Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 2 DE ABRIL DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 5. hubo otra novedad digna de mención en la Casa de la Villa, dosde hoy se celebrará sesión para ocuparse de la incalificable lentitud con ¡ue se verifican las obras de alcanURIOSO FENÓMENO L, a Prensa espa- tarillado en la calle de Serrano y la más inñola se halla en calificable conducta que se sigue con los polía momento muy interesante de su evolu- brecitos árboles de aquel sitio, condenados xión. Entre los hechos que llaman la aten- en plena primavera á soportar sobre sus raíípión del lector de periódicos Juay dos suina- ces carga enorme de tierras y adoquines, anente curiosos. Uno, el referente á la crea- que les matará sin remedio y sin compasión ción de valores ficticios; otro, el relativo á del arboricida Municipio. Sin embargo, puefia supresión de la realidad. Respecto á la de que el asunto no se trate. ¿Para qué? L, o Jfcreación de valores supuestos, en otra oca- que sobra en Madrid es arbolado, y para ¡feión hablaré de ello; todos los días estamos sombra, bastante tiene con la de su Muni presenciando la fabricación de valores lite- cipio. rios y políticos, que en realidad no tienen En la Audiencia se vio un juicio curioso. nsistencia ninguna; podría citar aquí, por Una viuda que reclama 12.000 duros por sniplo, los nombres de algunos novelistas, quebrantamiento de depósito. Ella entregó amaturgos y pintores. al Ayuntamiento el cadáver de su difunto- I a supresión de la realidad consiste en para que le diese una sepultura que antes tjreer infantilmente que un hecho del que no pagó. Pero los restos mortales fueron llevav e habla en los periódicos no existe ni ha dos á la fosa comúu, y ahora la demandante Existido. ¿Hasta qué punto los buenos pro- reclama la cantidad citada. Capitaliza al dijVincíanos caen en las redes de esta añagaza? funto al 25 por 1.000. 5? o creo que los periódicos- -determinados En las Cámaras, nada de particular. L, o aperiódicos- -se forman una idea un poco de todos los días en el Senado. En el ConrSrrónea respecto á su valor y eficacia. No greso, un pintoresco y prolongado diálogo jfeparan que el espíritu público de crítica ya entre los señores diputados, con viñetas de yáuinentando; la difusión de libros extranje- otros representantes y caramelos de la prer o s en bibliotecas populares y económicas, sidencia intercalados en el texto. la facilidad también en los viajes y en las De sucesos, una muerte en la estación del Comunicaciones, han contribuido en gran Norte por beber la víctima un líquido que parte á este cambio. Hoy un artículo de fon- creyó que era agua. Y puede que lo fuera de úo no tiene el valor que tenía hace veinte I,o zoya. años. Sin embargo, los periódicos persisten Y nada más. Por la noche, ni un solo degn la antigua idea de su eficacia. De esta sastre teatral. ¿conducta, la resultante más curiosa es esta e la supresión de la realidad. Estos días jíeía yo en un artículo de fondo un enérgico INFORMACIÓN anatema contrajel Gobierno, que ha tenido POLÍTICA $1 valor- -decía el periódico- -de poner en peligro, para todos los trances presentes y SOBRE LA CRISIS futuros, el prestigio de su veracidad al afir- C iguió ayer cotizándose en alza la versión Sjtnar alegóricamente que á la manifestación de la crisis próxima, y siguieron los Sel domingo acudieron de diez á quiuce mil amigos del Gobierno negándola rotundapersonas En el mismo periódico, en el mis- mente. Es el eterno juego en los momentos aio número donde se escribía lo copiado, al políticos dificultosos para los Gobiernos, ó dar cuenta en un brevísimo telegrama del que, por lo menos, si no son dificultosos, lo Viaje del ministro de Fomento á Córdoba, se parecen. ¿ecía que el ministro fue recibido por las Aunque á primera hora de la tarde se noAutoridades y muchos cariosos taba gran tranquilidad en el Congreso, lue He tenido el gusto de acompañar al mise fue caldeando tiisíro de Fomento en este viaje. Mis ojos gofinal de la jornadala atmósfera política, y al parlamentaria soplaba han visto una multitud numerosa de cordo- por los pasillos y el salón de conferencias beses esperando en la estación á su ilustre un verdadero huracán de noticias y predicpaisano; no eran muchos curiosos era todos la imjfcodo un pueblo agradecido á una mejora ciones para que enlos gustos. Desdeel intede cuanto empiece iniciada en aquella región por el ministro presiónparlamentario se planteará la crisis ¿e Fomento y que ha de llevar á aquel pue- rregno b l o la fertilidad y la riqueza. Se ha querido hasta la de que no sucederá nada, todas las suprimir la realidad no hablando de ella. opiniones tienen cabida. la situación del GoL, os que Pero ¿deja de existir por esto la realidad? bierno que afirman se fundan en las siguienno es firme I os habitantes de esta hermosa ciudad es- tes razones: la manifestación del domingo pañola, ¿qué pensarán de esta supresión? pasado, las dificultades para aprobar el pro Sus entusiasmos, sus deseos, sus aspiracio- yecto de