Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES a 3 DEMARZO B E 1909. EDICIÓN i. PAG. 9: 7 Dfernios. en. la calle. f Unos guardias de Seguridad hallaron ayer en la Rond- a de Valencia á un joven de diez y ocho años, llamado Manuel Chantín y Ortiz. Después de ser reconocido en la Casa de Socorro del Hospital, pasó á San Juan de Dios. Por presentar síntomas de tifus fue detenida anoche y conducida al hospital de San Juan de Dios María Alvarez Martín. uatro tíficos. I a Policía del distrito de Bttenavista íha dado cuenta al gobernador de que en el piso entresuelo de la casa núin. 13 de la calle de Claudio Coello existían cuatro perdonas atacadas del tifus. Q t r a víctima. V Víctima del tifus exantemático, adquirido en el cumplimiento del deber, falleció ayer el alumno interno del hospital Provinci 1 D. Iveopoldo Cardenal y Cristóbal. IvOS alumnos internos del quinto grupo citan para hoy, á las once, en la sala de Juntas del benéfico establecimiento, á los compañeros de Facultad, y á las doce en la Escuela de Medicina, para tratar del entierro del desgraciado compañero, que se verificará á las tres y media de esta tarde, desde- la casa mortuoria, Costanilla de los Desamparados, 3, principal, al cementerio que se designe. EN MARRUECOS Será, pues, éste concurso un Verdadero acontecimiento literario, cuyo iniciador, el joven é ilustrado editor D. Rafael Calleja, merece sinceras felicitaciones. fOPLAS DEL JUEVES. ¡EH, A LA PLAZA! ¡Animarse! ¡cuatro tniuras! los terribles, los del pleito, los que los recalcitrantes aficionados á cuernos no pensarían acaso volver á ver en el ruedo, tirando casi á mansalva los derrotes traicioneros, van á salir esta tarde, si no hay algún contratiempo, para que Bomba y Machaco se las entiendan con ellos. ¡Machaco y Bomba! ¡Fijarse! ¡los jefes del movimiento que ha hecho gemir á las prensas un poco más que el proyecto de las mancomunidades aprobado en el Congreso y tanto como las bromas del ex comisario regio! I, a lidia va á ser de prueba, los lances van á ser buenos, ó no hay lógica en el mundo ni ética en el universo. Van á procurar los toros dejar bien al ganadero, demostrando que no apelan á recursos de mal género para achuchar á los hombres y hacerles pupa en el cuerpo, y que si los matadores quieren cobrar más dinero porque hay más dificultades para salir del aprieto será porque tienen jinda y andan buscando pretextos; y van á hacer los espadas incalculables esfuerzos para probar que la huelga que conmovió todo el reino no obedeció á que los miuras les infunden más respeto, puesto que van á tratarlos como á inocentes becerros, sino á protestar de abusos que requerían remedio y que no están al alcance de los profanos ineptos. Por esta razón la fiesta tiene un atractivo inmenso, y el que no tenga un tendido no tendrá entrada en el cielo. Gracias á ella no mientan i! siquiera los enfermos las tifoideas y el dengue, que llevan al cementerio, y de la cooperativa, y el Canal, y el manifiesto del ilustre Sol y Ortega no se le da á nadie un bledo. ¡A dos reales! ¡A la plaza! ¡Viva el rumbo, madrileños! y el que no esté bien de fondo; que lleve al Monte un objeto, que hoy está de gala entera el alegre, el bullanguero Madrid, castillo famoso, que al rey moro alivia el miedo... SJNÉSIO DELGADO, ENTRE FRANCESES Y ESPAÑOLES ¡fl egún informes transmitidos por el encargado de la Legación de España en Tán er, el día 19 del actual se suscitó en Casalanca una querella, sin importancia, entre nn cabo y algunos soldados de Sanidad Militar y dos spaJiis franceses. I, a cuestión fue promovida en- ¿na casa de mal vivir por los primeros, y habiéndoseles unido varios paisanos españoles, uno de éstos hirió á un spahi, antes que la llegada de una patrulla francesa y un sargento español de AdmiBistración pusieran fin á la contienda. I a patrulla, teniendo en cuenta que la casa donde ocurrió el suceso era española, se abstuvo de penetrar en ella. El sargento detuvo á los causantes de la cuestión. lias autoridades españolas y francesas de Casablanca han demostrado en este pequeño incidente la mayor corrección y armonía, habiendo sido castigados por sus respectivos jefes cuantos intervinieron en la cuestión. 