Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 26 DE MARZO íiqüél establecimiento, con cruz alzada, cantó un responso, siguiendo luego al cementerio del Este, adonde llegaron á pie todos los condiscípulos del grupo y los internos de la Provincial, que no quisieron abandonar al compañero hasta el último momento. cardo un pat de las de lujo á Gaona, y coge él otro de las ordinarias. ¿T Gaona cita como para quebrar, sin qae acuda el toro, y después clava al cambio en buen sitio, y escucha entusiastas aplausos. Ricardo clava un par, oyendo palmas, y cierra el tercio Barquero clavando un pálos salvando habilidosamente el derrote del big, cho- -que desarmaba, -y después de una pasada sin clavar y de una salida en falso. Bombita encuentra á su enemigo noble, pero quedado, y le pasa de cerca, tranquilo y adornándose. 4 ¡Doco después de la hora anunciada, con Entre los pases, casi todos muy buenos, un lleno completo y con amenazas de hubo uno superior de cabeza á rabo y dos fuerte lluvia, é iniciación de ésta al salir el cambiados por bajo magníficos, dejándose primer toro, da comienzo la corrida orgarozar los alamares de la taleguilla y derronizada á beneficio de la Asociación de la chando arte y valentía, randes y mereciPrensa, das ovaciones. v y el cartelíto es... cualquier cosa. Al decidirse á herir dio media estocada, Cuatro toros de Miura y cuatro de Pablo que no resultó entera por encogerse el toro Romero, que han de estoquear Bombita, y por salirse de la suerte, al marcar la reMachaquito. Gallito y Gaona. v unión el torero. Pedir más sería avaricia. Nuevos pases soberbios, no obstante mosPara hacer honor al cartelito ocupa trarse el bicho poco bravo, y, finalmente, una puestS én el palco presidencial el que fue estocada hasta el codo, mojándose el diestro popularísimo diestro y hoy es bien conocido materialmente los dedos. concejal, D. Luis Mazzantini, sin duda como La ovación que escuchó Ricario fue digasesor del presidente, Sr. Fernández Vic- fercero, de Miura, apodado Bravio, castaño 1 torío. obscuro de pelo y luce el número 116 na de su admirable faena. -En el palco real se hallaba la infanta Isa- Es grandote y de mucho velamen. Oexto. Palillero, cerrado de bel, acompañada de la marquesa de Nájera, Gallo le saluda con cuatro capotazos, dos Miura, negro número 24 del de chorreao, fino y en muchas localidades de preferencia y de ellos muy buenos, juntando los pies y largóte y algo sacudido de carnes. cuerna, en algunos tendidos se veían hermosas mu- estirando los brazos. Termina con un recorRafael González se abre dos veces de capa jeres luciendo garbosamente la clásica man- te, y es aplaudídísimo. y en ambas pierde terreno, sale embarullatilla blanca. En quites cumplen bien los dos Rafaeles. do de El toro muéstrase voluntarioso y noble, no peones. la suerte Ly necesita ayuda de los El toro primero, de Miura, es gordo, fino, obstante haber bastante barullo en la lidia y Palillero con fie hermosa estampa, cárdeno salpicado y se de rajarle la piel despiadadamente Salsoso. los de aupa; se muestra poco voluntarioso ea pero recarga en la suerte, llama Bombito. Los chicos del Gallo cumplen en banderi- los cinco picotazos que sufre derriba ytres En el primer tercio escuchan muchas pal- llas, sobresaliendo el último par, clavado los de dos pencos. c a s Zurito y el Arriero, y Ricardo sobresale por Gonzalito, que ha sido magnífico, y de- veces áchicos tanda y finiquita clavan cinco Los de Machaquito en quites, siendo ovacionado. Gaona cumple. rrochando el niño vista y facultades. xEl toro resulta noble y voluntarioso, presEl Gallo se dirige al Bravio, comenzando palos al miureño, y entra en la jurisdicción de que, á mi tándose al lucimiento de los diestros. á pasarlo confiado y tranquilo, hincando al- fue Machaco, por elinjustamente, siseos. juicio, acogido público con En banderillas clavan dos pares de los de gunas veces la rodilla en tierra. Machaquito principia lujo Patatero y Barquero, escuchando jusDos pases cambiados por bajo fueron real- pases cambiados y uno desu faena con dos peeho superiores; tas palmas. El toro se duele algo al castigo mente superiorísimos. (Ovación. y y se defiende. Después de larga preparaCon los terrenos cambiados entra Rafael sigue muleteando valiente losconfiado, aun cuando dos ción, clava un par de las ordinarias Patate- á herir y áa media estocada baja. (Pitos y timos, y embarullándose en igualapases úlen cuanto el bicho le hace ro, siendo también aplaudido. palmas. rodar de un estoconazo magnifícente, que Ricardo brinda ampliamente y se dirige á su enemigo, saludándole con un pase de ca- Ruarte Caraqiceso, berrendo en negro, de resulta contrario por atracarse demasiado beza á rabo. El toro sigue noble, pero algo Pablo Romero, de hermoso tipo y nu- el diestro al herir. Rafael