Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J l f E V E S 25 D E M A R Z O D B 1909; -EDICIÓN i. P A ü 4. citado porque en once años de matrimonio con un Príncipe rubio y buen mozo no había sabido dar al Trono un heredero. Y las p n honor de Fígaro opiniones en Holanda estaban divididas y Por separado reseñamos el homenaje constantemente surgían discusiones entre que el pueblo de Madrid tributó ayer al tos que echaban la culpa á la Reina y los gran saúrico Mariano José de Larra, inautjue hacían responsable al Príncipe consor- gurando solemnemente en la casa donde te. Las disputas y las riñas habían invadido vivió y murió una hermosa lápida conmeel mismísimo Palacio Real de La Haya, y morativa. hasta llegó á decirse que las relaciones en hñ ejoras en Chiva. tre la Reina y su augusto esposo no eran todo lo cordiales que sería de desear. Por lo Entre las muchas mejoras que du- visto, los regios cónyuges se pasaban la rante la presidencia del actual alcaide se ida como esos matrimonios sin hijos que han realizado en Chiva, merece especial gruñen y regañan, reprochándose la falta mención la de la fuente que acaba de ser inaugurada con gran regociio público en la de habilidad respectivamente. la Constitución. Por eso ahora el entusiasmo es enorme en plaza de la fuente 21 caños, y ha sido consTiene Holanda, y cuando el Ministerio anunció truida toda ella por obreros de aquella resolemnemente ante las Cámaras que la Rei- gión. na había entrado con toda felicidad en el Al acto inaugural asistieron las autoridaquinto mes de su embarazo, los diputados des, las bandas de música del pueblo y casi estallaron en aplausos, y emocionados se todo el vecindario. abrazaron llorando. El pueblo, por su parEt mismo día se inauguraron, otras te, organizó fiestas é iluminaciones, ni más fuentes más en distintos barrios de la tres poni menos que si el deseado príncipe estu- blación, con lo cual ha quedado satisfecha viera ya dando berridos en el mundo y de una necesidad apremiante y ha ganado cuerpo entero, cuando si, como decían los Chiva muchísimo en higiene y en comoministros, la Reina había entrado en su didad. quinto mes, los holandeses no podían contar todavía más que con medio Príncipe. Pasadas aquellas horas de alegría comenuro para el pueblo holandés una era de sufrimientos, de zozobras é intranquilidades, Tal es el deletéreo ambiente de suspica cía y desconfianza, sin base creado, por pues á cada momento temía ver defraudadas sus risueñas esperanzas, y apenas se las reticencias insidiosas, ligera ó mal insabía que la Reina estaba indispuesta, todos tencionadamente lanzadas con motivo de la se echaban á temblar... ¡Oh! Qué días tan destitución del Sr. Sánchez de Toca, que en amargos los que Holanda ha pasadol ¡Qué tanto pudiera creerse que el emitir juicio cruel iucertidumbre ha reinado en aquellos obedeciera á deseo de infuir en las soluciopacíficos hogares! ¿aé tremendos sobre- nes de los asuntos con ella relacionados, saltos cada vez que los periódicos oficiales nos hemos abstenido de mezclarnos en la daban la noticia de que la Reina no había contienda en que intervienen, de una parte, aquel señor; de otra, las Compañías unisalido de sus habitaciones! Pero ios ha tenido compasión de Ho- das de electricidad, y de otra, la Hidráulica landa, y al cabo de once años va á bendecir Santillana, pues los artificiosos recelos é la unión de la hermosa Reina con el prínci- injuriosas desconfianzas que en el ánimo de pe de Macklemburgo, su esposo. Los holan- las gentes sencillas se quieren despertar, deses ven llegar ya, confiados, el momento para hacerles creer que en el fondo de los supremo, y en todas las ciudades de Ho- asuntos debatidos no hay sino venalidad y landa hácense suscripciones para obsequiar negocio ilícito han levantado negra ola de con los regalos de circunstancias al recién maledicencia que parece querer dejar tiznado á todo hombre de mediana posición, que ji acido v á la augusta madre. La ciudad de La Haya ofrece al principt- en vez de dedicarse á comerse las rentas de to ó prmcesila una cuna. Las ropas están su capital, holgazanainente empleado á se bordadas por las mismas manos que borda- guro y cómodo interés, lo arriesga en empreron el iroijscau que llevó la Reina al casar- sas industriales y á ellas contribave con su se. Rotterdam da el servicio de mesa para trabajo. ¡Y los q e levantan esas tempestades vson el pequeñuelo, todo en plata artísticamente trabajada. Atusterdam, un servicio de toilette, los que hablan de europeización á toda en plata también. La Zelanda envía un co- hora, del atraso de ¡España, de lo anémico checito de niño, adornado de un riquísimo de nuestra vida económica... ¡Y ellos los primeros que en cuanto surge una gran inquitasol on encaje de Sluís. Poi último, la fiel ciudad de Leuwarden dustria gntan, sin prueba ni razón: chanha tenido una idea originalisima... Me re- chullo, chanchullo... A la verdad, no parece el sistema muy á fiero á Soc habitantes de fa ciudad, naturalmente. Bstos han acordado construir un propósito para que los grandes capitales, t Wtme 1 ame en plata labrada, en- el qtte hoy retraídos de útiles