Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 2i DE ABRIL DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 6 nados al propio Sr. Matías y los acogidos por la Prensa, este jefe militar imputaba á su jefe y al Gobierno un delito ó varios delitos. Y esto y otras muclias cosas no las dice sólo el Sr. Macías, sino muchos españoles, que debían venir al Congreso ápresentar las pruebas que tengan contra el Gobierno. Me parece que el principal interesado en A DETENCIÓN En la mañana de ayer que en este asunto se haga luz es el jefe del estuvo el Sr. Macías del Gobierno, que siempre ha parecido blasonar Real en su oficina despachando, como de de tener el estanco de la honradez y el mocostumbre. nopolio de la rectitud. Cerca de las doce abandonó el ministerio El Sr. Maura: Ante todo iavit al señor de Marina, yendo á almorzar á la Peña, diNougués á que cite el texto mío en que yo rigiéndose desde allí á su casa. he alardeado de monopolios ni de estancos A. las tres y media se presentó en el dode la virtud. aiicilio del Sr. Macías un capitán de Infan No de ahora, desde 1907, en que se acordó tería de Marina, ayudante del jefe de la jula construación de la escuadra, ya sabía yo risdicción e Marina, vicealmirante señor las murmuraciones que había de inspirar. ¿ostoa. Casi puedo asegurar que las tenía preEl presidente del Consejo: El documento de El Sr. Macías, que aun se encontraba en que se trata no ha sido hasta ahora más vistas y descartadas. Pero falta comprobar su casa, hizo pasar inmediatamente á dicho que dictaminado por una Comisión parla- si esas murmuraciones tienen ó no una base, capitán. y para eso estáis aquí; nosotros aceptamos mentaria. tiste le manifestó que llevaba la orden del Esto no quita para que el teniente coro- la responsabilidad; á vosotros os toca dejefe de la jurisdicción de conducirle á Pri- nel Sr. Macías, que es marino y sometido á mostrar que no son calumniosas. Para exsiones Militares. las leyes del reino, haya sido procesado por aminar esto hemos llegado á lo que yo más Desde su doimcilo, calle de Santo Tomé, actos que, aun siendo distintos, tengan re- deseaba: al más amplio camino. (Bien. número 6, se dirigieron en un carruaje el se- lación con el documento de que se trata. Pero mientras esto no se depure, mienñor Macías y el capitán al ministerio de Ma Mi deseo es que sobre esto trate el Con- tras no se esclarezca la verdad, hace mal el rina, en cuyas dependencias cambió de gue- greso con la mayor amplitud posible. (Bien, Sr. Nougués en anticipar, suponiendo que rrera el detenido, trasladándose inmediata- en la mayoría. los niños y los locos dicen las verdades; y mente á Prisiones Militares. El Sr. Azzati: ¿Pero el Sr. Macías está de- esta frase en sus labios, en estas circunsA las cinco menos diez de la tarde llegaba tenido por otro motivo que el de la presen- tancias, demuestra que tiene en poco apreel coche en que iba el Sr. Macías del Real á tación de la denunda al Congreso? cio la honra ajena. (Bien. las Prisiones Militares. Esta es la ocasión propicia de confirma! El presidente del Consejo: H a y d o s a s u n En esta dependencia preguntó por el go- tos. Él de la detención, sobre el cual no po- la veracidad de una denuncia, y si resulta bernador de las Prisiones, y una vez en su demos tratar por hoy; otro, el parlamentario, que no lo es, las palabras del Sr. Nougués despacho, el capitán le hizo entrega de la que está desligado de aquél. habrán tenido participación en una calumorden del general Sostoa, en la que se- le nia. (Bien. ORDEN DEL DJA comunicaba el ingreso del detenido Sr. Ma Importa, en primer término, demostrar Se da lectura al dictamen de la Comisión cías del Real en las Prisiones. que el escrito del Sr. Macías es una petide Peticiones sobre la del Sr. Macías. Idéense también dos, enmiendas al dic- ción. Y, es más, no puede ser otra cosa; porque es verdad que lleva en sí una denunp N LAS PRISIONES El Sr. Macías ocupó tamen. en las P r i s i o n e s El Sr. Nougués apoya una de ellas, de la cia; pero lo positivo es que pide que siete como calabozo una sala y una alcoba espa- que es autor, pidiendo que la denuncia del diputados cumplan coa su deber acusando Sr. Macías pase á ser informada por una al Gobierno. (Aprobación. I, a denuncia, al ciosa del piso principal. fin y al cabo, no es más que un modo de Hasta dicho calabozo fue acompañado por Comisión especial. Repite los argumentos tantas veces ex- pedir que se inicie un procedimiento juel gobernador jefe de las Prisiones, Sr. CanJamo, y el segundo jefe, teniente coronel puestos para afirmar que desde el día de la dicial. I a autoridad inerecidísiina de nuestro sesión memorable la opinión se manifestó Sr. Martín Budia. Minutos después de la llegada del señor en contra de la construcción de la escuadra presidente del Congreso ha dado, pues, á Macias llegó un ordenanza de la Capitanía por creer que iba á ser un negocio en pro- este asunto la tramitación que le corresgeneral, portador