Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 5 DE MAYO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 9, acuerdo en que el Concejo de Hartford expresa la profunda gratitud y el aplauso con que esta ciudad ha visto el testimonio de aprecio y el recuerdo dedicado por Es paña á un hijo de Connecticut, que es tamb i é n un bienhechor de la humanidad Haee Gonstar asimismo que el tributo de la Saciedad Odontológica Española figura ya entre las ricas coleeciones públicas del Ateneo, y se dispone que la 1 espuesta de Hartford al homenaje de la Sociedad madrileña sea enviado á la eorte por mediación del señor D. Ramón Pina, ministro de España en los Estados Unidos. En un ángulo del primer pliego figura exacta reproducción de la histórica Casa del Ayuntamiento de Hartford. Al frente del pliego segundo va el escudo de armas de España, y en el tercero, el Ateneo de Wadsworth, uno de los monumentos arquitectónicos más notables de la bella ciudad. El alcalde y los concejales firman dicho amistoso mensaje, que saldrá esta semana de Hartford para Washington y Madrid. cuello y le ahorqué colgándole de la rama de un árbol, después de haber estado meditando toda la noche. Ifi ahorqué porque sabía que me había querido y porque jamás dio motivos para ser objeto de mi odio; le ahorqué porque era lo único que no merecía; le ahorqué porque haciéndolo cometía un pecado mortal que llegaría á colocar mi alma- -si esto es posible- -hasta fuera de la infinita misericordia de ese Dios terrible que todo lo sastiga, pudiendo perdonarlo todo. I, a noche de aquel mismo día eu que co metí la cruel acción fui súbitamente desSECCIÓN LITERARIA pertado por los gritos de ¡fuego! Ardíau los cortinajes de mi lecho. Toda la casa ardía. Sin pensar en salvar nada, logramos libertarnos de la muerte mi esposa, uno de mis criados y yo. I, a destrucción del edificio fue CUENTO POR EDGAR A. POE casi total, y total la de mi fortuna. Desde aquel día me entregué á la desesperación. II No es que pretenda una relación de causa na noche que regresaba yo de una orgía á efecto entre mi desastre y mi bestial haalgo más ebrio que de costumbre, ima- zaña. Estoy por encima de toda flaqueza suginé que el gato esquivaba mi presencia. persticiosa; sólo enumero una serie de heQuise cerciorarme y me fui tambaleándonie chos constitutivos de una cadena de la cual, hacia él; pero rehuyó mi encuentro. Entoi- á ser posible, no quiero olvidar ningún esÍ OMICO Esta noche celebra Enrique ces le cogí fuertemente, y él, asustado por labón. Al día siguiente del incendió visité mi violencia, me mordió levemente un dedo. las ruinas. Exceptuando una, todas las pa Chicote su beneficio. En el programa figura, entre otras nove- Un furor demoniaco se apoderó de mí en el redes se habían hundido; aquella pared era dades, un asalto de a rmas en el que toman mismo instante. Desconocíame. Una nube una de las que formaban mi cuarto, preeiparte tiradores de la Escuela Española de de sangre cegó mi vista; mi primitiva alma samente la que correspondía á la cabecera Esgrima, en obsequio al beneficiado. El bondadosa huyó de mí, y sentí palpitar en de mi cama. Yo atribuí al hecho de haber asalto á espada más notable ser- á el de Án- cada fibra de mi ser una perversidad hiper- sido blanqueada hacía poco tiempo su rediabólica, infinita, saturada de gin. Saqué sistencia contra un fuego tan violento y de gel gancho con Enrique Chicote. A las nueve y tres cuartos se estrenará la un cortaplumas de uno de mis bolsillos; le vastador. Cuando llegue alrededor aei muro, se zarzuela de reputados autores Las lindas pe- abrí, eligiendo la hoja más acerada; agarré al pobre Pintón por el cuello, y con refina- agrupaban crecido número de personas, que rras. miento cruel, no de uno, de varios golpejs, parecían examinarlo con atención viva y p SLA VA En la próxima semana celebra- hice saltar uno de sus ojos de la órbita. ¡Me minuciosa. L ¿as palabras ¡extraño! muy -r á su beneficio la primera tiple desprecio! ¡Tiemblo al describir esta acción raro! y otras parecidas excitaron mi s rio (Juanita Manso con un variado programa, culpable y malévola! áidad. Me aproximé á ellas, y entonces, anuen el que figura el estreno del cuadro lírico, Cuando por la mañana recobre la razón I y blada la vista por el terror, en tensión hooriginal de Fiacro Irayzoz, música del maes- hube disipado los vapores sangrientos e rrible mis nervios, pude ver el fenómeno que tro Alvarez del Castillo, Viva la libertad! mi exaltación nocturna, experimenté un excitaba sus exclamaciones. Como un feajo sentimiento mezcla de remordimiento y de relieve esculpido en CALÓN VENECÍA Siendo muchas las terror. Pero confieso que era un sentimiento se veía agigantada lala ahumada superficie, figura prodigiosamen personas que no pue- vago y equívoco el que sentía. En