Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO V TELÉFONO DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELEFONO MADRID. VELADA EN HONOR DE F 5 GARO Fot! R. Cifucut LITERATOS Y ORADORES QUE TOMARON PARTE EN LA VELADA QUE SE CELEBRO EN EL TEATRO ESPAÑOL ANTEANOCHE POR 1 NJC 1 ATJVA DEL CENTRO DE HIJOS DE MADRID. EL SR. MORÓTE (X) PRONUNCIANDO SU DISCURSO DE NUESTRO CORRESPONSAL CALC 1 TRANTE tatt, nada menos que el bisnieto del héroe de Belle- Alliance y Waterloo. dice eme no quiere ser prusiano, Hace años, renunciando el asiento de miembro vitalicio en la Cámara de Señores de Prusia, que le correspondía por derecho áe herencia, sacudió el polvo de sus pies y se marchó á vivir á Inglaterra. Se ignoran los motivos de esta determinación, y nadie se acordaría más de él si un proeeso ruidoso que acaba de juzgarse en la alta corte no hubiera vuelto á llamar la atención sobre este caso original. -So color de que sus hijos viven en Prusia contra su voluntad estricta, ha extendido á ellos el odio que parece tener á su país, y se niega á entregarles la parte de herencia que les corresponde. (El príncipe, inmensamente rico, está casado por tercera vez, y de los tres matrimonios tiene hijos. Uno de ellos murió en los Estados Unidos en la mayor miseria, y dícese que su A B C EN BERLÍN U N PRUSIANO RE- ElprmcipeGebhard Blücher von Wahls- padre se negó á pagar ios gastos del entierro. Su hija, la condesa María Blücher, ha tenido que sostener contra el propio padre, ante todas las instancias judiciales del reino, un largo proceso, hasta conseguir que le entregue la cantidad, relativamente pequeña, de 65.000 marcos que había heredado de su madre, y que el príncipe se negaba á liquidar, alegando que había gastado eso y mucho más para su manutención y en educarla. Otro hijo, no sabiendo ya á qué medios acudir, tuvo la idta feliz, á la par que original, de hacer embargar el coche de camino de Napoleón I, trofeo glorioso de la batalla de Belle- Alliance, que el descendiente del gran Blücher conservaba en su castillo de Krieblowitz. Al príncipe no le quedó más remedio que pagar; pero escarmentado y precavido por lo que pudiera ocurrir el día de mañana, ha dado orden de expedirle el carruaje á Londres, y así es como ha ido á parar á Inglaterra el trofeo de Belle- Allianeé, profanado por los sellos del alguacil. En la armería real de Berlín se conservan el sombrero, la espada, las condecoraciones y las pistolas del Emperador, que se halla- ban en el coche. En cuanto á los diamantes que allí también se encontraron... ¡esos le tocaron al rey de Prusia! ¡f CRISIS DEL BLOQUE El bloque eslá atravesando una crisis, y con él, deducción lógica, 1 está atravesando también el Gobierno. El bloque presentado por el príncipe de Bülow como un lazo entre el espíritu conservador y el espíritu liberal y calificado por el miembro liberal del Reichstag Albert Traeger de producto de la merluza con el conejo el bloque que gracias al brío, áJa habilidad y á la sutileza del canciller, había resistido hasta ahora á todos los ataques y á todas las intrigas, manteniéndose firme contra vientos y mares; el bloque, el famoso bloque, se está desmoronando. No podía ser de otro modo; tarde ó temprano tenía que suceder, llevando en sí mismo el germen de su disolución. Apoyado sobre su bloque, Bülow- pudo durante dos años vencer todas las dificultades; pero no así ahora, la más seria entre ellas, el problema financiero, ¡manzana de discordia! El conflicto está dentro del mismo bloque, en si se establecerán impuestos directos ó