Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I E R N E S 16 D E A B R I L D E i 9 o 9 EDICIÓN i. PAG. 4 Ws ingleses. Hay una carroza que representa cuna escuela en España el maestro es ttn pobre hombre, y los chicos son unos diablos; maestro y discípulos se lían á cachetes, y una esfera del globo terráqueo danza por el aire como una pelota... ¡Esto le hace gracia á Eduardo VII, y ríe! El público también ríe. Sin embargo, ¡todos los que no éramos ingleses debiéramos haber llorado! Y pasan las reinas de París, de Ostende, de San Sebastián, La reina francesa le envía á Eduardo VII un beso, veinte besos, muchísimos besos; la reina de Ostende le envía un beso tímido, un beso de mujer rubia, y la reina española... Esta hermosa y honesta reina tiene todo el recato de la mujer áe España: no se atreve á enviarle un beso al viejo Rey de Inglaterra, y le regala nada más que una sonrisa. Pero el Rey inglés recoge por igual los besos y las sonrisas; menea la cansada cabeza con un gesto de galantería, ríe con más expresión y gana que antes, y se marcha. Se marcha á su playa de Biarritz, á ver cómo las bañistas rasgan con su cuerpo torneado las espumantes olas. Luego se marchará á París, á Londres, al Mediterráneo, siempre andando como bajo un arco de triunfo. Mientras el Rey goza, la nación se hinche de fuerza cada día. Las flotas británicas recorren hasta la última ensenada de los Océanos; grandes, formidables navios traen á la Metrópoli las mercaderías de todas las zonas; los sabios indagan, los publicistas escriben, el espíritu británico rueda y domina por todos los continentes. José M. SALAVERR 1 A LAS REFORMAS DE HACIENDA 1 a obra realizada por el ministro de Ha cienda tiene un mérito: la claridad. Los que menos entienden de asuntos financieros pueden enterarse de lo que piensa y quiere el Sr. González Besada, pues éste ha expresado su pensamiento en la Gaceta con gran sencillez La ciencia económica es árida porque los economistas no saben ó no quieren exponer ideas! sencillas en un lenguaje sencillo. Las reformas de que nos ocupamos tienen la ventaja de tener esa sencillez, que no fue nunca la característica de los proyectos de esta índole. ¿Son buenos los proyectos del Sr. González Besada? Opinamos que lo son en conjunto; pero al opinar de ese modo no queremos decir que se trata de una obra perfecta, sino de un esfuerzo laudable y de tendencias que merecen elogios. Era urgente poner orden en la tributación y modificar- las bases de ésta de acuerdo con una absoluta unidad de pensamiento, y era conveniente fomentar el crédito público, adoptando medidas referentes á la deuda pública. Al adoptar esas medidas era necesario demostrar que los rentistas que en España y en el extranjero han tenido confianza en el Estado español no se han equivocado. Creemos que el Sr. González Besada ha conseguido todo esto, y para demostrarlo analizaremos su obra en una serie de artículos. En esta clase de trabajos es imposible extenderse tratándose de un periódico diario que refleja la actualidad, siempre yariable, de asuntos de índole diversa. De manera que nos limitaremos á hablar de lo más esencial que contienen esos proyectos. NUESTROS GRABADOS i as fiestas de Murcia. Famosas son desde machos años hace las fiestas del entierro de la sardina en Murcia. Más lógicos que en Madrid, entierran lasardina al terminar la Cuaresma, en vez de hacerlo cuando empieza á mortificarnos, según aquí sucede. En las fiestas á que nos referimos figuran una artística cabalgata y- una espléndida batalla de flores. En ambas se presentan carrozas admirables, y para dar idea de su mérito basta con la fotografía que hoy reproducimos de una de las que obtuvieron los primeros premios. ESTADO JtjdSr. irÁiaT 1 gesa da propone que en lo sucesivo vaya incluido en los presupuestos un inventario qu enumere las propiedades y bienes del Estado, las deudas contraídas y las cantidades, depositadas en ía Caja general y en sus sucursales En suma: lo que desea el ministro ae Hacienda es que el Estado, imitando el ejemplo de los particulares, iije anualmente su activo y su pasivo, y sepa cuáles son los reA nauguración de una iglesia. El obispo de Madrid- Alcalá inauguró cursos con que cuenta y las obligaciones ayer solemnemente la iglesia del Asilo de que ha contraído. La labor es ardua, pero necesaria. CuanSan José, para impedidos, que se construye do al cabo de algunos años sea posible comen la calle de Ayala, núm. 37. El objeto de dicho establecimiento bené- putar el valor de todos los bienes pertenefico es, como su nombre indica, acoger á los cientes al Estado, y cuando hayan caducapobres de ambos sexos que, gozando de do las deudas pendientes de conversión y buena salud, estén impedidos para el traba- de reembolso, mediante la aplicación de la jo por tener algún defecto físico. Fue esta- ley de Caducidad y prescripción de crédiblecido en 