régimen local, complicadas con la nes, sus simpatías, su gratitud, sus anhelos las elecciones munit 3 e mejoramiento, ¿no existen porque no se necesidad de celebrardel Sr. Maura, la concipales; el cansancio habla de ellos en letras de molde? veniencia de hacer alguna modificación en la actual distribución de carteras, y algo re AZORIN lacionado con los proyectos económicos redactados por el Sr. Besada. En cambio, los ministros y sus amigos contestan á esos cargos con las siguientes I legó Abril vestido de largo. ¡Cosas de ni- defensas: de la manifestación del domingo ños! En vez de los trapitos de criatura apenas si se ha ocupado el Gobierno; el pro ue acaba de nacer, se presentó con el ropa- yecto de régimen local quedará aprobado j e que haya de lucir cuando sea mozo. Así antes de lo que se cree, porque se impondrá Be explican los calores de ayer, impropios la buena voluntad de las minorías al deseo Üe la fecha. Pero ya se sabe que Abril suele de algunos de sus individuos; el Sr. Maura está dispuesto á no dejarse dominar por el torcer el rabo... í De la salud hubo también buenas noticias. cansancio, por más dificultades que surjan Hhora que bajas de tanto relieve como la en su camino; no ha pensado el Sr. Maura Üe ayer- -el duque de Osuna- -producen en hacer ninguna modificación en el Grobierno, porque se encuentra muy satisfecho tonda impresión. Regresó el Rey. Por la tarde se verificó el de la labor de todos los ministros, y no exisiiaptizo del nuevo infante, con brillante sé- te dificultad ninguna relacionada con los quito en Palacio y nutrido piiblico mirón proyectos económicos, entre otras razones, porque ua no han sido examinados en en el tendido de los sastres. Continuó en alza el papel Gran Vía. No Consejo. E reteudea deducirlas, ¿se llaman liberales, Jemócratas? ¿Qué es lo que aquí se entiende por libertad y por democracia? p u a r d o el Sr. Maura salía de Palacio, áesv pues de asistir al bautizo del Infante, fue interrogado por los periodistas, y contestó: -Nada, señores, no sucede nada anormal. ¿Volverá usted luego á Palacio? ¡Yo! ¿Para qué? Vendré mañana, como de costumbre, á despachar con S. M jp 1 Sr. Moret hizo saber ayei que es in 4 í- exacta la noticia de que él haya confereneiado con el presidente del Consejo para decirle que el partido liberal no podría eueargarse del Poder en las actuales circunstancias. Yo no ayudo al Sr. Maura- -añadió el se ñor Moret; -ayudo alguna vez, cuando lo considero beneficioso, al Poder. 1,0 que el partido liberal no podría hacer es encargarse del Gobierno sin saber adonde va. 1 os liberales comentaban anoche á priine ra hora con bastante viveza la noticia de que el Sr. Moret ha aplazado su viaje á Granada. Estimaban este hecho como relacionado con la situación política. Sin embargo, el aplazamiento ó suspensión del viaje del Sr. Moret obedece á haber fallecido la señora de la casa en donde el jefe del partido liberal habría de hospedarse. LA INTERPELACIÓN c MADRID AL DÍA. rvecíamos ayer, recogiendo informes de persona autorizada, que no fue el presidente del Consejo quien rogó al Sr. Soriano que aplazara su interpelación acerca de la manifestación del domingo. Nuestro estimado colega España Nueva afirma anoche que no fue el Sr. Soriano quien pidió tal aplazamiento. Así es, en efecto. Véase lo ocurrido en este asunto: El miércoles recibió el Sr. Soriano una tarjeta del presidente de la Cámara notificándole que no podía poner á debate su anunciada interpelación mientras no terminaran otras que estaban pendientes, de manera especial la del Sr. Villanueva sobre Marruecos. Inmediatamente el Sr. Soriano dirigió una carta al Sr. Maura, que éste recibió estando en Consejo, manifestando que en vista de la tarjeta del Sr. Dato aplazaba su interpelación hasta el viernes. Después, á primera hora de la tarde, entró el diputado por Valencia en el despacho del presidente de la Cámara, en donde estaba también el del Consejo, y dirigiéndose al Sr. Maura dijo en. tono de broma: ¡Bueno, aquí estoy! -Y yo también- -respondió el Sr. Maura, -y dispuesto a contestar á usted- -Ifto; en vista de la tarjeta del presidente, aplazaré la interpelación hasta el viernes, -Pero si quiere usted hacer alguna pregunta, puedo contestarle hoy mismo. -Una pregunta no es suficiente; pretiero esperar hasta el viernes, ya que el jueves tendrá usted la tarde ocupada, para dar bastante extensión al debate. Esto es, escuetamente relatado, lo que ha ocurrido en el asunto del aplazamiento de la interpelación. p l presidente del Congreso, al terminal anoche la sesión, dijo á los periodistas que el programa para la de hoy es el siguiente: ruegos y preguntas, proposición de los earlistas, y si hay tiempo, dentro de las dos primeras horas, interpelación del señor Soriano. En el orden del día, comunicaciones marítimas. LOS DEBATES p l debate sobre el proyecto de régimen lo cal adelantó ayer algo más que en los días anteriores; pero no adquirió tampoco gran impulso. I,o s demócratas, especialmente, se mostraban muy enardecidos para proseguir la lucha,