Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 27 DE MARZO DE 1909. EDICIÓN i. PAG, 7. Cintra las confabulaciones de los poderosos está el derecho, que debe hacer respetar todo gobernante. Examina las primas de navegación y cens u r a su coneesión. Refiriéndose á lo que en la política geneTal puede influir la labor del Gobierno, dice: cA mi ine preocupa grandemente el pró xinio porvenir del partido liberal, no por las- diferencias que pueden existir en sn seno, que son bien superficiales, sino por lo des preocupadamente q u e presencia la labor -trascendental que enfrente de él se está realizando. E 1 partido liberal se verá después com) ¡prometido por lo que hoy no impide que se 1 baga. ¿Qué camino seguirá luego el partido li beral? Encontrará su camino obstruido por C una serie de leyes que le harán difícil la vida en el Poder. Se encontrará con que han adquirido vida muchos organismos reaccionarios, y el partido liberal se verá obligado á definir esta agitación, recordando que los Gobiert nos deben ser neutrales. Nosotros no luchamos por intereses, y tendremos que saber bajar el nivel de las pasiones y de las codicias. Volviendo á la proposición, dice que lá fórmala de los que la apoyan es la misma i- que la del Sr. Maura en 1905: que la marina f no debe pagarrnasirnpuestosnigravámenes. Yo propongo que se desglose el art. 16 í del proyecto y aplacemos su discusión. Sen 1 tados, con calma, discutiremos lo de los ser, vicios subvencionados. Si hay necesidad de subvencionar un servicio determinado, como, por ejemplo, el de agua, tiene mi voto, pero dejándoos á vosotros la responsabilidad de esa política. ¡Termina el Sr. Canalejas, y se levanta la Sesión á las siete y treinta. s Rajo i a presidencia del general Sostoa, como jefe de la jurisdicción en esta corte, se reunió ayer mañana, á las once, en 1 el ministerio de Marina, la Junta superior de la Armada para estudiar la contestación dada por la casa Vickers á los reparos y mo; di icaciones señalados al proyecto que pre se ító en 1.1 concurso. En la reunión de ayer, que fue primera de una s- e ie, se limitaron á dar cuenta de dicha contestación y á cambiar impresiones sobre la distribución del trabajo á que la Junta habrá de dedicar especial estudio. f p í despacho recibido en Marina acerca del L aplazamiento de la botadura del Almi t tante Lobo está suscripto por el capitán de v navio jefe de la comisión española en Lonj dres, y así redactado: Llegué á Kinghoru á las cinco y treinta y cuatro de la tarde, encontrando todo dispuesto para la botadura; pero no fue posi- We porque anoche sopló fuerte viento JSTor deste y hay mucha mar y resaca. Las guías del carro las llevó la mar, y necesitando dos días para instalar las nuevas, se pierden es; tas mareas. JJor el ministerio de Marina se lia conce dido la gran cruz del Mérito Naval, ¡blanca, al Sr. Méndez Alanis, jefe superior de la Policía gubernativa, en atención á los servicios que prestó en la Liga Marítima. C e comprueban diariamente al ver las por tentosas curaciones de anemia, clorosis y debilidad general en todas las edades que producen los riquísimos vinos medicinales Quina- Málaga Gutiérrez y Hierro- QuinaMálaga Gutiérrez. Y ahora, que son tantos los enfermos, se aprecian las excelencias de esos vinos en lo que favorecen las convalecencias DE MARINA MILAGROS VISIBLES p l entierro del maestro Chapí constituyó una manifestación d e duelo imponente, grandiosa. Gentío inmenso se aglomeraba desde las dos de la tarde en la Puerta del Sol y calle del Arenal. Por ésta era humanamente imposible dar un paso. Poco después de la hora señalada, se organizó el fúnebre cortejo. Bajaron el féretro los hijos y yernos de Chapí, que no han querido ceder á nadie el puesto en este tributo. Se colocó la caja mortuoria en la carroza fúnebre, materialmente cubierta de coronas, arrastrada por ocho caballos engualdrapados, y trabajosamente se puso en marcha la comitiva. Constituían la presidencia el ministro y el subsecretario de Instrucción pública, la Junta directiva de la Sociedad de Autores, los hijos del finado y el alcalde y los comisionados que han venido de Villena para asistir al triste acto. Enorme masa de personas de todas las clases sociales, en la que se mezclaba coa el severo traje de levita la modesta indumentaria del artesano, iba en pos del carro fúnebre. Entre la obscura mancha de aquella columna de gente destacaban varios estandartes: eran los de los orfeones Eco de Madrid, La Fraternidad, El Castellano y los del Círculo de Bellas Artes y de las Escuelas de Declamación. Ivas coronas ocupaban varios coches; eran muchas, más de cincuenta. A vuela pluma anotamos las siguientes: Del Ayuntamiento, de la Sociedad de Autores, de los copistas de la misma, de don Miguel Nieto, de D. Antonio Zurrón, de la famiha Alvarez Quintero, de Fuentes y Asenjo, del maestro y coros de Apolo, de