Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDICJQN i. PAG. 8. 11 f i P ¿tj l i. V jj, J cféfiaiaísfeño publico, con las siguien alairas: Como desde aquí á ese titos (Risas. Felicitamos á D. Natalio Rivas por este merecido éxito forense, al que seguramente seguirán otros y otros. TRIBUNA LIBRE y toros, y otros, tomando los áSfSvilbííó! efeetos del Sol verdad, más efectivos que los del otro Sol. pnseñanzas para el porvenir. Que no debe llamarse al pueblo sino con legítima causa, y que el organizado! debe aprender (y perdone por el buen deseo que nos anima) que hay muchos políticos cttcos que jalean á los que se quieren exhibir, y después, por no caer en la derrota, vuelven la espalda poi el instinto de conservación. Las manifestaciones son como los meiones: ¡qué ricos niadurosjv cómo amargan sin sazón! JAV. ER GARREÑO X Ianuel Montoya. Hermano de la víctima de esta tragedia y yerno de Saturnino; comparece como procesado, como dijimos anteriormente. Se sienta solo en el banquillo de la derecha del relator. Afirma que no tuvo participación alguna en la reyerta ni cometió ningún acto delictivo. Según referencias oídas al salir de la cárcel, donde permaneció detenido varios días, su hermano Autón fue agredido por Manuel Losada con una pistola cuando estaba tranquilamente comiendo unas uvas en la cantina; al notarse herido de los disparos ¿uyó, tropezando con los demás Losadas, que le cercaron, terminando por matarle. Saturnino y Eulogio ayudaban á Manuel en su tarea de herir, y Antonio y Nicanor disparaban parapetados tras las caballerías. Cuspensión. Nicanor Losada. 13 Después de suspenderse la sesión por unos minutos, se reanuda, declarando el procesado Eulogio Nicanor Losada. Estaba haciendo unos tratos cuando oyó las detonaciones, viendo que Antón estaba en el suelo y que todo se había terminado. del lugar donde ocurrieron los hechos. Al oir las detonaaiones se acercó hacia donde estaba su padre, siendo detenido por un sargento de la Guardia civil. Vio que Manuel Montoya corría por lado opuesto al sitio en que ocurrió el suceso. prueba testifical. Juan Montoya, hermano de la víctima, presenció el hecho por haber sucedido á unos cincuenta ó sesenta pasos de él. Manuel Losada disparó un tiro contra Antón; éste salió huyendo, y entonces aquél volvió á dispararle, haciéndole caer. El declarante le llamó asesino al perseguidor. Antón, una vez en el suelo, disparó contra Saturnino Losada. Ampkatís hinó al testigo de una puñalada, y Antonio, escondido tras unas caballerías, hizo fuego contra Antón. De Ni canor no sabe á punto fijo los disparos que pudiera haeer. A continuación comparece un hijo del anterior, que dice, poco más ó menos, lo mismo que hemos consignado. En seguida suspende el juicio el presidente de la sección de Derecho, Sr. Martí, oara reanudarla esta tarde. Los pasillos de las Salesas se han visto fliuy concurridos por individuos de las familias rivales, habiendo sido muchas las precauciones adoptadas para evitar cualquier incidente desagradable. LA MANIFESTACIÓN DEL DOMINGO 1 os que citaron. ¡A qué tristes reflexiones se presta la manifestación! Ver á hombres que se consideran de altura mental urdiendo esta manifestación é invocando el sagrado patriotismo á las masas. ¿Por qué? ¿Para qué? A pesar de los discursos de Sol y Ortega, seguimos ignorándolo. c otivos. Primero. Comprendo que los hombres de buena voluntad, de amor cívico, salgan á la calle y den el grito de libertad, de moralidad, de la idea que fuere; pero que se haga en momento tan desdichado, tan inoportuno y tan falto de materia- es una fatalidad á la par que un fracaso Señor Sol: ¿Qaé acto ha realizado el obierno que demuestre esa parcialidad por el interés particstlar, con olvido, con perjuicio del interés colectivo de Madrid? Admito que el Sr. Toca fuera el representante de ese interés público, que es admitir; admito que el interés de la Empresa Santillana fuera contrario á los del Canal; admito que el Gobierno se inclinara en favor de la Empresa Santillana, que es admitir cuanto le agrada al Sr. Sol, y ahora razonemos, amigo mío. ¿Dónde está el beneficio del pueblo de Madrid? ¿En las conducciones de agua y luz que ponga el Canal ó en las conducciones de la Empresa Santillana? El que puede contestar á esta pregunta es un zahori. No lo sabemos, no lo sabe nadie. Lo único que sabemos del Canal es que ha mandado al otro mundo á los desdichados que padecieran del estómago y no tuvieran filtro. Aguardemos á que Santillana dé el tipo de precio de la luz, que se sepan las condiciones del Canal y la Empresa, y después veremos lo que hace el Gobierno; pero hasta ese día todo es prematuro y fantástico. Segundo. Que Maura tiene acciones en la Empresa Santillana. Hablar de esto, señor Sol, es caer en el