Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 25 DE MARZO B E 1909. BDICiON i PAG, 7. tiraos en v. ez de. dinero el soplo de la libertad; nos sale ruás barato. (Grandes risas. En todas partes se simultanean las primas á la navegación en las primas á la construcción. Francia, á ésta última, llegó á dar 145 francos por tonelada. Comparad eso con las escasas pesetas que nosotros destinamos. Decidlo claro: ¿se quiere ó no se quiere que España tenga lineas subvencionadas? Mientras no se sepa vuestra opinión en este punto esencial, no vale la pena de descen. der á otros detalles. El Gobierno considera inexcusable, indispensable, las líneas subvencionadas, y así opinaba en 1905 el señor Moret, quien declaró que se debían ampliar las existentes. (Bien, bien. T 5 n- el misino sentido se expresó hace un mes una comisión del Congreso de navieros españoles que además ostentaba la representación de capitanes y pilotos, que no son plutócratas, sino obreros inteligentes. Las estadísticas demuestran que el tonelaje subvencionado aumenta rápidamente. ¿Y cómo negar que el pabellón influye en conservar el mercado? Así piensa mí paisano cortdiseípulo y amigo el Sr. Roselló, á tipien ayer proclamó él Sr. Moxet, con complacencia mía, ¡almirante del partido liberal. JSracias ala- protección de la bandera se ha podido expansionar la industria alemana, luchando con la inglesa, con las palabras cjue ostentan sus productos; Made in Ger many. Habéis censurado los servicios establecidos paralas líneas subvencionadas compaseándolos con las de otras naciones; pero habéis prescindido en vtíestra comparación de nn término indispensable: el derroche con que. subvencionan las naciones ricas y la modestia con que tenemos que pagar noscteos. Por esta misma razón no puede pro hitase á Jos 1 x 110) 5- que carguen iletes en puertos extranjeros. Otra cuestión. Las confabulaciones con tras Empresas del extranjero. Tampoco yo as quiero; pero la realidad es superior á juiestros deseos, y no creo que tengáis una receta para modificar aquélla. El Sr. Canalejas censuró el plazo de veinte años que se fija en al proyecto para las subvenciones y hablaba de que- así se imposibilitaba la obra de los partidos, cuando, en mi opinión, esto no es un problema político, sino una labor nacional, un trabajo orgánico. en el cual colaboramos todos, aunque un idía predominen unas tendencias y otros lías otras. (Bien. En 1903 se planteó este vital problema marítimo, y no lo resolvióel partido liberal, ni tampoco al año siguiente, y porque no quisisteis gobernar, ahora no queréis que gobernemos nosotros. Tiene gracia, pero no es nuevo ese criterio. (Bien; risas. ¿No habéis hecho el concierto con las Vascongadas á plazo bien largo, y eso que es de mayor gravedad? (Bien. ¿Habéis insinuado que este proyecto es sólo un concurso simulado para dar una ongrua á la Transatlántica? Pues esa insinuación, siempre que se habla de Compañías poderosas, es vana ó hay que probarla, Porque la consecuencia natural es que los gobernantes son prevaricadores, y si no tro se dice nada. Y tal conseouencra es peligrosa, porque ¿sin argüir que se trata de favorecer á ciertas Compañías no se podrá menos de pensar que en marina, como en toda industria, Ja competencia- es grande y lo que favorece á unos perjudica á otros, y viceversa. (Bien. Pero elevémonos de esos terrenos riscosos. ¿Por qué negáis que se establece el concurso? Si hay otra Empresa que reúne las condiciones exigidas por el presente, ¿por qué á la Transatlántica no se la nombra en el proyecto? (Muv bien. Las líneas subdivididas las habéis defendido sin recordar que en Italia esa subdivi- sión ha acarreado un gran fraeaso. No queréis las líneas unidas, pues las dividiremos, y así podréis dormir tranquilos, sin el fantasma de la Transatlántica. Yo soy tan partidario como el que más de mejorar las comunicaciones con Baleares, sin escrúpulos, por ser mi tierra, pero sin querer incurrir en exageraciones. ¿Queréis una prueba de la utilidad de las líneas subvencionadas? En 1888, el tráfico era en las Antillas de 73 millones de pesetas, y el año pasado era de 76 millones. En FiÜpinas, en 1887, el tráfico era de cinco millones, y en 1905, de 12. ¿Qué demuestra eso? Que hemos perdido las colonias, pero hemos salvado el comercio gracias álatrandera, á las lineas subvencionadas. (Bien. Lee el orador los artículos del proyecto que establecen mejoras en las comunicaciones con Baleares, Canarias y el Norte de África. Si este proyecto no os parece oportuno, votad en contra; si os parece malo en algo, contribuid á su mejoramiento; ésa es la vida parlamentaria. Nonos pidáis otra cosa, porque con negociaciones no se hace obra útil para el país. Estamos aquí para gobernar, n. o para retirar dictámenes á los treinta días de empezar á discutirse. Yo soy, y seré cada día nías, un fanático de la fuerza de la razón en la vida parlamentaria. (Grandes y prolongados aplausos en la mayoría acogen el discurso del