Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 24 PE ABRIL DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 8, sobre un niño de doce años, y añora irá á la cárcel por delito de sedición. Yo no he querido ir estos días por donde había grupos para evitar que S. S. dijese que yo iba buscando aplausos. Yo no busco aplausos, los tengo seguros, como S. S. tiene seguros los silbidos. El ministro de la GOBERNACIÓN: Los silbidos de los que aplauden á S. S. El Sr. MORÓTE: S. S. es cifra y compendio de la impertinencia. El señor PRESIDENTA: Esa protesta no es propia de S. S. en este sitio. El Sr. MORÓTE: Yo doy á esa palabra el sentido de aquello que no es pertinente. Su señoiía es el culpable, el causante de la mitad de los odios y antipatías que sufre el Sr. Maura Se han llevado en cuerdas atados codo coa codo á niños de catorce años, como el año 66, dos años antes de la loriosa. Y esta mañana, en presencia mía, al ver una madre conducido en esa. forma á un hijo suyo de esa edad, se desmayó. Si esto no os apiada, sois indignos de toda consideración. Yo he visto en el Juzgado de guardia, en calabozos de un metro cuadrado de superficie, á veinte detenidos. (Grandes rumores y risas en algunos escaños. Una voz: Parecen muchos. Yo he visto á uno de los detenidos con sangre eoagulada en la cabeza, porque no se le habían curado las heridas. Las severas medidas tomadas no obedecen á un delito de sedición, sino á represalias y venganzas por haberse silbado al se ñor La Cierva, acto que á mí me parece el más plausible. A ningún detenido se le ha encontrado en ¡os bolsillos una sola arma; sólo tenían lápices, llaves y cortaplumas. EÍ Sr. La Cierva iba para personaje; se ha quedado en modesta persona. EJ señor PRESIDENTE: Su señoría no debía usar esas palabras, por no faltar á la cortesía. El Sr. MORÓTE: Yo he visto realizar ea París miles de detenciones cuanto el asunto Dreyfus; pero de esas detenciones sólo se mantenían aquellas de personas que habiaa sido cabezas de motín. El ministro de la GOBERNACIÓN: Si hay error en los casos citados por el Sr. Moróte, se subsanará. Pero no basta una mera referencia, y hay que esperar la determinación del juez, el cual mantendrá las detenciones que considere necesarias y justas. Su señoría lo ha reconocido en sus últimas palabras. El poder público tiene que actuar con eficacia y con fuerza en todos los países. Si se comprueba que no han co metido delito se les pondrá en libertad, que ¿al fin y al cabo, las detenciones se hicieron anoche. El Sr. MORÓTE rectifica, diciendo que en el Juzgado de guardia se ha puesto en libertad á los rateros porque no había sitio en los calabozos para los detenidos acusados de sedición. El Sr. GINER DE LOS RÍOS: Su señoría ha emulado al Sr. García Alix cuando estu- vo en el ministerio de la Gobernación. El Sr. GARCÍA ALIX: Yo repetiría todo lo que hice si llegase ocasión análoga. ¿Bien, en la mayoría. El Sr. GINER DE LOS RÍOS: El discípulo es digno del maestro. Yo voy á denunciar un abuso. Un obrero que ha ido detenido llevaba las cuerdas que le ataban con tal fuerza, que se le han in- ¡ñamado los brazos. Ese obrero se llama Martín García, y marchaba á la Escuela de Artes y Oficios J cuando fue detenido. Esos rigores están en contraaicciou con la plausible reforma de la Policía y con la circular dictada noblemente: por el jefe superior de Policía. ¿Aprueba el ministro de la oberaación esos abusos? especie alguna de coacción moral. (Bien, envíe á los detenidos al juez para que éste en la izquierda. averigüe si hay delito. El ministro de la GOBERNACIÓN: No Su señoría ha dicho que todo esto es un he percibido el objetivo del discurso del se- amaño electoral. Esa afirmación es prolonñor Canalejas; lo que sí he percibido clara- gación de las propagandas electorales que tnente es su enojo. su señoría comenzó en el Círculo Iliberal. sSu señoría, apasionado esta tarde, ha El Gobierno afirma que no persigue un fin supuesto palabras, frases y actos que, como tan pequeño. (Bien, en la mayoría. El ministro de GRACIA Y JUSTICIA de. costumbre desde hace veintisiete meses, se tergiversan al trasladarse al público. No dice que excitará al fiscal de Su Maiestad si rectifico habitualmente lo que se me atribu- debe intervenir. ye, porque si hubiera de hacerlo no tendría El Sr. CANALEJAS: Yo ruego al ministro tiempo para mis demás ocupaciones. de la obernación que en sus conversacio Hace dos días, yendo yo en mi coche nes con los periodistas no me tome por caoficial, coincidí en la carrera de San Jeró- beza de turco; busque á uno de sus amigos. nimo con S. S. á quien aclamaban sus ami Las espontáneas manifestaciones de que gos. El grupo numeroso que le seguía se hablaba S. S. no las hicieron mis amigos, volvió contra mí y prorrumpió en gritos porque los hombres serios y formales ni las de mueras al ministro de la Gobernación. necesitamos ni las toleramos. También se los hicieron al ministro de I,o s manifestantes son republicanos. Por Gra ia y Justicia. lo menos, yo estoy seguro que entre los deEl Sr. MORÓTE: Fue