Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. SABAIK) 27 DE MARZO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 6. CORREOS Y TELÉGRAFOS l proyecto ¿eído ayef por el ministro de la Gobernación de reforma de Correos y Telégrafos íué considerado unánimemente como de gran trascendencia. El Sr. L, a Cierva decía anoche que el proyecto es una obra meditadísima, en la que ha venido trabajando durante mucho tiempo. Cree que no habrá dificultades para su aprobación, porque se ha de estimar por todos que se trata de una reforma necesaria para España. Dice el ministro que, de no demorarse largo tiempo la aprobación del proyecto, los auevos servicios podrán funcionar á principios detaño 1911. F menes de carreteras y uno de la Comisión de Actas admitiendo al ejercicio del cargo al senador vitalicio Sr, Díaz Cordobés. Se vota definitivamente varios proyectos de ley, entre ellos el que respecta á los empleados de Aduanas, y se levanta la sesión á las siete y cuarenta y cinco. CONGRESO SESIÓN DEL DÍA 26 DE MARZO DE 1509 CONSEJO p s posible que hoy, por la mañana, se ce lebre Consejo de ministros para examinar, entre otros asuntos, el expediente áe indulto del reo de Bilbao. SENADO SESIÓN DEL DÍA 26 DE MARZO DE 1909. C e abre á las tres y media. Preside el general Azcárraga. Del Gobierno sólo está presente el ministro de Hacienda. Leída por el Sr. Guitón el acta de la anterior, y antes de aprobarse, pide el Sr. CALBETON que se añada al texto de la misma una pregunta que en la sesión citada dirigió al ministro de Gracia y Justicia y que por olvido no consta. Accede á ello la presidencia. El Sr. YAÑEZ se hace intérprete del sentimiento de nuestro pueblo por la muerta del maestro Chapí, elogiando su labor, y ruega al Gobierno acoja benévolamente la petición de la Sociedad de Autores para que en el acto de la jura de la bandera toquen las bandas militares la marcha de El tambor Excita á la Cámara á acordar que conste en acta su sentimiento por la pérdida de este ingenio, que es honor del arte español, y el PRESIDENTE y el ministro de HACIENDA se asocian al elogio del ilustre maestro. Quéjase el Sr. LOYGORRI del retraso que sufre en las Aduanas el servicio de paquetes postales y reclcma su pronto remedio. De ello promete ocuparse con interés el Sr. BESADA, y después de expresar su agraiecimiento el Sr. L, OYeORRI, se ertra en el ORDEN DEL DÍA RUEGOS Y PREGUNTAS ie Granaderos t 1 t Prosigue la discusión del proyecto de RÉGIMEN LOCAL Es admitida una enmienda del Sr. Yáñez al art. 59, y desechada otra del Sr. Calbetón, así como otra del Sr. Ainblard. Desechadas otras dosj enmiendas del señor Palomo, se lee y aprueba el art. 9. tal como queda redactado. Cuanto aí 60, es aceptada una del señor Arias de Miranda, discútese otra del señor Amblard, que no es tomada en consideración, así como otra del Sr. De Buen. Se suspende el debate y el Senado pasa á reunirse en secciones. Reanudada la sesión, continúa la discusion promovida por la interpelación Rodrl gáñez acerca de LOS CAMBIOS 1 Rectifica el citado ex ministro liberal. Habla el orador tan bajo, que es ímproba tarea entenderle. En su rectificación, el señor ministra de HACIBNBA refuta con hechos y declaraciones terminantes los fundamentos de la interpelación y los cargos que de ella podrían desprenderse. v Se da. por terminado el debate Son aprobados Sin discusión varios dictá- A las tres y cuarenta minutos- declara el Sr. Dato abierta la sesión, hallándose en el banco azul el jefe del Gobierno y los ministros de Estado y Gobernación, éste de uniforme. CORREOS Y TELÉGRAFOS Sube el Sr. l a Cierva á la tribuna y lee un proyecto de ley reformando los servicios de Correos y Telégrafos. El Sr. AZCARATE protesta de que un anuncio de subasta hecho en Tánger se haya realizado redactando en francés la convocatoria y poniendo como tipo de moneda el franco, cosas ambas contrarias al Tratado de Algeciras. E) l ministro de Estado manifiesta que nuestro representante diplomático velará; por el cumplimiento de los Tratados internacionales. El ministro de ESTADO da cuenta de las noticias oficiales sobre los sucesos de Guinea á que se refirió en la última sesión el Sr. Fernández I, atorre. Quita importancia á la agresión realizada por los paniués y al incidente ocurrido en Bata con un crucero alemán. LA SALUD EN MADRID El Sr. ROMERO propone que se habilite el hospital de la marquesa de Vallejo, recientemente terminado, para trasladar á él los convalecientes del tifus que se hallan en San Juan de Dios. Análoga petición hace respecto al hospital llamado de Castillo Piñeiro, El ministro de la GOBERNACIÓN manifiesta que el hospital de la fundación Vallejo se terminará en breve, y ya se han hecho gestiones para utilizarlo con destino á los enfermos