rueda por el suelo efecto del enquedado y apuradísimo de facultades. Ri- merado con el 48. Chano y el Agujetas meten cinco puya- contronazo que sufrió con el toro, y es obcardo, en cambio, hace gala de las suyas y jeto de una ovación delirante y merecida. le muletea de cerca, á la querencia de las ta- zos, algunos de castigo. ¡Vaya un niño con ríñones, y vaya una El bicho se muestra blando y sin grandes blas del 7. manera de meter el hombro sin preocupaEn su faena, de escaso lucimiento en los deseos de pelea. (Agujetas fue ovacionado como buen jine- ciones ni reservas! comienzos, merece citarse un par en redondo, frente al 8, Da un pinchazo en lo alto, te á la salida de una vara, en que le acosó Céptimo. Rollito, negro bragao, de los de echándose fuera al engendrar la reunión. la res. Pablo Romero, fino, bien criado y al ¿o Caraqueso llega al segundo tercio algo más chico que los anteriores. (Palmas y pitos. quedado. Dejan íres pares regulares Toreri- v Gallito le obsequia con algunos lances de La faena resulta pesada, porque el niiureño Bombito está hecho un guasón y con la to de Madrid y Pataterito Mejicano, ayuda- capa y escucha palmas. cabeza por el suelo, y Bombita procura arre- dos por el gran Barquero, que fue aplaudiEl toro resulta poco bravo y tardo para dísitno en justicia. glarlo muy despaciosamente. los piqueros, que no hacen nada extraordiRodolfo Gaona comienza á muletear mo- naria. Frente al 7 entra á herir Ricardo de nuelestado por el aire y bien ayudado por los vo, resultáudole un pinchazo hondo. En banderillas continúa poco pronto v Más pases, y los impacientes tocan pal- peones. -encogiéndose al sentir el hierro. El toro está incierto, no para un instante más guasonas, que son acogidas con protesI, os dos Rafaeles cogen los zarcillos y clay cabecea deplorablemente. tas por otra parte del público. van: Gallito, un par desigual, cayéndose un- Después de cambiarlo de sitio para ver si palo, primero, y luego, un par bueno. En tablas del 5 da otro pinchazo, que no profundiza porque el toro no hace nada por mejora, da el espada unos- muletazos, perMachaco, tras larga preparación, debido el diestro, y éste hace poco para derribar al diendo la defensa. -á las condiciones de la res, un buen par. Sin más pases entra Gaona á herir decibicho. (Pitos. Rafael Gómez encuentra á Rollito maneOtro pinchazo, y á poco cae el toro. (Pitos dido, y larga un pinchazo en hueso. jable, pero incierto, y le trastea con escaso De nuevo entra, dejando una estocada de- reposo. y palmas. -K lantera y barrrenando, pero con gran fe, que Tira luego la montera, da un paso atrás Cegundo (de Pablo Romero) Jerezano de se le aplaude, teniendo en cuenta que el y, entrando recto, señala un pinchazo en lo 13 toro está convertido en un marmolillo. mote, con el núm. 11 entre los de la vaalto, que no pasó de pinchazo por no aprecada, y ne grb de pelo. tarse el diestro. Machaquito lo saluda con unos capotazos uinto. Ermitaño, negro meano, de buena Da otro pinchazo también ecnandose fuede valientej- p ero perdiendo terreno, cayen- vQ estampa y finos y abundantes pitones. ra á la mitad del viaje, pero entrando recto ño al suelo y estando expuesto á sufrir un Está marcado con el núm. 19, y procede de y señalando bien. (Palmas. desavió. la ganadería de D. Felipe de Pablo Romero. Más pases, con poca quietud de pies y E l toro, qufe es bravo, pero no recaiga en En varas no tenemos que señalar nada menos confianza que antes, y termina con yátás, facilita á Machaco y Gallo los aplauf no table. media estocada que le resulta caída por l jos que logran en quites Al llegar el segundo tercio pide el públl- cuartear demasiado. (Palmas y algunos Curaplgtf ríel segííndo tercio Catnará y coque banderilleen les matadores; ofrece Ri- pitos. Cantimplas, clavando aquél dos pares süper i ores. Maehaquito comienza á pasar al toro con alguna desconfianza, como queriendo quitárselo pronto de en medio. Y es de advertir que el bicho, que mzo la faena de varas en un palmo de teereno y siguió bueno y bravo en banderillas, continúa bravísimo en la muerte. Resulta un gran toro Con pocos pases mas y ayudado por Blanquet, entra Rafael á matar con apresuramiento y larga una estocada llegando al pelo, pero tendida y ladeada. (Palmas y lo otro. Actúan largo rato los enterradores y, después de sacarle el estoque, siguen los capotazos y empiezan las palmas guasonas. Nuevos pases, sin arreglar á Jerezano, que tiene la cabeza por las nubes. Por esta razón, y por la de cuartear mucho el diestro, al largar Machaco un pinchazo le resulta tendido y ladeado. (Pitos. Otro pinchazo hondo; más pases y muletazos. (La faena va resultando demasiado pesada. Otro pinchazo. Media estocada caída... y dobla el bicho. (Pitos y palmas. Í A CORRIDA DE LA PRENSA jiiMiuiiffiiunnmnnnri jiwiliiMMnnrtimrnn