Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES Si DE MARZO DE 1909. EDICIÓN 1 PAG. 14. dación, y que ha tenido la buena lortuna de hallarían noble cooperadora en la citada señora, será el director médico de Instituto tan notable como útil. EL 1 GROS DE UN En la Sociedad de Terapéutica de PaVOMITIVO rís se ha dado cuenta por el doctor Chevalier de un caso grave de intoxicación de un niño de año y medio de edad, al cual se le dieron dos cucharadas de jarabe de ipecacuana y el cual había sido falsificado con tártaro emético, medicamento peligroso. Aconseja utilizar de preferencia el polvo de ipecacuana mezclado con julepe gomoso, ante la sospecha de que pudiese haberse realizado la substitución referida, que por fortuna no efectúa ningún farmacéutico de conciencia. INFANCIA eado f Consejo Superior de la Infancia p éidiitti una sección auxiliar ttécnico- administrativa á las órdenes del ministro de la Gobernación, presidente nato del mismo Consejo. El jefe de este servicio tendrá el carácter de secretario adjunto, recibiendo las inspiraciones de la secretaría general y asistiendo á las deliberaciones del Consejo. Ha sido nombrado para desempeñar este cargo el Sr. don Pedro Sangro y Ros de Olano, persona muy competente en asuntos administrativos y sociales, á quien enviamos cordialísima enhorabuena. LA J 3 L HOSPITAL DE LA REINA PARA NIÑOS EN LONDRES El primer hospital de I,o ndres consagrado exclusivamente á enfermedades de la infancia es el de Great Ormond Street, que se halla en el barrio de Bristish Museum. Fundado en 1852, dicho hospital se reconstruyó completamente en 1875, añadiéndose departamentos anejos en 1893 y 1905. Todos los adelantos de la ciencia moderna y cuantas mejoras se han ideado recientemente. se han reunido para aliviar en lo posible las enfermedades infantiles. I,o propio puede decirse del Queen s Hospital for Chilárm, en Bethual Green, situado en un barrio, populoso y pobre Este establecimiento benéfico ha sido el primero en proclamar la necesidad urgente de cuidar las dentaduras de los pequeñuelos. Existe una instalación especial que permite se saquen las camas de las salas, coló- ROTECCIÓN A Por Real Decreto se ha e BIBLIOGRAFÍA asmática, por el doctor Eduardo Xalabert y Serra, con un estudio radiográfico practicado por los doctores D. César Comas y D. Agustín Prió. Comunicación presentada al Congreso español de la Tuberculosis de Zaragoza. s un trabajo de verdadera importancia científica, sumamente interesante. a Lira humilde, por Enrique Vázquez de Aldama, prólogo de M. R. Blanco Belmonte. Precioso libro que revela las excelentes dotes de poeta que adornan á su autor. Va precedido de un sentido y hermoso prólogo en verso del ilustre escritor Blanco Beljnonte. Transcribimos como muestra el siguiente soneto: A MI MADRE Te busca el alma que doliente gime; la inmensa pena que en mi pecho estalla, con tu consuelo bienhechor acalla, mitigando la angustia que me oprime. Doble mi frente el ósculo sublime de tu cariño, en que mi fe se halla y que del mundo en la feroz batalla me defiende, me orienta y me redime; que si hiere mi pecho el sufrimiento, Sallaré lenitivo en el momento za. que me ofrezcas de tu amor los lazos; y mi alma sentiré de dicha llena... pues ¿cómo ha de abatirme alguna pena mientras tenga el refugio de tus brazos? tratamiento de la tuberculosis por la tuberculiC ontribución al estudio de la tttbercuhsis seudo- L na, por José Verdes Montenegro, profesor de enfermedades del corazón y de los pulmones en el Instituto Rubio y director del Real Dispensario Antituberculoso María Cristina, de Madrid. Esta obra, premiada por la Real Academia de Medicina de Zaragoza, es de un gran Interés médico, y revela el celo científico y laboriosidad de su distinguido autor, uno de los médicos que con más entusiasmo se han dedicado á la propaganda antituberculosa en España, dirigiendo un dispensario en el cual se emplean ¡principalmente las tuberculinas como medio de tratamiento. CURA AL AIRE LIBRE EN EL QUEEN S HOSPITAL FOR CH 1 LDREN, DE LONDRES candólas en grandes balcones ó galerías cubiertas, de que da idea el grabado que acompaña á estas líneas. Este sistema, que á los cuidados médicos y quirúrgicos añade la cura al aire libreada muy buenos resultados. Los enfertnitos son cuidados con gran ternura y abnegación por señoritas enfermeras laicas procedentes de familias burguesas. Son muy instruidas, sienten verdadera vocación por su profesión, que perfeccionan todo le posible. Muchas de ellas se dedica á nurses, ó sea lo que en España se designa con el nombre de ama seca.