de un pliego importante vecho de Vickers y en daño de la patria. pondía. No podía prevalecer en ningún caso e (Ivee la denuncia del Sr. Macías. para el gobernador militar jefe de las Pri Se ha pretendido- -dice- -desvirtuar la propósito de llevarle á una Comisión espesiones. El pliego era un mandamiento ordenan- denuncia calificando de loco á su autor, al cial, cosa que sentaría un funesto precedencual pintan algunos como desconocida no- te y que socavaría la más firme prenogatido el ingreso en la prisión del Sr. Macías. va, el más sagrado derecho del diputado. El Sr. Macías del Real, tanto al salir de toriedad. ¿Cree lo mismo el ministro de Marina? Nuestra salvaguardia está en las Comisiosu casa corno al ingresar en las Prisiones, El ministro de Marina: Creo que está muy nes naturales ya existentes, cieadas al amiba tranquilo. paro del reglamento. cuerdo. El detenido quedó en comunicación. El Sr. Nougués: Si S. S. no dijese eso, yo ¡Ojalá se realizase con íaás frecuencia el El general Sr. Sostoa ha ordenado que el Sr. Macías sea sumariado, á cuyo efecto se diría que los niños y los locos dicen las ver- derecho de fiscalizar! Con la creación de una Comisión espe b. a nombrado juez especial al teniente coro- dades. El señor presidente: El ministro ha contes- cial se borraría la más excelsa de las preael de Infantería de Marina Sr. Moya. tado á S. S. en forma tal, que hace ociosa la rrogativas parlamentarias, porque, elegida frase mortificante de S. S. por el Congreso, vendría á ser una resulARTA A GALDOS A las cuatro y media Bien; vamos á otra cosa. de la tarde recibió ElEl AS Ñongues: Sr. Macías no es una pe- tante de la mayoría. Sr. Nougués sena la documento del Iva enmienda del en el Congreso el Sr. Pérez Galdós una car- tición, sino una denuncia, y al darle igual muerte del Poder legislativo. (Bien. I a Cota del Sr. Macías, en la que éste le comunicaba que á las tres y media se había perso- carácter se hace caer en responsabilidad al misión de Peticiones se ha limitado á hacer nado en su casa un ayudante del jefe de la Sr. Macías, porque la Constitución impide cumplir el reglamento en su art. 193, y ha jurisdicción de Marina en la corte invitán- ejercer el derecho de petición á los mili- pasando el documento á la Presidencia del Consejo de ministros. dole á acompañarle á las Prisiones de San tares. Para evitar esta conculcación del dere- Pero no olvidemos que los dos asuntos Vraucisco. cho, progongo que ese de que tratamos, I a carta del Sr. Macías termina ofrecien- una Comisión especial. documento vaya á y la adjudicación la denuncia del Sr. Macías áe la escuadra, son uno do al Sr. Galdós su nuevo domicilio en di ¿Por qué se ha detenido al Sr, Masías? solo. Aquélla es una acusación al Gobierno chas Prisiones. Si el documento no ha salido de la Cámara, de haber prevaricado por haber dictado á ¿por qué se ha detenido á su autor? sabiendas una providencia injusta. Para dep N EL MINISTERIO Por el despacho del El señor Presidente: El documento no ha cidir sobre esto hay que entrar en el fondo ministro desfilaron salido de mi poder para nadie. del asunto, y abona mi opinión la del señor la mayoría de los generales con mando en El Sr. Nougués: Pues á mí me extraña que Macías, que se remite al expediente para el ministerio, concurriendo al despacho de el ministro de Marina no sepa con detalles probar su acusación. los asuntos, que duró hasta las dos de la las causas de la detención del Sr. Macías. Y ya las cosas en esta situación, yo re Larde, hora hasta la cual no abandonó su El Sr. Macías ha ejecutado el derecho quiero á todos los diputados para que no despacho oficial el general Ferrándiz. que concede la ley de Enjuiciamiento cri- declinen los cargos de deber ineludible que El ministro manifestó que había recibido ininal á todo español para denunciar los de- á cada uno le corresponde, porque en este una carta suscripta por todos los jefes y ofi- litos de que tuviese conocimiento. asunto no se lia de cesar de discutir hasta ciales que prestan servicio en el departa La denuncia está fundamentada en que su propia entraña, ni dejarlo de la mano nento de Cádiz protestando del acto reali- el Gobierno ha variado las cláusulas del mientras no se acuerde una de estás dos zado por el Sr. Macías del Real. pliego de condiciones de la escuadra. cosas: íN EL CONGRESO Comenzó el debate de ayer en el Congreso con una pregunta del Sr. Azzati sobre la detención del Sr. Macías. El ministro de Marina: Aunque oficialmente no se me ha comunicado nada, sé que se ha instruido sumaria contra el Sr. Macías, y supongo que estará detenido. En esa decisión nada tengo que ver; es de la exclusiva competencia del jefe de la jurisdicción de Marina, y yo ignoro, aunque puedo suponer, el motivo de la sumaria. El Sr. Azzati pide declaraciones más explícitas al ministro de Marina, y protesta de que se haya hecho la detención cuando aun no se conoce el documento. L c IHIUJHII í I; H i H H m i n i 1 inmmifMmiiiniv mi