A. mada Sr. Gutiérrez Sobral y Navarrete, lo catedráticos de la Universidad Central s ñores León y Ortiz, Castro y Pulido, Sim rro, Bolívar, Carracido y Octavio de ToL do; el director del Mapa geológico, D. Luijs Mariano Vidal; el coronel de Ingenieros Sr. Vives, el profesor de la Escuela Superior de Guerra Sr. Correa, el ingeniero geógrafo Sr. Mier, el P. Ángel Rodríguez, ex director del Observatorio del Vaticano, etc. etc. Estuvieron representados el Observatorio de Fabra, el de Iguddo, el Instituto Central Meteorológico, el auditor de Guerra D. Oataviano Romeo y el capitán de Estado Mayor Sr. López Soler, la Asociación de la Fiesta del Árbol y la Escuela Náutica de Barcelona, el Sr. Landerer y el Sr. Rauricp, y otros muchos especialistas y establecimientos que no recordamos. Mientras, Rosario y su madre huyen de la prisión. Al levantarse el telón para el tercer cuadro kan transcurrido tres años. La guerra iias -jauonesa está en su apogeo. La escena representa un campamento ruso, en el que ocupa una avanzada el destacamento mandado por el sargento, ascendido á oficial. Llega una caravana de bohemios, entre los que figura Rosario, que baila y alegra á los soldados con sus danzas. El oficial la reconoce y la gitana se estieme. ee de terror; su madre la entrega un puñal para que se defienda en caso de apuro y la recomienda valor. Solos el oficial y Rosario, el cosaco la brinda nuevamente su amor, y al intentar acercarse, la gitanilla le clava el puñal. Pero el oficial es fuerte, y oprimiéndola el brazo la hace soltar el arma y penetrar en la tienda. Suena en este instante el estampido del cañón, silban las balas de fusilería y los soldados acuden á la pelea. Sale Rosario de la tienda é intenta huir, pero una bala perdida la hiere en el pecho y cae muerta. Pasan algunos instantes y vuelve el oficial; al ver el cadáver de su amada, jura vengarla, frenético de furor. L i vieja se arrodilla y reza ante su hija muerta. Cáela nieve, que envuelve en blanco sudario el cadáver. Lejos se escucha el fragor de la batalla... Este es, ligeramente narrado, el argumento déla pantomima que en la sección de las nueve y tres cuartos estrenará esta noche en la Zarzuela la bella Guerrero. El teatro estará seguramente lleno. Su temperamento artístico se adaptará admirablemente al ambiente triste de la nueva creación, en la que podrá lucir Siis admirables facultades, y no es aventurado asegurar que el público madrileño habrá de encontrar muy de su agrado la nueva pantomima y que llenará el teatro para aplaudirla. LA BELLA GUERRERA Este es el tit u l o de la pantomima trágica y de gran espectáculo que estrenará esta noche en el teatro de la Zarzuela la eminente artista Rosario Guerrero. I Los dos primeros cuadros de Rosario la gitanilla ocurren en Rusia; el último, en la Mandchuria. Al levantarse el telón inícianse ya las tintas del amanecer. Es día de fiesta en una aldea rusa. Una caravana de bohemios espera, reposando, el momento de que amanezca. Figura en la caravana una precioia muchacha. Rosario la gitanilla se liama, ly todos se desviven por verla bailar, por recibir una sonrisa, una mirada. Rosario ama al aldeano Petrof, y amparados por ia noche, Rosario, y su amante, alejados de la caravana, entonan un dúo de amor; pero el sol luce ya en el horizonte, y al regresar la gitana al lugar en que sus compañeros duermen, un sargento de cosacos que la ama con locura la cierra el paso y quiere abrazarla. Despierta una bohemia, Bla madre de Rosario, y con ruegos y súplicas disuade al cosaco, que se aleja jurando vengarse de los desvíos de la gitanilla. Van llegando los aldeanos, y Rosario baila ante ellos una danza gitana coa sabores de tango; pero el tañido de la campana anuncia la misa, y losüldeanos abandonan la escena, quedando solos un momento ja gitanilla y Petrof. Este la pide una prueba de amor, y Ros rio se arranca un brazalete, ¡ue le entreg, grácil y ligera se aleja, penetrando en iglesia. ¿51 sargento llega, ve á Petrof contempla: do el brazalete, y en un arranque de celos le asesina y huye. Terminada la misa, regresan los aldeands, que contemplan aterrados el cadáver de Petrof; el brazalete que conserva en sxs crispadas manos acusa á Rosario. El mismo sargento la denuncia, y la gitana es reducida! á prisión. Aparece un calabozo en el segunao cuadro. La vieja bohemia trae con la comida de Rosario, que se encuentra presa, una b tella de vino, en el que ha echado un narcótico. Borracho el carcelero, acepta el coi vite de la vieja, y queda aletargado. R OSARIO LA G 1 TAN 1 LLA A cademia de Jurisprudencia. Esta ñocha, á las nueve y media, en la Sección segunda, continuará la discusión de la Memoria del Sr. Silvela Breves disquisiciones acerca de la juventud delincuente tienen pedida la palabra los señores Aragonés, Rodríguez llanos, il Mariscal, Saez lozana y Allendesalazar. JK sta tarde, á las seis y media, continua ián las importantes sesiones organizadas por la Asociación de Agricultores. Disertará el Sr. D. Ignacio irona, cuya competencia es tan conocida, continuando el estudio sobre el -Plan de reconstitución agraria de España progreso de las esencias. El martes se celeferó en la secretaria del Ateneo una reunión para constituir la Sección de Astronomía y Física del globo, de la Asociación española para el progreso de las ciencias. Y CENTROS TflRO NACIONAL El domingo último ter minaron el Concurso preparatorio y el iecord de tiro que durante el pasado mes de Abnl se han celebrado en el campo de la Moncloa, y el mismo día, el digno y entusiasta presidente de la Sociedad, Excino. Sr. D. Francisco Moragay, distribuyó los premios acordados, que han sido los siguientes: Medalla de oro al Sr. Oitega, y de plata á los Sres. D. Arturo Fernández y D. Luis Calvet; diploma de tirador á los Sres. Bento, Visedo, Sánchez (D. Atheniógenes) Guisasola, Olalde, Andesovert, R. Calvache, Cifuentes, Mena y García Campz; 30 pesetas al señor de Olalde, 25 al Sr. Visedo y 20, respectivamente, á los señores Anderovert y Beato, 15 pesetas á los Sres, Jiyrnández Ros, Sánchez (D. Atheniógenes) Martín uisasola, Pérez Navas, R. Calvache (D. jesús) Catalán, Vilaseca, Gómez y Suárez, y 10 pesetas á los señores Via des (D. José) Moratvlla, Cifuentes, Ramos, Pacios y Domínguez. Él sexo bello dio una nota altamente simpática: las señoritas doña Asunción y doña Espeianza 5 tnez Luengo se inscribieron para tomar parte en los ejercicios de tiro, y el Jurado, queriendo premiar esta loable iniciativa de tan esforzadas y bellas jóvenes, así como su destreza, las concedió diploiha de mérito, distinción que fue muy bien aaogida por el público. Satisfechos pueden estar los que se preocupan por fomentar en nuestro país la afición al tiro, pues en los Concursos de referencia la concurrencia de tiradores ha siáo extraordinaria, el entusiasmo despertado muy grande, y los resultados obtenidos sumamente satisfactorios, hasta el extremo da