Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 28 D E A B R I L D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 7. mlnísüo. Manifiesta que si él habló de la jurisdicción militar fue teniendo en cuenta que en los despachos oficiales se acusa á los vecinos de Osera de haber agredido á la fuerza pública. Por lo demás- -añade, -yo soy tan partidario de los procedimientos ordinarios; que por defenderlos tuve que abandonar una vez el Poder. (Muy bien, en las minorías) Extraña que el fiscal de Orense haya necesitado de excitaciones del ministro para saber que había delitos que perseguir en Oseia. Recordando el art. 17 de la ley vigente de 1900, exclama elSr. Montero, dirigiéndose al ministro: Ese artículo, si S. S. no lo ha olvidado, lo ha destrozado, porqwe lo ha infringido de todos modos. Si quiere pruebas, se lo demostraré á S. S. Cuanto al baldaquino, fuera artístico, fuera de gusto deplorable, es un hecho que formaba parte del altar de la iglesia de Osera y se ha querido arrancar violentamente. Y lo censurable es que para apoderarse de ese baldaquino de mal gusto haya intervenido la Guardia civil y hayan resultado siete muertos. Rectifica el ministro de GRACIA Y JUSTICIA. Ya sé- -dice- -que tema que intervenir en este asunto la jurisdicción militar; pero á mí no me incumbía sino lo que afectase á la jurisdicción ordinaria. El Sr. MONTERO: Cumplir con la ley es lo que tocaba á S. S. tAcaso á estas horas- -continúa el MINISTRO- -actuarán ambas, sin perjuicio de que en momento oportuno prevalezca la que deba prevalecer. (La Cámara acuerda se prorrogue la primera parte de la sesión por menos de dos ¿oras. Rectifica el ministro de la GOBERNACIÓN, insistiendo en las manifestaciones que sobre los sucesos y la conducta de las autoridades ha hecho ante la Cámara. El Sr. FERNANDEZ CARO indica la conveniencia y necesidad de que se substituya el armamento de la Guardia civil, en evitación de desgracias por imprudencia temeraria. Estima el ministro de la GOBERNACIÓN que tal problema es de solución difícil, y que lo mejor sería substituirla á tales servicios en los pueblos por otra fuerza, como con la reorganización de la Policía se ha hecho en las grandes ciudades. El Sr. FERNANDEZ CARO se pronuncia por la adopción y empleo del remington. Después de algunas consideraciones de ios Sres. GUITÓN y LABRA, queda pendiente el debate para continuarlo mañana, dándole preferencia en el orden del día. Pídelo así el Sr. RODRIGAÑEZ, que renuncia á continuar su interpelación sobre los sucesos de Madrid, por juzgar éstos de más gravedad y dignos de prelación. Ruega que en el Diario de Sesiones se publiquen los datos que acerca de los detenidas y procesados en Madrid solicitó. ORDEN DEL DI atosigue el debate de REQ 1 MEN LOCAL Al art. 103 apoya una enmienda el Sr. HERRERO, quien, después de contestarle el Sr. Montejo, la retira. -Se suspende este debate. Y dada cuenta del despacho ordinario, se levanta la sesión á las siete y media. El señor PRESIDENTE: Puede S. S. lia cerlo, con mucho gusto. ElSr. MORET: Para decir solamente. que, dado el giro especial que se ha dado al debate y las manifestaciones hechas por el jefe del Gobierno, la minoría liberal votará en pro del dictamen por entender que la honorabilidad del Gabinete es tan pura, honrada y diáfana, que no inspira la más leve sospecha. Nos reservamos nuestro derecho á tratar de los hechos posteriores. (Bien, en gran parte de la Cámara. Los Sres. LLORENS y VENTOSA, en nombre, respectivamente, de las minorías carlista y solidaria, suscriben las palabras del Sr. Moret. El Sr. URZAIZ, en medio de ios rumores de la Cámara, que está impaciente por votar, pronuncia un discurso repetición del que ayer pronunció. Dice que D. Melquíades Alvarez, que habló del honor perdidp del Gobierno, se ha marchado á Asturias; acusa de contradicción á todos los oradores que han intervenido y vuelve sobre varios incidentes de la discusión. Comienza la votación, y el Gobierno se presenta en la sala de sesiones. El resultado es 149 votos (de mayoría y minorías) en pro del dictamen, y ocho en contra, de los Sres. Cervera, Nougués, Romero, Galdós, Caballé, Llórente, Urzáiz é Iturralde. Los Sres. MORÓTE y ROMERO denuncian abusos electorales. Se reanuda el debate sobre las comunicaciones marítimas ElSr. FERNANDEZ LATORRE apoya una enmienda al artículo primero del proyecto. Le contesta en nombre de la Comisión el Sr. NA y ARRETE y se