muy poijio un en torno de su cuello den asistir á las funciones de la noche, y, tiempo logré anegar en vino aquel recuerdo te exacta deparagato, y borroso, pero para mí había algo, todos por lo tanto, no pueden admirar el original pavoroso. I de una claridad espeluznante. L. o que había trabajo de Mlle. Nudita, la Empresa ha deEntre gato curaba lentamente. cidido que todas las tardes, á las siete y me- La órbitatanto, elperdido tenía un lamenta- en derredor del cuello era una cuerda. del ojo dia, actúe dicha artista. ble aspecto; pero Plutón no parecía sufrir y i. (Se continuará. Trabajará también á las diez y cuarto y Iba y venía por la casa pacíficamente, co n once y tres cuartos. su blando andar, lento, solapado y sin rdido. Pero en cuanto me veía se erizaba su negro pelo, huía aterrorizado y de su sangrienta órbita parecía que iba á surgir un CL 1 SMO El Comité de la primera re- nmevo ojo. Aun quedaba en mí algo de mi pfn la calle del Espíritu Santo se desarro -gión de la Unión Velocipé- antiguo yo, para no sentirme apenado al lió ayer tarde un sangriento suceso, en dica Española ha organizado dos carreras verme objeto de antipatía por parte de un el que el amor y la navaja han desempeñade campeonato ciclista de Castilla la Nue- ser que tne habia, amado tanto. No obstan- do los principales papeles va, que se correrá el próximo domingo, día 9. te, este bello sentimiento fue substituido De los informes recogidos en ei rugar del I, a salida se efectuará en el kilómetro 3 por un estado de permanente irascibilidad. suceso, parece resultar que Remedios Marde la carretera de Toledo, á las siete de la Despertó entonces, para mi final caída irre- tín, mujer de treinta y ocho años y no mal mañana. vocable, el espíritu Perversidad que todos parecida, ha vivido hasta haca pocos meses Hasta ahora hay inscriptos once corredo- tenemos adormecido en un hondo repliegue en compañía de un camarero, llamado Francisco Ramos García. res, y podrán inscribirse aún hasta pasado del alma. mañana, dirigiéndose al secretario de la CoEste fue recluido hace algunos meses en I a Filosofía no estudia este estado, y, sin misión deportiva, en el paseo de la Caste- embargo, yo no estoy más seguro déla exis- una casa de salud por padecer ataques cellana, 6 duplicado. tencia de mi alma que de la influencia ejer- rebrales, y apenas dado de alta en aqu ¿l esI, os premios concedidos son los siguientes: cida por el instinto de perversidad, que, evi- tablecimiento se dirigió al antiguo nido de i. Premio de honor de S. M. el Rey, dentemente, es una de las impulsiones pri- sus amores. 250 pesetas; premio de los industriales de mitivas del corazón humano; facultad disPero en el momento de llegar á la casa, Madrid, 250 pesetas; total 500 pesetas y tí- tinta, indivisible y primordial, que escribe Espíritu Santo, 31, vio que Remedios salía, tulo de campeón. palabras aciagas en el destino de los hom- no sola, sino acompañada de un hombre. 2 Escribanía de plata del Ayuntamien- bres. ¿Quién no ha cometido cien veces una Francisco, armado de una navaja de granto de Toledo, 250 pesetas de industriales de acción necia ó vil sólo porque debía come- des dimensiones, se arrojó sobre Remedios Madrid. terla? ¿No sentimos una inclinación, á pesar ocasionándola varias heridas. Conducida la lesionada á la Casa de So- 3.0 Premio de los ciclistas de la 6. a re- de la claridad de nuestro discurso, á violar gión (Barcelona) 200 pesetas y una sirena todo lo que constituye ley, sin otra razón corro del distrito, fue auxiliada por los méde los Sres. Mestre y Bladge. que constituirla? Fue esta insondable pa- dicos de guardia. ¿as heridas que le había causado Francis 4.0 Premio del Comité y Cuerpo consu- sión anémica, este incomprensible deseo del a lar de la i. región (Madrid) 190 pesetas. espíritu de torturarse á si mismo, de violen- co, salvo una profunda en el cuello, eran de 5.0 Premio de D. Manuel Aedo, 150 pe- tar su propia naturaleza, lo que rne obligo át escasa importancia. (Terminada la cura de urgencia, Remedios setas. finalizar el suplicio con que castigué la in 6. De la Cámara Sindical del Ciclismo culpabilidad de aquella bestia inofensiva. ingresó en el hospital de la Princesa. El agresor quedó á disposición del jueg y Automovilismo, roo pesetas y un jersey y Una mañana, con la mayor sangre fría, coun par de medias del Sr. García Suárez, loqué un nudo corredizo en derredor JejuT de guardia. 7.0 De industriales de Madrid, 75 pesetas. 8. De industriales de Madrid. 50 pesetas. Un reloj de oro de ley, de D. Carlos Coppel, al primero que llegue al viraje. Medalla de plata sobredorada, de don Eduardo Baylín, al orimer amateur que entre en la meta. Medalla de plata, de D. Julio Ucha, al segundo amateur que entre en la meta. EL GATO NEGRO ir NOTAS TEATRALES DE SPORTS EL CRIMEN DE AYER