Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES DE ABRIL DE 1909, EDICIÓN 1. PAG. TRIBUNALES N T R E GITANOS Al comenzar la sesión -s e i e y ¿a y e r tarde un certificado facultativo del letrado D. Manuel Herrero, que se halla enfermo, y un escrito de la parte querellante designando para que represente sus derechos en este juicio á D. Emilio Llasera. Antes de entrar Diego Montoya, solicita uaa de las defensas que se ratifique el procesado Manuel Montoya en la afirmación de que su hermano Diego estaba en una fábrica cuando ocurrieron los hechos que se persigúela. Así lo hace, é inmediatamente comparece el referido testigo, que inculpa á los Losadas. El Sr. Doval hace notar la con tradicción en que incurre desde el momento en que expresó en el sumario que nada había presenciado. A preguntas del Sr. Torres Guerrero, contesta que vio humear una pistola á 40 metros de distancia. Luis Gómez, de lajCruz Roja, y Miguel Fernández, cuya declaración se lee por no haberse presentado, no saben nada ie interés. Antonio Estávez reconoció en rueda de presos á Manuel Losada como el individuo que estaba sobre Antón, no pudiendo precisar Si le hería. Manuel Losada Palacios, padre del procesado Antonio, sostiene que su hijo, al sonarlas detonaciones, fue á buscarle, viniendo en dirección contraria al sitio de donde éstas procedían, 110 moviéndose ya de su. lado. Ricardo Navarro confirma que Antonio no intervino en la contienda. Ricardo Caldera, interrogado por el señor Humanes, dice que el procesado Manuel Montoya permaneció en su compañía de ntro de la posada durante los sucesos. Domingo Hernández refiere que estando en Mora hace años, Saturnino Losada dio un bofetón á un tal Pancho; pero con él no tuvo cuestión alguna, y, por consiguiente, no pudo considerarse resentido su primo Antón. F I S U R A S D E L DÍA Careado coa Saturnino, éste sostiene que intentó pegar á Pancho, pero dio sin querer EL MINISTRO DE HACIENDA á Domingo. D. AUGUSTO GONZÁLEZ BESADA Algel Matos, cabo de la Guardia eivil, vio CARICATURA, POR S 1 UL á Antón Montoya de rodillas, y á Manuel Losada, pinchándole con un chuzo. Junto al muerto recogió un revólver. Auxilió á Saturnino, que padecía lesiones, y se incautó A las siete de la tarde se levanta la se te la pistola que llevaba Nicanor, que no sión. tenía cápsula alguna descargada. Al detener á Manuel, le manifestó que había herido á DOR UNA BOTA DE VINO Después del r informe d l Antón porque éste disparó contra su padre. letrado defensor. Sr. Sanz (D. Hilarión) y Otro guardia civil, Salvador Herrero, abunda, con ligeras variantes, en lo expuesto por del resumen del presidente de la Sección de su compañero. Jerónimo Escobillado, tam- Derecho, Sr. Maroto, los jurados deliberabién individuo de la benemérita, llegó cuan- ron ayer tarde, dictando veredicto de culpabilidad contra el procesado Valeriano Mardo todo había terminado. en el que niegan alevosía, Se suspende la sesión, reanudándose poco tínez, eximente de haberlaobrado enafirmando la cumplidespués. Se llama á los peritos forenses, y no com- miento de su cargo. La Sala dictó sentencia condenándole á parecen. SI acusador, Sr. Llasera, pide no se les cite hasta terminada la prueba, pues la pena de seis años y un día de prisión mayor, como autor de un homicidio frushan tenido necesidad de ausentarse. Sandalio Huertas no sabe nada, y Dolo- trado, eon la referida eximente incompleta. Respecto á la pregunta que se formuló res Losada, esposa de Manuel, expone que para esta circunstancia hizo constar su prosu marido no usa pistola. el defensor por no Martín Bonilla oyó en el tren naoiar de testala forma en que está hallarse conforme con redactada, los sucesos á Dolores Vidal y á un gitano, niéndose entablar el correspondiente proporecurZenón Caldera, que después se enteró dón- so de casación. dd vivía el declarante é hizo que le llamase el Juzgado para que refiriese lo que escuchó. Dámaso Arquero no aporta dato al 5 OBO OS, ALHAJAS El Tribunal del Juguno. rado dictó ayer tarOtro testigo se limita á consignar que An- de en la Sección segunda de la Audiencia tón Montoya era trabajador, prudente y veredicto de inculpabilidad á favor de Manuela y Antonia Seseña, acusadas de haber enemigo de pendencias. Al terminar esta declaración se procede á sustraído del baúl de una huéspeda varias ia lectura de la prueba documental, quedan- alhajas. do para hoy el examen de varios testigos y ¡Defendió á ambas procesadas el letrado el informe pericial. i Sr. Cabrera (D. Miguel) BIBLIOGRAFÍA 1 a librería universal de B. García Rico, Desengaño, 29, Madrid, ha publicado el núm. 2 del Boletín Bibliográfico de obras antiguas y modernas; éste, lo mismo que el núm. 1, se envía gratis á quien lo pida. S a lotería dejó ayer á Madrid una serie del gordo y otra del tercer premio, ó sean del 13.165 y 10.178, con IOO.OO S y 20.000 pesetas, respectivamente. Las cien mil pesetas del ala iían sido para no. tupi establecido con el nombre de Caran ga en la casa número 4 de la calle de la Magdalena. Su dueño, que se llama Manuel, tomó an billete entero en la Administración número 16, y de él sólo dio un- décimo á una hermana política suya, otro al defendiente del tupi y otro, en fin, á la peinadora de su esposa. Quedóse el con siete décimos, con ios qut se embolsará 70.000 pesetas, después de dar 10.000 á cada una de las personas mencionadas. Enhorabuena. EL GORDO Y EL fERCER PREMIO LOS SWILATOS de Medicamento de familias VIVAS PÉREZ Adoptados de Real orden por el Ministerio de Marina y por el de Guerra y recomendados por Academias de Medicina nacionales y extranjeras Curan pronto y bien toda clase de indisposiciones del 1 M MESI 1 Y 0, VÓMITOS, DIARREAS, ETC. EN NIÑOS Y ADULTOS SgEbdjanse en las cajas de papeles los nuevos modelos con la cubierta de papel amarillo r el nombra del medicamento en rojo. Depósito en todas las farmacias acreditadas del mundo. INDISPENSABLE A LOS VIAJEROS ELIXIR RAGARINE