0 f CONCURSO DE NOVELAS on Brígida, preciosa novela de Carlos r Frontaura, primorosamente editada, publiea La Novela de Ahoia el anuncio de un importante concurso de novelas que será acogido con verdadero entusiasmo por el público y con regocijo por los escritores españoles. Se trata de premiar con 2.500 pesetas en metálico y cien ejemplares la mejor novela que se presente á un concurso en el que ha de Ser juez inapelable el propio público lector, mediante un plebiscito, cuyo escrutinio verificará un notario. Es decir, que el con curso ofrecerá todas las garantías de independencia y seriedad que pueda apetecer el más exigente, porque sobre no haber más que un Jurado para determinar qué obras se ajustan á las condiciones del concurso, lo ¿leniás, examen, apreciación y adjudicación del premio, es obra exclusiva del público. fc El plazo para la admisión se cerrará el de Mayo. luna y el Champagne se slniieroa sentimentales y románticos, y lo que empezó en- orgía acabó en idilio. El pintor Marcelo se llevó á su estudio á la bailarina Copelia, y en él vivieron un año, dos, tres, quizá cuatro, hasta que un día ella encontró el cuarto demasiado chico y abandonó al pintor dejándole en el alma una estela de melaneolia, una hija en el mundo y en la memoria el recuerdo de una mirada. Marcelo regresó á España con su hija, su melancolía y sus recuerdos. I a niña entró en un colegio, donde se hizo mujer; la melancolía fue en aumento, y el recuerdo degeneró en una verdadera obsesión. Y como los hombres, cuando son artistas, necesitan exteriorizar sus obsesiones, transformarlas en obras, Marcelo. comenzó con afán la suya, un cuadro, el que consideraba él definitivo, el mejor de su vida. Claro está que el cuadro es Copelia, y qut como Copelia no está presente, Marcelo Üene que pintana de memoria. Todo sale bien, menos un detalle, precisamente el fundamental: la mirada. I a manp torpe del artista no encuentra la expresión de aquella mirada que le envolvió una noche de luna, á los postres de una cena, en un cabaret del bulevar. En vano busca mujeres y inujeies. Et. vano pretende que su propia bija le sirva de modelo, para lo cual llega en su locura incluso á enseñarla á bailar. I a mirada no sale Y un día en que el pobre Marcelo, desesperado y aburrido, no sabe ya qué hacer, un buen amigo suyo, el padre Pepe, -un admirable sacerdote, maravilloso conocedor del corazón humano, le ofrece traejf al estudio á la propia Copelia. Pero distingamos, no á la bailarina pecadora, sino á la mujer arrepentida, y, no tampoco como mu jer, sino como modelo, únicamente conj modelo. Marcelo accede. Copelia llega, Ei apresta sus pinceles; ella desata sus trenzas de oro, y á la luz de la luna y á las netas del bailable que Copelia danzaba, el pasado surge, surge la mirada y llegan el arrepentimiento y el perdón. Este es el asunto de la comedia en ui acto que estrenó anoche en I, ara el señor Aranaz y que el público aplaudió calurosamente. I, a comedia está bien compuesta y mejor escrita. I OS dos tipos del sacerdote y del amigo Pirámide, especial mea te, son d un maravilloso realismo. Iva ejecución fue excelente. Rubio dio á su papel toda la sobriedad, toda la justeza que requería. Romea estuvo inmejorable. Muy bien Simó Raso, ¡muy discreto Puga, monísima la señorita Toscano y encantadora como siempre la señorita Pardo. I a señora Echevarría hizo lo único que podía hacer con el embolado que le cupo en suerte: dar con su presencia la sensación de dolor, de tristeza, de simpatía, que buscaba el autor. VAPOR ESPAÑOL ENCALLADO POS CABLE DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR ONDRES, 2 4 U N el, g r a n pintor Marcelo, hoy Zainoso y rico, conoció haee. iempo, cuando no era todavía rico ni Jíamoso, á la bailarina Copelia, la hermosa mujer délas trenzas de oro. I, a conoció una noche de orgía, á los postres de una cena ea un r batet del bulevar, Aquella noche la L LOS ESTRENOS ARA. TRENZAS D E ORO Marcelo, I n despacho de Túnez, con referencia á otro de Sfax, dice que el vapor español Salameceda, que venía de Genova para cargar aquí fosfatos, encallé el día 21 en los bajos de las islas Kerkennah. Ayer mañana, un barco velero de Ker kennah recogió un bote, en el que iban, con intención de ganar el puerto de Sfax, el capitán y siete tripulantes del Salameceda. Los náufragos, medio muertos de hambre, fue ron socorridos y conducidos á este puerto I Mañana se intentará el salvamento dei buque. Créese que no ha de ofrecer graades dificultades.