Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES DE ABRIL SEf oa. PAG, ti. j a fueíZas e Seguridad. 1 i El coronel inspeotordel Cuerpo de Seguridad ha revistado hoy á la fuerza que presta seryício en esta capital. Parece que existe el propósito de aumentar el contingente de guardias ea Zaragoza hasta 120 individuos, mandados por un capitán y dos tenientes. coronel inspector, después de la revista, cumplimentó á las autoridades. LAS HAZ E UN U MU R J Y VARIOS HERÍ 00 POH TELÉGRAFO También disparó sobre ita í aiisefóíite y sobre un sereno. Ambos resultaron heridos, asnqme, poi fortuna, PO de tanta gravedad- O MIS Julio J Nieto. f u n d e la- alarma. A todcresto, eu la gaste de Ja ciudáá. teatro de estos tristes sucesos habíase proVA 1. LADD 3 UID, f! Aj ducido la alarma más espantosa, i ornada sangrienta. Al ruido de las detonaciones, coa el ra J En las primeras horas de la noche ha mor del griterío, las gentes corrían á encer. JWi ás noticias. 1 I ¿os profesores del Ateneo D. Manuel ocurrido en esta capital un triste suceso, rrarse en los portales, y los comerciantes Moya, D. Ricardo Bas y D. Alfredo Latzé cuyas deplorables consecuencias han cau- cerraban precipitadamente- sus tiendas. han sido propuestos para la medalla de oro sado ea el vecindario impresión penosa. Ya habjatracudido también más agentes Trátase de las hazañas realizadas por un de Seguridad, y guardias civiles, cuyo aude los Sitios. -En la próxima reunión de la Sociedad loco furioso, llamado Policarpo Galánr que xilio- había sido requerido. de labradores dará una conferencia sobre aLser conducido al manicomio consiguió I a agricultura en Aragón D. Juan Barcia. escaparse, burlando á sus guardianes. El infeliz logró asimismo apoderarse de policarpo en los tejadc, El cerco se estrechaba cada vez idas; tm arma blanca y otra de fuego, y con ellas causó la muerte de un guardia de Seguri- Policarpo, realmente acorralado, trepó pea: las tapias de una corraliza inmediata y con dad é hirió á otras personas siguió subir al tejadillo de una. casa de poca altura, desde el que pasó á otra medianera. policarpo se escapa POR TELÉGRAFO Y CABLE Como había agotado sus. maiaicioxtes, ra El loco, como antes digo, después de U y DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR haber sido calificado- su estado de furioso ya más fácil acercarse á él, y algunos guar. L 1 BJA, 6, 3 T los médicos, era conducido al manico- dias civiles subieron también á los tejados. i Acompañados de los profesores que diri- por provincial ipara ser encerrado en éL El loco se defendía sin embargo, blan- r v g e a ¡a expedición, han. llegado hoy mio guardianes, sin duda confiados por? diendo el machete y ameaaza do con él á Sus cuarenta españoleslalumnos de las escuelas que Policarpo parecía sumiso, no extrema- los que intentaban aproximársela t industriales. de vigilancia, y en un r Han hecho una detenida visita al Insti- ron los medio dio un salto formidable; descuido de éstos que tuto Montefori y á la Sociedad Ebqueril. I loco herma y capturado. le puso á bastantes pasos de- distancia de Hoy partirán para Mulhomse. Como era imposible á los guardias ellos, y emprendió una carreratlesenfrena da, aprehenderle de otro naodo ¿notuvieron más en la que no pudieron seguirle. PALMA DE JWAJ. LÓRCA, 6; S T. Dieroji grandes voces requiriendo el au- remedio que cazar á UTOS al infeliz demente. t a expedición organizada por el Centro Diéronle el Catalán de Excursiones Ha llegado á xilio de los transeúntes, pero esto enardecía que les hicieraalto los guardias- crviles sin estas islas y visitado- los pueblos de Banal- más á Policarpo, que, por fin, y no sabiendo iie nuevo contracaso, y entonces, dispararon él inscrustáadoseléámade dónde refugiarse al ver que era persegiddo, bular y Estellécfc las- balas en en la A las cinco y media continúan el viaje á penetró en una casa cuya puerta vio entor- y haciéndoleuna pierna y otra sangrecabeza, caer bañado en. sobae nada. Argel. Ya en la casa, se guare. ció en una de Jas el tejado MMMaMMMO De esta manera únicamente pudo ser cag habitaciones y cerró la puerta, corriendo el cerrojo paraimpedirque fuese abierta desde tarado. fiera. POS TELÉFONO Llegaron. en esto los- que le perseguían y con ellos un guardia de Segundad, á qttíéi DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR habían pedido ayuda. SAN SEBASTIÁN, 6, 12 K, Llamaron á la puerta, intentando abrir pyl rey Eduardo, que durante sá estancia pero Policarpo se negó á ello rotundamente Dfc NUESTRO SERVÍCJO PAKTIGULAST í en Biarritz- hace frecuentes- excursiones sin que sirvieran para hacerle camfeiar df XA Í. JNEA, 6, ÍO V. por territorio español, honrándonos casi á actitud ni los ruegos prirálro ni las ame diario con su visita, ha pasado hoy pcfr rana dazas después. -a princesa I uisa, hija m yor. de los Re aventura que le ha regocijado mucho, terNo hubo más remedio que echar lajmerta yes de Inglaterra: acompañada de su minándola como un buen burgués satisfe- abajo, y así lo hizo el guardia, á costare esposo, el duque de Fife, ha salido esta eho de la vida, frente al sol, ea pleno campo grandes esfuerzos. mañana para Londres, después de permay sentado en un pequeño alto del terreno necer en la plaza de Gihraltardurante quincomiendo suculentos fiambres. ce días. Al Gran Hotel de Zarauz se dio aviso te- p l loco mata al guardia. I, a princesa va muy mejorada, manifes Osando el guardia penetró en la están- legráfico desde Biarritz de que Sil Majestad tando que la bondad de este clima le ha cia, Policarpo se abalanzó sobre éL Británica almorzaría hoy allí. prolongada la vida -En automóvil se dirigió esta mañana ha- Aterrorizadas, las otras personas se qaeAnteayer asistió á las carreras de cabadaron fuera de la habitación limitá n 3o se á cia la población citada, sin pasar por San presenciar la formidable lucha que dentro llos verificadas en la linda posesión de los Sebastián, pues siguió la ruta de Oyarzan, hermanos Icarios, enclavada en el término Astigarraga, Hernani, y subiendo p r Oria- se entablaba. Mn ésta, como es de suponer, el demente de I OS Barrios. mendi tomó el camino de Zaraaz. I a fiesta terminó con un- banquete, brini Al llegar, ¡oh, decepción! el Gran Hotel puso enjuego sus fuerzas hercúleas, y ca- dando Icarios por los Reyes de España s estaba cerrado, porque sólo se abre durante yendo al suelo sobre el pobre guardia logró Inglaterra, despojarle del revólver y del maehete. el verano. La Sociedad Royal Calp, eijiwtttorque hte Qon este último dio t u tremendo golpe al i En vista de este contratiempo, decidió la guardia, infiriéndole una profunda herida losorganizadora de la fiesta, regala a todos Seguir para almorzar en Zumaya; pero en el ganaderos españoles que concurrieron kilómetro 32 encontró la carretera intercep- de la que murió casi instantáneamente. á ella una petaca de piel de Rusia, xecuerdo tada por un derrumbamiento de tierra. Je ia fiesta. Decidido Eduardo VII á no exponerse á ás víctimas. Esta mañana sano para Marsella, el yate nuevos obstáculos, se apeó del automóvil, Ya dueño del campo, Policarpo salió real. b iascó cómodo asiento en un pequeño alto y á la calle armado en la forma que queda reHan sido destinados para da- r- escoltan allí esperó el regreso de un servidor que fue latada. los Seyes en su travesía por el Mediterráá Zarauz por provisiones de boca. Emprendió su carrera por vanas calles neo los cruceros Abonóles y Qfacaster y otro El almuerzo fue todo lo pintoresco y ale- del barrio de San Andrés, siguiéndole, no destróyer. gre que es de suponer, trocándose los her- desde muy cerca, guardias y serenos, que Sus Majestades visitaran Mesina y Ca r mosos frescos de un comedor regio por el hicieron continuados disparos sobre el loco. labria azul purísimo del cielo y ia hermosa vista Este, á su vez, también amenazaba á los El duque de Connaugnt, qu era esperad o del mar que tenía la majestad británica ante transeúntes que se encontraba al paso. ers Gibraltar para presenciar las grandes masus ojos. Interpúsosele, entre otras personas, un fo- niobras navales y terrestres, ha telegrafiado I Terminada la improvisada comida regre- rastero llamado Julio Nieto, que había, lie. anunciando que ao viese porque Ha d essó á Biarritz el Monarca, encantado de la K gado de Santander por la tarde. gerar al Rey Eduardo- ea M l t í casualidad, que á veces nos presenta la. di L Policarpo Je descerrajó un tiro. hirién 49i e versión dsndg menos se espera. 1 ísünamente en la cabeza. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR 1 EXPEDICIONES; CIENTÍFICAS E ODISEA Dfe ifN REY VIAJES REGIOS