convalecientes, solicitándolo del general de la Orden de los Paúles, que es quien lo tiene á su cargo. Respecto del hospital de Castillo Piñerro, 1 aado en los Cuatro Caminos, dice el ministro que, á pespr de ser de fundación particular, el Gobierno se propone acabar sus obras con dinero del Estado y utilizarlo para los enfermos que no tengan cama en otros hospitales. ESPAÑA EN MARRUECOS Se reanuda el debate sobre la interpelación del Sr. Villanueva relativa á la política del Gobierno en Marruecos. El Sr. MAURA GAMAZO habla para alusiones. Recuerda los antecedentes históricos que existen entre Marruecos y España para hacer constar que desde 1767 los frailes han contribuido eficazmente á la conservación y progreso de nuestros intereses en Marruecos, habiendo merecido la confianza denuestro pueblo y de los Sultanes, y llegando algunos de ellos á gestionar y concertar importantes Tratados diplomáticos entre el Imperio marroquí y Espapa. Para confirmar su opinión lee párrafos de un libro de un célebre escritor protestante inglés, el cual reconoce la inteligencia y el celo transigente con que los franciscanos cumplen su evangélica misión desde hace siglos en Marruecos. Basándose en gran número de documentos diplomáticos, que expone minuciosamente ante la Cámara, que le oye con gran atención, afirma que la acción de España en Marruecos desde el Convenio de 1904 y la Cotíferencia de Algeciras es muy activa y no merece ser calificada de pas áe com parsa como lo hizo el Sr. Villanueva. Opina que el reciente Convenio francaalemán es sólo una aclaración áel Acta de Algeciras. Estima muy grave la conducta 1 seguida por el Sr. Villanueva, persona que puede influir en la política exterior de España 3 que hace recelar si destruirá cuando llegue al poder todo aquello que ha combatido ea su interpelación sobre Marruecos. Termina diciendo que España despejado ya el horizonte internacional, debe atettder con cuidado al Norte de África, á Marruecos, en donde está nuestro primer campo de expansión. (Aplausos en la mayoría r El orador es muy felicitado. ORDEN DEL DÍA Tómause en consideraciónjvarias proposiciones de ley, y se reanuda el debate sobre el proyecto de COMUNICACIONES MARÍTIMAS El Sr. CANALEJAS rectifica. Empieza haciendo un examen ligero dei discurso del Sr. Maura, encontraadq en él algunas censuras para el partido liberal, censuras de las que se lamenta y que re- chaza. Es necesario- -dice- -que el Gobierno, en esta cuestión que se debate, se deje de contradicciones y tenga una orientación fija. Nosotros tenemos derecho á pedírsele. No es exacto que España entera esté de acuerdo con el proyecto y con lo que en él hay de beneficioso para la Compañía Transatlántica. No es ésa la opinión de España. Hay, sí, algunos elementos que están conformes; pero no habéis tenido en cuenta la opinión de los que piensan en contra. Nohabéis escuchado la voz de diferentes entidades que rechazan el proyecto. Examina las frases del Sr. Maura relati vas á la necesidad de proteger á la marina mercante nacional, y dice que nadie ha hablado de que no- sea protegida esta industria. Pero lo qae no se puede hacer es proteger y salvar una industria con perjuicio de otras. Será preciso también salvar á otras industrias y luego salvar á los trabajadores, porque la campana que llama á salvar la vida debe ser oída antes que la que llama á salvar los intereses. Dice que es preciso traer al Parlamento las insinuaciones maliciosas que han podido servir para calificar de malos españoles á los que no piensan como el Gobierno. Recuerda lo que un día se dijo del decrecimiento de los ferrocarriles, queriéndola relacionar con el crédito público. Dice que es una preocupación del señoi Maura la creencia de que se afirme el poder nacional, dando fin al monopolio de los Bancos extranjeros. Yo afirmo y repito- -añade- -que en este proyecto lo que se dispone es la congrua sustentación de la Compañía Transatlántica, porque ésta será la verdaderamente beneficiada. Invita al Gobierno á que repase la historia de las naciones modernas para que vea las dificultades surgidas de los servicios subvencionados. Hace una comparación entre las fuerzan navales mercantes de España y las de Jas demás naciones, y deduce que nuestros barcos no pueden competir con los extranjeros. Refiriéndose á los barcos vagabundos, re chaza los cargos que les dirigió el Sr. Huirá, y defiende á esos barcos, que, emancipados de toda línea regular, trabajan activa y honradamente y prestan muchos beneficios á los exportodores. Dice que el Sr. Maura tiene la manía de regularizar el trabajo y todas las inamfes 1 aciones de la voluntad individual. Aconseja al Gobierno que procure iinpo. nerse á las confabulaciones de aquellos que no pretenden más que elevar los precios. tnmrmniHimiiinirc Hitn