1892 y debe su fundación á la tos, la Hacienda pública podrá establecer piedad de una señora de esta corte, quien sus balances como los establece el comerha confiado su cuidado á una Comunidad ciante más meticuloso, y reinará el orden de Religiosas, y su dirección á una Junta en vez del actual desbarajuste. En esos balances figurarán también resúde señoras. Lo reducido dei presupuesto destinado á menes del movimiento que los valores y los la edificación, pues no pasa de 50.000 pese- créditos hayan tenido durante el año pretas, es causa de que no haya podido termi- cedente, y se consignará 1 a clase é importe de las deudas cuyo volumen hubiere aunarse aquélla todavía. La ha dirigido el arquitecto D. Gonzalo mentado, así como las extinguidas por conIglesias Sáncttez Solorzano, con el entusias- versión ó reembolso, las sumas amortizadas mo- que es de suponer sabiendo que se tra- y los créditos satisfechos. Se. fijará de ese modo con diáfana clarita de su primera obra dad la situación de la Hacienda pública, y esos balances serán en lo porvenir una va 1 as modas de París. En las carreras de caballos de Auteuil, liosa indicación, una base sólida para cuanen las cuales se corre el premio del presi- tas reformas se quieran implantar. dente de la República, se presentan las pri- A RSFORMA TRIBUTARIA La reformeras modas de primavera. Damas elegan ma tributates y numnequins lucen las creaciones de los ria ideada por el Sr. González Besada no grandes modistos. es radical, Lo que principalmente se. ha prom L OS BIENES DEL puesto el ministro áe Hacienda en este arden de ideas es acabar con el actual desorden. Sería peligrosa una reforma radical taíea tras no esté terminada la liquidación de los atrasos causados por las guerras coloniales y mientras no se determine la nación á gastar el dinero que exige su regeneración material. Con una reforma de esa índoie caminaríamos hacia lo desconocido, porque- es difícil calcular con exactitud el rendimiento de los tributos nuevos, y como aun falta mucho por hacer, un paso en falso podría poner en peligro el equilibrio del presupuesto, que debe mantenerse con energía, porque ese equilibrio es indispensable como base de cuanto queramos emprender, más tarde. Substituye ei proyecto las cuotas de H contribución territorial por el cupo y hace la fusión de la contribución de utilidades con la industrial. Con esto se conseguirá mayor claridad y se opondrán dificultades al fraude Propone el proyecto que se rebaje ai 2 por 100 el impuesto que grava el producto bruto de las minas. Ése impuesto era excesivo, y esa rebaja muy conveniente para fomentar la riqueza minera. Antes de entrar en más detalles, y para terminar por hoy nuestra tarea, señalaremos dos orientaciones nuevas en lo que á la tributación se refiere: la de someter á impuesto aspectos de la riqueza que, sin motivo, estaban exentos de gravamen y la de preparar la separación de las Haciendas municipal y del Estado. Respecto á lo primero diremos que, á jui ció nuestro, tienen razón los qae opiaan que la capacidad tributaria del pueblo español es mayor de lo que se supone. Pero si se quiere que aumente esa capacidad, precisa que paguen los que debieran pagar y no pagan, sea á consecuencia de la caltación, sea porque parte de la riqueza privada está exeixta, y que se establezca tm sistema tributario homogéneo. Creemos que á ambos fines fie. nden las reformas del Sr. González Besada. MADRID AL DÍA fin las primeras horas de la tarde se ven ficó con todo el aparato que su argumento requiere la primera tempestad de la temporada. Abundante en agua, pródiga ea ruidos, tuvo también, para mayor amenidad, su correspondiente granizada. Y si es- veidad aquello de que antes le faltará ia madre al hijo que el hielo al granizo preparemos las chimeneas y descolguemos de nuevo la pañosa. Apenas pasado et susto ae ios truéaos, otro que tuvo por campo de acción el Congreso amargó nuestras horas: en Barcelona había hecho explosión una bomba, ocasionando muchas víctimas. Afortunadamente, era el plato del día: canard á la parlamentaria. Fue toda la tormenta que hubo por aquella casa. Empieza en ella á sentirse el hastío. Se reanudan en su salón de conferencias las apacibles siestas del estío, y sólo á guisa de broma circulan noticias como la de que van á ser elegidos concejales de Madrid Mariano de Cavia, para que escriba cartas excusando su asistencia, y Dicenta, para que escriba dramas. Sin embargo, á última hora circuló la nueva de que el señor Moret había ido á Palacio, y con taa plausible motivo se desbordó la dulce fan tasía liberal en halagadores ensueños. En el Senado, refunfuños crónicos y Suministro de una dosis de media docena áe artículos de régimen local. Por la mañana, primera misa en uaa capilla de un nuevo asilo de caridad en la calle de Ayala. Por la tarde, notabilísima conferencia en la Universidad Central por