Fernández Shaw, de Loreto Prado y Enrique Chicote, de la compañía del Cómico, de Isabel Bru, de la Asociación general de Profesores de orquesta de Madrid, de los nietos de Chapí, Carmen, Rafael y Enrique; de la compañía, coros y orquesta de Martín; de los empleados de la Sociedad de Autores, de la Directiva de la Sociedad de Actores, del Conservatorio de Música y Declamación, de Arregui y Aruej, de Matilde Pretel, de Emérita Esparza, del maestro Vives, de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza, de Petra Arranz, de la Empresa de Price, de la Sociedad Filarmónica de Madrid, del Centro Artístico de Villena, de Tomás Torregrosa, del Cuarteto Francés, de D. Alvaro Ureña. Empresa del Gran Teatro, Asociación de Escritores y Artistas, Lucrecia Arana, Empresa del teatro Albisu, de La Habana; Alcaraz hermanos, de Méjico; Círculo Villenense; actores de los Campos Elíseos, de Bilbao; músicos mayores de la guarnición de Madrid, y viuda de Pina Domínguez. Las primeras artistas de Eslava, desde los balcones de la casa núm. 11 de la calle del Arenal, arrojaron sobre el féretro gran cantidad de flores, en tanto que la orquesta, situada en el pasadizo de San Ginés, entonaba la Fantasía morisca. Era el contraste amargo, y la emoción hacía acudir lágrimas de sincero dolor. En la Puerta del Sol el paso se hacía casi imposible. Al llegar la comitiva al Círculo de Bellas Artes, cuyos balcones se hallaban enlutados, se paró un momento para recibir una hermosa corona de flores artificiales dedicada al ilustre muerto. Toda la calle del Arenal y Puerta del Sol se hallaban llenas de inmenso público presenciando la imponente manifestación de duelo. La comitiva üegó al teatro de Apolo. ENTIERRO DE CHÁPÍ Hízose uri silencio inverosímil, salieron del vestíbulo del teatro los artistas, depo U taron coronas sobre el féretro, y la orquesta tocó unos cantables de La Zarina, y luego, al arrancar el coche- estufa, sonó lamú- sica de El tambor de Granaderos. En el teatro de la Zarzuela la orquesta y coros ejecutaron el Miserere de la obra Ei duque de Gandía. Los artistas depositaron dos magníficas coronas. Al pasar por las calles céntricas, y especialmente por la Puerta del Sol y calles de Alcalá y Mayor, se desorganizó la comitiva á consecuencia de no haberse tomado las disposiciones convenientes para la circulación de carruajes, carros y tranvías. Al pasar la comitiva por la calle Mayor, estaba en el balcón de su casa Loreto Pra do, vestida de luto y vertiendo lágrimas por la muerte del inaestro. En la plaza de la Villa la música de Sar Bernardino ejecutó una marcha fúnebre. Seguidamente la comisión de concejales, compuesta por los señores alcalde, Blanco, Lequerica, Senra, Larrea, Sautillán y Casanueva, depositó una magnífica corona de flores naturales, con la inscripción siguiente: El pueblo de Madrid, al maestro CUapí Los balcones de la Casa de la Villa se hallaban enlutados. Los comitiva se dirigió por las calles Mayor y Bailen al teatro Real. En el vestíbulo se haüabau dependientes que depositaron una corona de la Empresa que decía: A D. Ruperto Chapí, gloria de España, sus admiradoresBoceta y Calleja La entregaron los Sres. París y López Marín, Boceta y Calleja. También se depositaron otras dos coro ñas de la Orquesta Sinfónica y del maestro. Fernández Arbós. El vestíbulo se hallaba ocupado totalmente por la Orquesta Sinfónica, dirigida por el maestro Arbós, que ejecutó admira blemente la marcha fúnebre de El ¿naso di 7 os dioses. Fue, sin duda alguna, esta nota la más grande, por lo patética y herniosa, de la un ponente manifestación de ayer. En los balcones, que ostentaban paños negros, se hallaban todas las artistas del teatro Real, que arrojaron muchas flores á la carroza. Era tal la aglomeración de gente en las inmediaciones del teatro Real, que hubo carreras y sustos á granel, sin que, afortunadamente, ocurrieran desgracias. Poco después de las cinco y media de la tarde llegaba la carroza al cementerio de San Justo, en cuya puerta aguardaba ya el clero de la capilla con cruz alzada v el es tandarte de la Sacramental, Los alrededores del camposanto estabaí llenos de público. El féretro, á hombros de la servidumbre del cementerio, fue conducido á la capilla, en donde se rezó un responso, y luego al final del patio de Santa Teresa. Al ir á depositar la caja en la sepultura 4 resultó estrecha la entrada, y fue necesario quitar el sardinel de mármol. Los hijos del maestro arrojaron sobre el ataúd unos cuantos puñados de tierra y da flores. A las seis de la tarde terminó la triste ee remonia. La aglomeración de gente para presenciarla fue tal, que con las apreturas saltaron algunos barrotes de las sepulturasinmediatas. p l maestro Serrano ha visitado á la viudV de Chapí, dándole el pésame en nombre y por encargo expreso de 3. Bl. la Reina doña María Cristina v de la infanta d Isabe 1 p n San Justo.