Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO ¿o DE MARZO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG, tablar claro eii el Parlamento. Entonces saldrán á relucir muchas cosas. Refiriéndose luego al Sr. Sol y Ortega, Agregaba el Sr. I a Cierva: -No me sorprende la actitud de ese señor. KEace años pronunció un discurso parecido contra Silvela. Y gpr cierto que en cuanto acabó de hablar fue requerido en un pasillo del Congreso por el Sr. Ranees y rectificó en privado lo que había dicho en público. Terminó el ministro de la Gobernación diciendo que el Gobierno está completamente tranquilo, con la seguridad de que la apinión sana y sensata ha de continuar prestándole su apoyo. EL PRESIDENTE vo cambio de cartera traiga un tercer conato de proyecto, y, en resumidas cuentas, la prolongación del statu quo, con el que debe irnos muy bien, á juzgar por los cariños y sufragios que reúne en su favor. Allá ellos; á mí, áespués de todo, me queda muy poco tiempo de estar en este convento, y no digo más; pero sí quiero poner en claro por qué no se respetará la obra del general Primo de Rivera, como no han sido respetadas tantas otras anteriores, ni como serán respetadas las que vengan después, mientras no cambie el régimen. p a r a nadie es un secreto que la Junta de Defensa Nacional, ó del reino, como organismo ó entidad de suprema jerarquía en el orden político- militar (estratégico) se les ha atragantado á todos los militares rutinarios, que son legión, y más rutinarios cuanto más viejos, y por más viejos más empingorotados en la carrera; al general Primo de Rivera le coge la observación como al que más. De no haber sido así, y de haber esa non nata criatura del actual Gobierno encontrado calor en el elemento militar y vivido con ese calor necesario aquí en España, el pensamiento- del general Primo de Rivera, traducido en ley de reclutamiento, hubiera sido discutido en la Junta de Defensa, en vez de serlo en el modesto círculo de unas cuantas personas de buena voluntad. Discutido, enmendado y aprobado en tan alta asamblea, aun cuando mientras 1 Estado Mayor Central estuviese añadiendo perfiles y detalles desapareciese el ministro de la Guerra iniciador del proyecto, y fuera substituido por otro, el proyecto no podría ser retirado sin manifiesta y censurable inconsecuencia de la Junta de Defensa; y el nuevo ministro, antes de todo y antes d e consultar sus i n t e r e s e s personales para aceptar ó no la cartera, consultaría dicho proyecto (y los demás que aprobados por la Junta técnica tuviese en estudio el Estado Mayor Central) y sólo aceptaría ei cargo si con todos esos proyectos, sólidamente garantizados en la existencia, se hallaba él conforme. ¿No le gustaría, pero mucho, al gene- ral Primo de Rivera dejar en tales condiciones de supervivencia por lo menos su proyecto favorito? Pues mire á la conciencia, y ella le dirá la parte que él mismo ha tenido en su fracaso. Y miren el ejemplo los ministros, que lleguen al ministerio de la Guerra con algo en el caletre más que el quinto cono, de que hablaba un ilustre difunto, para que se acostumbren á ver en la Junta de Defensa la única garantía seria de toda iniciativa, de toda reforma beneficiosa para el Ejército y principalmente para el país, JENARO ALAS UNA ACLARACIÓN ceñor director de A B C. Mi señor y distinguido compañero: N ¿como rectificacián, sino como aclarado á afrmaciones é hipótesis expuestas per don P. Arnengual en su artículo Hay que auna? la acción publicado el miércoles últim A B C, agradecería á usted me permitiera decir lo siguiente: i. Que yo fui nombrado secretario á d Centro Nacional de Informaciones C men cíales y Archivo de Sociedades Anónima 4 á propuesta de la Cámara de Coaiercio ñet Maárid, al constituirse este organismo gcr Real decreto de Noviembre de 1906. 2.0 Que en Marzo de 1907 di cuenta ministro de Fomento, Sr. Besada, áe fiabe) comenzado á funcionar dicho Centro, exponiéndole mi opinión de que era totalmente initil mantenerlo en la Cámara de Comercie y de absoluta necesidad, trasladarlo al mi nisterio, si había de cumplir los fines loables que se propuso su creador, Sr. Garcís Prieto. Al mismo tiempo presenté aii dimisión al Sr. Besada, que éste rechazó calinosamente. 