empresas, se decidan serán anotados á diario todos Jos aconteci- á emplearse en beneficio de la prosperidad mientos de la infancia principesca, el peso nacional, á crear riqueza, á abrir nuevas de la criatura el día que abrió los ojos, el fuentes de trabajo á las clases que del trabaque por primera vez dijo mamá, el primer jo han de vivit. Ya ha producido la discusión sobre el Cadiente, el primer paso, etc. etc. Este carnet será interesantísimo, sin duda nal y las Compañías de electricidad todos alguna; pero necesitará la creación de un los frutos que de ella se esperaban; ya no negociado especial para que anote hora por puede atribuirse lo que digamos á interés de hora las gracias del chiquitín, registrándo- porinfluir en soluciones ya descontadas, y, tanto, las como los ciudadanos de Leuwarden quie- rar puntosya no debemos retraernos de aclaobscurecidos por pasiones- é inte; B 1 negociado de! Carnet Miren ustedes que si después de todos es- reses muy diversos, y de rectificar especies tos preparativos, á última hora- ¡Dios no lo equivocadas. Reciente está la unánime campaña de la quiera! -ocurre un contratiempo... opinión contra los planes del tír. Sánchez de jLa pobre Reina tendría que emigrar! Toca. Eran éstos en síntesis: José JUAN CADENAS Aumentar la recaudación del Canal de 1.800.000 pesetas á tres millones; y como París- JW arzo. esto iba á hacerse sin aumento ea el caudal de aguas, sin mayor elevación, sin más que pasar del sistema de caño libre al de conta- NUESTROS GRABADOS dores, el milagro áe cobrar más por la misma cantidad de agua sólo podía obtenerse encareciendo la que paga el pueblo de Madrid, al que se quiere arrastrar á una manifestación en honor de quien tal beneficio pretendía hacerle Tendían además aquellos pTanes á elevar agua á los barrios altos, recaudando dos millones por suministro á los cien mil habitantes de ellos. Ahora bien, no llegando hoy á dos millones lo que el Canal cobra á los quinientos mil de la población entera, es evidente que dichos cien mil habitantes habrían de pagar, una vez realizados aquellos planes, tanto como hoy Maárid entero; es decir, que de dichos barrios altos sacaría el Canal cinco veces más dinero del que hoy cobra. HABLEMOS CLARO En plata: que la manifestación en proyecto tiene por objeto pedir agua más cara. E 1 hecho es verdaderamente extraordinario, aunque no tanto ni tan gracioso coma ver á algunos (no todos) republicanos, que á la postre serán los que hagan la manifestación, entusiasmarse con el Sr. Sánchez de Toca. Porque ¡qué cosas han dicho siempre los republicanos de dicho señor! ¡Cómo lo han puesto y cómo lo han tratado! Maquiavelismos son éstos de nuestra menguada política, que sólo engañará á los candidos. Y los candidos son va muchos menos que antes. La verdad es que, parodiando aquello de ¡Vivan las cáenos! debieran los manifestantes congregarse á los gritos de ¡Vivan lo contadores! y ¡Viva el agua turbia! pues el primero representa la aspiración, y el segundo la f- oria de la administración del Canal. Los muñidores de la manifestación, que no ha mucho contraponían el canal y 3 U proyectada Cooperativa á la confabulación de las Compañías de electricidad, han de- 1 jado á éstas tranquilas y dirigen ahora sus tiros contra La Hidráulica Santillana... ¿Por qué? May sencillo: porque el (Sr. Maura posee acciones de ella en la enorme cantidad de ¡diez mil duros... Y, claro, como dicho señor se haría poderoso con las seis ó siete mil pesetas que pudiera importar el alza de las acciones, debida á la protección oficial que á dicha Compañía dispensara; como es de suponer que, de querer ser inmoral, no podría el señor Maura realizar en su elevado puesto beneficios superiores á esas seis mil pesetas, es natural que la perspectiva de la deslumbradora ganancia le haya ofuscado. Si todo esto no fuera criminal, resultaría bufo. Puesto que de La Hidráulica Santillana es preciso hablar, ya que la ACTUALIDAD, tirana de la Prensa periódica, la ha puesto sobre el tapete, debemos en primer termino decir qne, aparte la consideración y respeto que siempre nos merece quien, teniendo aseguradas por su, fortuna personal, no ya las necesidades de la vida, sino el goce di todo lujo y regalo, arriesga aquélla en empresas útiles para la colectividad y se consagra al trabajo; que aparte estos elogios al fundador de dicha sociedad, tan naturales que todos nuestros compañeros de periodismo se los han tributado repetidas veces, no nos unen con tal empresa intereses ninguno, ni con ella mantenemos otras relaciones que los de compradores de su fluido eléctrico al precio corriente, y con arreglo a consumo marcado en el contador de nuestra casa establecido. Pero eso sí, por justicia y por deber, hemos de reconocer que si podemos desarrollaí nuestra industria en las florecientes condiciones en que se halla, debérnoslo, en gran parte, á que en vez de tener que producil fuerza para máquinas, y luz para talleres poi medio de nuestras dínamos y calderas de vapor, consumiendo carbón á 6o pesetas tonela da, óq ue en vez de pagará las demás compañía eléctricas 40 céntimos por kilovatio, recibimos comente de La Hidráulica, one paga- i.