Sr. Maura, -que ha durado más de dos horas. Se saspende el debate y se levanta ía sesión á las siete y veinte. El presidente del Consejo es muy felicitado. El Sr. La Cierva les contesto ue estudia el medio de crear una inspección, y que confía además en que las leyes pendientes de aprobación en el Senado contribuirán, en cierta medida, á que mejore la situación de los mineros. Se quejaron también los comisionados- socialistas de que en las minas de Barrena y Obregón (Santander) no existan hospita les y de que el gobernador de Zaragoza no haya aprobado todavía el reglamento de la Agrupación Socialista de Tarazona Y asimismo hablaron al ministro del- re parto de consumos de Alhaurín (Málaga) quejándose de que el alcalde- no admite una protesta formulada por los vecinos pobres, EN LOS MINISTERIOS Ayer mañana visitó al ministro de Hacienda una comisión del Círculo de la Unión Mercantil para pedirle que en el impuesto de utilidades se equiparen las Sociedades extranjeras á las españolas. En los nuevos presupuestos no se introducirá ninguna modificación en este particular, según manifestó ayer tarde el ministro. También visitó al Sr. González Besada una comisión de la Diputación provincial de Gerona para pedir que se abone á dicha Diputación algunas cantidades cobradas indebidamente, ajuicio délos comisionados, por débitos de primera enseñanza. Esta misma comisión visitó al ministro de la obernación para hablarle de asuntos relacionados con la Beneficencia provincial. H ACIENDA I ápida conmemorativa. Conforme habíamos arranciado, venlicose ayer mañana el acto de descubrir la lápida colocada en la casa mortuoria delinsigne escritor satírico con motivo de cumplirse el primer centenario de su nacimiento. A las once se trasladó desde la Casa át la Villa á la caite de Santa Clara el Ayuntamiento en corporación, constituido poT el alcalde accidental Sr. De Blas y los señores Lequerica, Garma, Blanco, Barranco, Morayta, Santillán, Fischer Cortinas, Garamendi, Madrid y Cao. La concurrencia de invitados no era tan grande como debía esperarse. Hallábanse presentes: por la Real Academia Española, el Sr. Cotarelo; por la Asociación de la Prensa, el Sr. Francos Rodríguez; por la de Escritores y Artistas, los Sres. Bretón, López Muñoz, Cuenca y Casero; los diputados por Madrid Sres. Pérez Galdós, atórate y Garay, y gran número de periodistas. Pronunciaron brevísimos discursos I33 Sres. Francos, Moróte, López Muñoz y alcalde accidental, y éste descubrió la lápida, de mármol blanco de Italia, con el cerco, palmas y cintas de bronce tojo. La inscripción dice así: A MARIANO JOSÉ DE LARRA NACIÓ EL 2 4 DE MARZO MURIÓ EL j 3 DE FEBRERO HOMENAJE A FÍGARO 5 1809. DE l83 y üL, AYUNTAMIENTO DE MADRID Terminada la ceremonia- -muy breve -y en tanto que dosjardineros municipales orlaban la lápida con tupida guirnalda de flores, se ñrtnó el acta, que autoriza, con el alcalde, el secretario del Ayuntamiento, y que firmaron los Sres. De Blas, Bretón, Francos, Moróte, López Muñoz, Cotarelo, Luceño, Luis de Larra (nieto de Fígaro) Fernando y Carlos de Larra (parientes) Aguilar (Blas) Pérez Zúñiga, Répide, Cuenca, López Elola, Comba, Gómez Hidalgo, Cortinas, Garma, Madrid, Morayta, Barranco, Gascón, Garamendi, Santillán, Guerra y Alaroón, Cossío, Serra y Martínez, Amado, Celada, Salmerón (A. Pérez Galdós, Cambronera (cronista y bibliotecario municipal) González y Fernández, Terol, Jiménez Corera, Cao, Casero, Bordallo, Nougués, Alarcón, Garrí; do, por La Ilmtiaáón: Palomero, por Blanco y Negro y Gedeón; Leal, por El Universo; Benito, por El Norte de Castilla; Larra y Martínez, por Las Notíaas, de Barcelona; Portóles, por El Mundo; Montesinos, porZ Época; Martín Fernández, por El Liberal; Cerezo, por el Heraldo; Cantín, por Ellm parcial; Faraldo, por La Correspondencia; Iglesias, por El País; Linares Becerra, por el Diario Universal, y Sánchez Ocaña, por ABC. Dicha acta, ique contiene la descripción de la lápida y otros particulares relativos á los justificantes del centenario, queda en el archivo del Municipio. G OBERNACJON Una comisión de iondistas, acompañada por el Sr. Cañáis, conferenció ayer mañana con el Sr. La Cierva y le entregó las conclusiones aprobadas en la Asamblea de su gremio, recientemente celebrada. Dicha comisión se lamentó al ministro de que muchos fondistas reciben estos días cartas del extranjero que reflejan la alarma que hay fuera de España con motivo de las no. ticias exageradas, publicadas por la Prensa, acerca de la salud pública en Madrid. El Sr. La Cierva contestó á los comisionados que él desmiente á diario esas alarmantes noticias, y que no es culpa suya si continúan propagándose á pesar de sus rectificaciones. puesta por los Sres. Iglesias, García Cortés y Largo Caballero, para hablarle de la campaña que han emprendido los socialistas á fin de mejorarlas condiciones del trabajo en las minas. Ayer visitó al ministro de la Gobernación una comisión del partido socialista, com-