Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 8 C. M A R T E S 27 D E ABRIL D E 1909. EDICIÓN i- a PAG. 7. Iquéllos, ingenieros navales, artilleros, jóvenes, ilustrados, que han viajado mucho y estudian con entusiasmo todo lo moderno. Los tres generales, muy dignos, pero en funciones propias de su edad, y alguno de ellos, como el Sr. Spottorno, del Cuerpo Jurídico y competentísimo en materias legales, hablando en su voto particular de cosas técnicas que competen á otros Cuerpos. Aquel informe termina proponiendo las modificaciones que pueden hacerse para mejorar todavía las condiciones de los buques. Hace después con la misma minuciosidad el estudio de los votos particulares. Refiriéndose á uno de estos informes, recuerda que e dice que la casa Ansaldo ofrecía colocar á todos los marinos excedentes. La cita arranca algunos rumores y protestas de varios diputados, entre ellos el Sr. VEGA DE SEOAÑE, que interrumpe al orador: Su señoría no tiene derecho á decir eso. El Sr. MORÓTE: Está en el expediente. A iií me tienen completamente sin cuidado ias tres casas, porque ninguna de las tres cae va á colocar. Resume el orador cuanto ha dicho para concluir diciendo que cuando personas técnicas no logran ponerse de acuerdo, no se debe condenar al Sr. Matías, que ha obrado seguramente de buena fe, en la creencia completa de que prestaba un servicio á su nación. -Si el expediente se hubiera mostrado íntegro desde el primer momento, este debate 110 habría venido. Todo el mundo se hubiera convencido de que el proyecto de la casa Vickers era el más ventajoso. ¿Que la adjudicación estaba prevista? ¿Y qué? Es lo mismo que cuando á unas oposiciones se presenta un hombre de tan excepcionales aptitudes que en cuanto él se presenta dice todo el mundo: Para él es la plaza. Y, en efecto, lo es. Pero ¿y qué? ¿Vamos por eso á llamar prevaricadores á los jueces? (Aprobación en distintos sitios de la Cámara. Ya sé que mi intervención en este asutí 10 se interpretará de distintos modos. No me importa. Para mí era un deber de justicia. Y vosotros tened en cuenta que esta justicia viene de un periodista y de un republicano. (Aprobación en toda la Cámara. El Sr. URZAIZ consume el tercer turno, mostrándose sorprendido de que se haya apartado el Congreso en esta discusión de 3 a cuestión legal para entrar en la técnica, abordando una cuestión tan complicada y tan compleja como la adjudicación de la escuadra, que no es ahora ocasión de debatir. Dice que es indiscutible que hay un estado de opinión hostil á los Gobiernos, estableciendo un paralelismo entre la política contemporánea portuguesa y la española. Pide luego la lectura de los artículos relativos á las peticiones, para insistir en que el escrito del Sr. Macías no debió pasar nunca á esta Comisión por no tener tal carácter. Anuncia que votará en contra del dictamen, y pide que se traigan al Congreso la escritura de constitución de la Sociedad de construcciones navales y la carta de la casa Krupp al ministro de Marina. El presidente del CONSEJO manifiesta que el primero de esos documentos está en el libro publicado por el ministerio de Marina; el segundo, no, porque no forma parte del expediente. Se opone á que se desglosen documentos sueltos para oublicarlos separadamente. Sostiene que la tramitación que se ha dado al escrito del Sr. Macías ha sido la reglamentaria, puesto que el Sr. Macías, al enviarlo al Congreso, fue porque creía que en él habría siete diputados que recogieran la acusación, y siete hombres como él. En el momento de ir á terminar el discurso dice, dirigiéndose á la Cámara, que el ministro de Marina le acaba de advertir que, en efecto, no aparece en el libro el documenta á que se refería el Sr. Urzáiz, y ofrece que figurará en la nueva edición que se está haciendo El Sr. URZAIZ pide que ambos documentos se inserten en el apéndice del Diario de Sesiones. El señor ministro de la GOBERNACIÓN, que acaba de entrar en la Cámara, se hace cargo de las preguntas y manifestaciones de los Sres. Gullón y Montero Ríos sobre los sucesos de Osera, y para contestarlas lee previamente los partes oficiales que respecto de tales disturbios ha recibido y una referencia ampliada que en conferencia teSESIÓN DEL DÍA 2 S DEABkiL. DE 1909. legráfica le ha comunicado el gobernador I a abre el general Azcárraga á las cuatro de la provincia. En esta referencia consta que los muer- menos veinte, hallándose en el banco azul los ministros de Estado y Gracia y Jus- tos son siete. ticia. Dice el ministro luego que él ha ordenaFue leída y aprobada el acta de la sesión do que se abra una escrupulosa información sobre esos hechos, y ha de suspender su juianterior. LOS SUCESOS DE OSERA cio hasta que conozca el resultado de esta información. Hace uso de la palabra el Sr. GULLON El Sr. GULLON lamenta que no se haya ocupándose de los graves sucesos de Santa podido dilucidar el asunto á primera hora. María de Osera (Orense) censurando la conColige de los despaehos leídos que la ducta del prelado de la diócesis y del go- Guardia civil entró en Osera con el firme bernador de la provincia, así como el pro- propósito de tomar la iglesia, costase lo que ceder del teniente de la Guardia civil que costase. fue á apaciguar al pueblo insubordinado, y Sospecha que sea, considerable el núinert pidiendo explicaciones al Gobierno sobre de heridos caando son siete los muertos, tales sucesos. El MINISTRO: Cuatro, creo. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA exEl Sr. GULLON: Es extraño que sean cusa la ausencia del ministro de la Gobernación, á quien compete contestar, porque tan pocos cuando la puntería de la Guardia en tales momentos ha aceptado en el Con- civil ha sido tan certera sobre masas inerarmadas. greso una interpelación del Sr. García Prie- mes ó mal la conducta del prelado, de quien Deplora to sobre el mismo asunto. no se explica que apelase para imponer su Rectifica el Sr. GUITÓN, esperando á voluntad á un pueblo á los maüsers de la que esté presente en la Cámara el ministro benemérita. de la Gob nacón oara volver sobre el Con igual severidad juzga la conducta asunto. del gobernador civil prestándose á enviar El Sr. MONTERO RÍOS, después de ha- Guardia civil sin más que porque lo pidiq cer historia del monasterio de Osera, cedido un prelado. por el Concordato en 1859 á la Iglesia y reEspera que se determinen las responsa? (vertido luego al Estado, explica la indigna- bilidades y se aplique la corrección donde ción del pueblo, exacerbada por el temor y sea de justicia, la sospecha de que el prelado quisiese apoEl ministro de la GOBERNACIÓN no ve derarse del retablo de dicho monasterio. que en todo ello haya más que una desgra- Cree natural que el pueblo defendiese cia, que todos lamentan, por la obstinada contra todo y contra todos lo que como de ceguedad y resistencia de los amotinados. su propiedad le pertenece y no le debe ser Justifica y defiende la conducta del go- j arrebatado. Lamenta los extremos á que se bernador, que sólo envió fuerzas ante segu j ha llegado. ridades de que no ocurrirían disturbios y Contéstale el ministro de GRACIA Y JUS- de que á la presencia de la Guardia civil TICIA, remitiéndose á lo ya manifestado. los vecinos exaltados se apaciguarían y de- El ministro de la Gobernación podrá expli- jarían seguir las obras necesarias en la car los sucesos, de los cuales tendrá com- iglesia. pletas noticias. A él no le ha sido comuni La fuerza pública tiene sus deberes que cada ninguna. Sin más se entra en el cumplir, y al verse reiteradamente agredí- ORDEN DEL DÍA da, sin que valiesen las exhortaciones del, Es aprobado sin discusión el dictamen de oficial que la mandaba, cumplió con su de- la Comisión de Actas proponiendo sea ad- ber; aunque lamentemos lo ocurrido, no te- mitido al ejercicio del cargo de senador el nemos motivo para no aprobar la conducta, obispo de Vitoria, Sr. Cadena y Electa, elec- de las autoridades. El Sr. DAVILA interrumpiendo: ¡Pa. eS to por el arzobispado de Burgos, que ha que se siga matando! probado su aptitud legal. Concluye el MINISTRO manifestando, Continúa el debate sobre el proyecto de que de los cuatro heridos murieron tres, RÉGIMEN LOCAL. sumando siete muertos, y sólo resulta tin Rectifica si Sr. PALOMO, aportando nue- herido. El Sr. GULLON, al rectificar, advierte vos argumentos para demostrar la pertinencia de su enmienda al art. 103, que en la se- cómo en la Guardia civil no ha habido basión del viernes quedó pendiente de delibe- jas, aunque los telegramas oficiales relatan que los amotinados agredieron desde la toración. El PRESIDENTE llama la atención al rre, desde la puerta del convento y de la orador para que se ajuste concretamente á iglesia Cree que no debió bastar el certificado de lo que en su enmienda propone. Se promueve un ligero incidente porque un arquitecto particular para que el prelado Termina felicitando al presidente del Consejo por el triunfo que ha obtenido con el. discurso del Sr. Moróte y con el que va á obtener con la aprobación del dictamen. El señor presidente del CONSEJO DE MINISTROS dice que nadie que no tenga una conformación especial puede, después de haber examinado el expediente, dejar de pensar como el Sr. Moróte. El Sr. URZAIZ: Yo debo de estar íormado de distinta manera. Se suspende el debate, y se levanta la sssión á las nueve y media. el Sr. Palomo está resuelto á consumir cttá tro horas, sea en esta enmienda, sea en otra que aun no se ha discutido. La del viernes es desechada. Y apoya inmediatamente el Sr. PALOMO la segunda por él suscripta. r Ni ésta ni otras cinco que al mismo artículo tenía presentadas y defiende el cita 4 do senador demócrata son tomadas en consideración. Se suspende este debate Se aprueban sin discusión varios proyectos de ley LODEGALiCIA