desecha en votación ordinaria. Intervienen brevemente para alusiones los Sres. POGGIO y VILLANUEVA, y el Sr. VEGA DE SEOANE defiende otra enmienda que tampoco se toma en consideración, después de contestarle el Sr. Cañáis. Se suspende el debate y se levanta la sesión SESIÓN DEL DÍA 27 DE ABRIL DE 1509 p 1 Sr. Dato declara abierta la sesión á las tres y cuarenta y cinco minutos. En los escaños y. tribunas, escasa concurrencia, y en el banco azul, los ministros de Gobernación y Fomento. Pide la mayoría votación nominal; verifícase ésta lentamente y es aprobada el acta por 73 votos. RUEGOS Y PREGUNTAS El Sr. LUNA dirige un ruego al Gobierno. ORDEN DEL DÍA LO DEMAC 1 AS LA MEJOR CASA ES CONFECCIONES Continúa la discusión sobre el dictamen de la Comisión de Peticiones referente á la denuncia del Sr. Macías. El Sr. MACIA interviene para alusiones. Reconoce la perfecta honorabilidad del Gobierno, cuya conducta legal y correcta elogia, pero combate el proyecto de escuadra. (Toman asiento en el banco azul los señores Maura y Ferrándiz. El Sr. NOUGUES hace uso de la palabra, también para alusiones. Pregunta á la Comisión por qué tomó en consideración la denuncia del Sr. Matías en vez de decidir sobre ella que no ha lugar á deliberar El Sr. MORA (D. César) de la Comisión, manifiesta que la Comisión, teniendo en cuenta la importancia del asunto, la calidad de funcionario público del denunciante y la actitud. de varios diputados, creyó que lo más conveniente era que el asunto se tratase en pleno Congreso. El Sr. NOUGUES rectifica, relatando los incidentes desarrollados en todo este debate Dice que necesita más tiempo para poder estudiar el expediente y declarar si el Gobierno es ó no culpable de prevaricación. Dice, con referencia á sueltos de un diario inglés, que un pariente del presidente del Consejo de ministros ha estado en relación con la casa Vickers, aunque hace la salvedad de que no cree exacto tal aserto, entre otras razones, porque desconoce la seriedad del periódico que lo publicó. El presidente del CONGRESO: Pues entonces no debía recoger S. S. esos rumores. El Sr. ROMERO pide que se oiga en el Congreso al Sr. Macías para ver si quiere decir en qué se había fundado para hacer la denuncia. El presidente del CONSEJO DE) MINISTROS contesta brevemente á los oradores que han hecho aso de la palabra. Con motivo del rumor que ha recogido el Sr. Nougués, dice que el conde de la Mortera D. Gabriel Maura) ha ido á Londres en cumplimiento de una misión diplomática como es público y notorio, y califica de idea de. circo, patraña grotesca, la exposición del rumor recogido por el Sr. Nougués. Excita á los diputados á que estudien el expediente. El Sr. NOUGUES dice que sus palabras no merecen los duros epítetos que aplicaba el Sr. Maura. Dice que cree servir mejor así al Gobierno que los que se acercan con frecuencia al banco azul siendo de la oposición. (Rumores. El señor PRESIDENTE: Se va á votar el dictamen. El Sr. ROMERO: Con nuestra protesta, porque no somos siete para pedir votación nominal. (Se ponen en pie para pedirla con el Sr. Romero los Sres. Nougués, Cervera, Urzáiz é Iturralde. El señor PRESIDENTE: Entonces será nominal. El Sr. MORET: Quisiera, explicar mi voto brevemente. LA DENUNCIA El jefe de la jurisdicción de Mariña en esta corte envió al ministro ayer- mañana el acta del tribunal de honor que juzgó la conducta del Sr. Macías y la correspondiente comunicación oficial aprobando lo hecho. Dicho fallo fue remitido ayer mismo p or el general Ferrándiz al Consejo Supremo de- Guerra y Manna jz- s jle jcreer- jue hoy lo tendrá ya despachado este alto tribuna que sólo entenderá de este asunto en cuanto afecte á la forma del procedimiento, por si se ha infringido lo prescripto para la constitución y resoluciones de los tribunales. El ministro pudo, en uso de sus facultades, dar por terminado el asunto esta mañana, conformándose con el fallo; pero ha querido dar mayores garantías á ayer resolución elevándola al Consejo Supremo. Si, como se espera, hoy evacúa el Consejo Supremo su cometido, inmediatamente dictará el ministro la correspondiente Real orden separando del Cuerpo Jurídico de la Armada al Sr. Macías. u e m o s oido decir que la Junta directiva a de La Peña ha acordado dar de baja en sus listas de socios al Sr. Macías, teniendo en cuenta el fallo dado por el tribunal de honor de auditores y tenientes auditores de Marina, T RiBUNAL DE HONOR