principalmente tenidos no hay amigo mío ninguno. Contra S. S. Su señoría nos ha agraviado leyendo un El ministro de la GOBERNACIÓN: Yo artículo del Código penal que todos sabíano lo regateo y lo tengo á gian honor. Y mos. Yo censuraba el excesivo alarde de sigo. Al día siguiente, en mi conversación fuerzas, causa principal de que las gentes se íntima con los periodistas, les dije en bro- detengan, mucho más cuando hay una legíma: Pvsas manifestaciones son espontáneas tima curiosidad por saber lo que sucedía en en favor de D. José Canalejas y en contra las Cortes. í Un joven de buena familia que ayer fue ¿Hay algo de particular en esor detenido brutalmente ha pedido agua hoy y sus guardianes le han contestado: Si damos El Sr. CANALEJAS: Hay injuria. A El ministro de la GOBERNACIÓN: No agua á usted tendríamos que dársela á to puede haber! a, porque el autor declara que dos, y no queremos molestarnos. no tuvo intención de injuriar. (Bien. Eso es exacto, porque me ¡o ha contado Yo no me referí á S. S. me refería á sus quien lo sabe. amigos que le ovacionaban en las calles. Va á ser preciso que nos deis un pase á los (El Sr. Moróte pretende hablar con insis- diputados y á los periodistas para venir al tencia y da lugar á un pequeño incidente, Congreso á cumplir con nuestros deberes. que corta la presidencia diciéndole que ha- Y aun así no sé si será respetado el derecho de los ciudadanos de circular libremente blará luego. El ministro de la GOBERNACIÓN: Y va- por las calles. mos á los asuntos de orden público que ha ¿Qué lográis con enviarlos al Juzgado? Se censurado S. S. sobreseerán más tarde los procesos; pero les ¿Hay quien dude que desde hace tres I quitaréis de que voten el día 2 de Mayo. días vienen alrededor del Congreso nume- (Rumores en la mayoría. rosas personas que se congregan aquí para La inexorabilidad de que hablaba el prehacer manifestaciones políticas sobre los sidente del Consejo no se puede ejercer sino debates que aquí sostenemos? Eso no lo cuando se falta á la ley, duda nadie. Lo ha referido toda la Prensa Las pasiones están excitadas, y yo no en forma igual, aunque desde distintos pun- las condeno, porque no puedo protestar de tos de vista. Y esas manifestaciones, ¿son ó que circulen por las calles ciudadanos pacíno ilícitas? ¿No recordáis el art. 168 del Có- ficos y de que tengan abiertas sus tiendas digo penal? (Lo lee. Se refiere á que se prohi- comerciantes que sufren perjuicios por una ben las manifestaciones cerca de las Cortes Policía deseosa de hacer méritos. mientras se celebra sesión. Rectifica el ministro de la GOBERNA ¿No ha consentido el Gobierno otras ma- CIÓN, asegurando que los manifestantes nifestaciones? ¿Y no habéis aplaudido que profirieron gritos sediciosos contra los mino se han hecho alardes de fuerza? Tene- nistros, y protestando de que no tiene el mos acreditado mucho respeto al derecho menor fundamento el suponer que con las de asociación y de manifestación. detenciones realizadas se trata de influir en Se trata de ejercer coacción sobre las Cor- las elecciones municipales de Madrid. tes; se trata de perturbar el orden público en El Sr. CANALEJAS rectifica, diciendo las calles, y para eso el Gobierno tiene pro- que los manifestantes profirieron en gritos pósito de aplicar las leyes con todo rigor. después de realizados atropellos imperti (Muy bien, aplausos. nentes por la fuerza pública. E 1 Gobierno sabe que la tolerancia en El Sr. MORÓTE combate también las este caso sería negligencia, no sólo censu- medidas adoptadas por las autoridades y rable, sino punible. Por eso está dispuesto dice que el Sr. La Cierva es un Treppoff en á que esas manifestaciones ilícitas, de co- pequeño. acción sobre el Parlamento, no se realicen, Afirma que entre los detenidos ayer figuy sobre sus autores caiga el peso de las le- ra un pobre ciego que está ahora camino yes. (Bien. de la Cárcel Modelo. (Rumores. Se han adoptado las necesarias medidas También fueron detenidos varios empleade policía y se aumentará lo necesario para dos de un Banco que está en las Cuatro Caque prevalezca el Poder público. Y hasta lles, ylo fueron sólo por salir á la calle. Por ahora no ha pasado más que se ha detenido eso hoy el director de ese Banco dará orden á las personas que proseguían en las calles de que los guardias suyos, que tienen inaüsá pesar de las intimaciones de la Policía. (El ser, salgan con los empleados para defenSr. NouQiiés: Falso. -El Sr. Cervera: Pido la derlos de la Policía. palabra. (Grandes risas, riamores y protestas en la Esas son las órdenes que yo he dado, mayoría. añadiendo que si persistían las manifesta Contra esas arbitrariedades, hay bomciones se procediese con prudencia, pero bas. con energía. El Sr. PRESIDENTE: Reserve S. S. cier E 1 Sr. Canalejas se queja de que se ha tos argumentos. detenido á extranjeros. Si hay error, se subEl Sr. MORÓTE: Otra voy á citar. La desanará en seguida. tención del Sr. Catena por haber protestado i Para lograrlo he recomendado que se de que los guardias montados se echasen IÍIlffH i w i 1111 ii