más espantoso ridículo. No hay ministro, ni en España ni en el mundo, que no tenga en un momento dado incompatibilidades eutre sus intereses y los intereses que gobierna. M Francisco Losada. Estaba muy distante fOMEDIA Mañana miércoles, 5.0 y iilti mo de moda, se pondrán en escena Francfort, Zamgiieta y Mañana de sol. El sábado, beneficio de ¡a aplaudida y distinguida actriz Concha Ruiz, con la preciosa comedia en tres actos, original de Ja cinto Benavente, Lo cursi, con el siguiente reparto: Rosario, Sra. Ruiz; Doña Flora, señora Alba; Valentina, Sra. Martínez; Lola, Srta. Pérez de Vargas; Asunción, señorita Carbone (A) Agustín, Sr. González, el marqués de Villa- Torres, Sr. Ramírez, Don Gasparito, Sr. Santiago; Carlos, Sr. Cátala; Félix, Sr. Vilches; un criado, Sr. Sala. Completará el espectáculo el gracioso entremés de los Sres. Alvarez Quintero Morritos. LA CORTE NOTAS TEATRALES El dios de ios I os que fueron. La gente fría, la que fue desprovista de pasión política, vio pasar varios gremios, muchos republicanos y bastantes chiquillos y golfos, compañeros inseparables de las manifestaciones; llegaron al monumento de CENTENC 1 A DEL SUPREMO La Sala se- Castelar, y allí pudo apreciarse por la comij gunda del pacta masa, que constituía una pina, los que eran Tribunal Supremo ha dictado sentencia en Fijándose desde un coehe en el terreno un recurso de casación visto el día 10 del que ocupaba la manifestación antes de disolcorriente. El lector lo recordará. El Sr. Cobián ha- verse, y medido después, resultó 3.250 mebía interpuesto el recurso contra una sen- tros cuadrados, que á seis por metro llegatencia dictada por la Audiencia de San Se- rían á 20.000 manifestantes, y descontando bastián en causa por injurias seguida al di- chiquillos y golfos, que creo no deben conrector de El Correo de Guipúzcoa. El injuria- tarse (pues lo mismo dicen viva Juan que do, D. Teodoro Arana, estuvo defendido en viva Pedro) quedarían unos 18.000. TodTo el Supremo por D. Natalio Rivas, que se cuanto en contrario se diga, que me lo diopuso al recurso en un inf orine tan brillan- gan á mí y sobre el terreno, pues aun encontraré las señales de los límites, demostrate que mereció muchos plácemes. ré que es falso. i. La Sala segunda del Supremo ha dado la razón al Sr. Rivas. Y nosotros, que reseñaDescontamos de las anteriores cifras unos mos aquella vista, recogemos hoy la noticia 2.000 curiosos que fuimos parctver. de sa resultado para ratificarnos en el jui ¿Dónde estaba el comercio dónde los licio que aquel día nos mereció, como letra- berales, los demócratas, los vecinos de Mafio distinguidísimo. el ex subsecretario de drid que forman la clase media, la más nula Piesidencia, y para hacer 1 notar que su merosa en la corte; los profesionales, en primer informe en el Supremo ha sido una suma, la casi totalidad del vecindario? Unos, ictoria para el cliente á quien defendía. encasa de Maura; otros, en los cafés, teatros bía cobrar derechos de autor por sus colaboraciones indirectas en el teatro Graeias á Júpiter, autores y libretistas han ganado muchos miles de pesetas antes, en. y después de Offembach, su amigo y albacea. Pero el dios está ya agotado, y cuando baja á la tierra, los titanes del público le reciben, como anoche en la Zarzuela, de muy mal humor. Júpiter- -nos atreveríamos nosotros á pedirle, -organiza un beneficio de despedida y vete al Olimpo, que ya es hora de que des- canses. Quiere esto decir de un modo discreto que mi amigo Pérez Olivares, culto y notable periodista, no debe volver á acordarse en su vida ni de Júpiter ni de su corte, ni mucho: menos fiarse de lo que vea en sueños el patrón de una casa de huéspedes, que, es claro, con una alimentación deficiente, jqué va á soñar el pobre! Venga pronto el desquite, y á Júpiter, que le parta un rayo. -F. DRICE Está noche, última y definitiva función extraordinaria á beneficio del coro, se pondrá en escena la preciosa opereta La viuda alegre, desempeñada poí los notables artistas Sofía Palacios y Ernes to Hervás y principales partes de la compa nía, y la zarzuela Chateau Margaux, en la que en obsequio á los beneficiados trabajarán la popularísima Lucrecia Arana y los notables artistas Pablo Arana, Julio Nadal y Ernesto Hervás, que en obsequio á los bes neficíados prestan desinteresadamente sti concurso. TINA DI LORENZO H e aquí la lista de 1 j ac o m p a f ¡í a Tina df Lorenzo, que actuará en el teatro de la Comedia desde la primera decena de Mayo: Actrices: Giulia Rizzotto Cassini, ¡Nerína Grossi Carini, Elide Rosseti, Ennchetta Sabbatini, Elisa Grassi, Lina Grassi, Giulia Massini, Esterxina Chiavestrelli, Clara Ristori, Livia Rissone, Franca Rizzotto, Luí gia Accardij Paolina Bnlli, Ccmsneio Va lenti. y i rm T rnirmimmp- llr 11 n 13