3. Que con esta opinión mía coincidí, un ilustre industrial, muy conocido en tods España, muy ligado á las Cámaras de Comercio, que pertenece al Consejo le la Pro ducción Nacional y que no hace muchos meses obtuvo un admirable éxito en empresa de mucha magnitud que importaba á una región española. -4. Que en Julio del mismo año volví á presentar mi dimisión al Sr. Besada, siendo también rechazada. 5.0 Que en Enero de 1908 envié al Consejo Superior de la Produceión Nacional nn oficio, que yo creía bastaba para que se hitbiese comenzado á instruir el expediente en que yo deseaba declarar 6. Que en esta última fecha cesó en realidad de funcionar el Centro de Informaciones Comerciales, dentro de las prescripciones 0 del Real decreto de fundaeión- 7. Que en Junio de 190 S, no sabiendo ya ante- quién dimitir, ofrecí mi dimisión, con la fecha en blanco, al presidente de la Cámara. 8.0 Que me parece muy bien que el Cen tro de Informaciones Comerciales haya sido trasladado al ministerio. Y 9.0 Que no habiendo aspirado yo nua ca á ser funcionario público y deseando vivir y morir en esta mi amada y libre profesión de periodista, me parece muy bien qus se haya prescindido de mí, suprimiendo el cargo de secretario, y declaro que ni he hecho la menor gestión para conservar mi puesto, ni pienso reclamar por vía ninguna que se respeten los derechos que me teco nocía el Real decreto de Noviembre de 1906, ni he de entrar en concurso para que me den plaza grande ni chica. Con estas afirmaciones mías creo que e Sr. Amengual variará un poco de criterio. Perdone la molestia y disponga, amigo y compañero, de mi voluntad, única cualidad que tiene valedera su servidor rendido, le besa la mano, Dionisio Péiez. p l Sr. Mau pasó en el campo el día de ayer. LA MANIFESTACIÓN C egún se decía ayer en el Congreso, él se ñor Sol y Ortega se propone presentar hoy en el Gobierno la instancia pidiendo permiso para celebrar la anunciada manifestación. Después que me concedan el permisoparece que ha dicho el Sr. Sol- -me dirigiré pidiendo su ayuda á los jefes de los partidos liberal, deinoerático, republicano y caílista, y á todag las Sociedades y representaciones madrileñas, Círculo de Ja Unión Mercantil, Cámara de Comercio, Asociaciones de Propietarios é Inquilinos, Centro de Hijos de Madrid, etc. etc. para que tomen paite en esta manifestación, -que no es política, sino de protesta contra el Gobierno por su conducta en la cuestión del agua y la luz, que es vital para Madrid. I a fecha en que el Sr. Sol y Ortega pretende que se celebre la manifestación- es el aS del actual. PARA HOY p n el Senado seguirá hoy el debate acerca del proyecto de régimen local. En el Congreso se reanudará la discusión del proyecto de comunicaciones marítimas. EL SEÑOR SANLLEHY p l alcalde dimisionario de Barcelona, se ñor Sanllehy, conferenció ayer detenidamente con el ministro de la Gobernación. Se dijo después que el Sí. Sanllehy volverá á encargarse nuevamente de la presidencia del Ayuntamiento de la capital de Cataluña. Cport Vasco. miento y reemplazo del Ejétcilo, en el que, si Organizado por el Club Sport Vasco, se quiera en rasgos generales, adquiría estado celebrará mañana, á las tres y media déla legal el pensamiento contenido en su céle- tarde, en el frontón de Jai- Alai un interebre folleto histiucción nacional en el tiro de sante espectáculo, al que se asistirá por inguerra. Sea el que quiera el nuevo- ministro vitación y que se verificará con arreglo al de la Guerra, su primer cuidado será pedir siguiente programa: al Estado Mayor Central ese proyecto prePrimer partido. Don José de Toda y don sentado por Primo de Rivera al Consejo de Juan Arenzana (rojos) eontra D. Ramón Soministros y por éste revisado, corregido y lano y D. Carlos Solano (azules) aprobado, condieionalmente acaso, de todos Segunde partido. Don L, uis Ljlagu. no y don modos sin calor de paternidad, ni siquiera Carlos Ángulo (rojos) contra D. José de adoptiva. Ochoa y D, José María Solano (azules) En cuanto el nuevo ministro k a xa obra Jueces de partido: D. Francisco VTÜota, de su. antecesor, la encontrará mala al pri- D. Cristóbal Colón y D. Alfredo Massa, para mer golpe de vista y peor al segundo; pedi- el primer partido. rá permiso al Consejo para retirarla y preDon Fernando F. del CastiHo, D. Emilio sentar substituto sacado de su propio cale- Meueses y D. Andrés Re villas, para el setre ó poco menos, y en todas estas cosas, gundo partido. por pronto que ocurran siempre habrá paSi no se jugara alguno de estos dos parsado el tiempo necesario para que ran nue- tidos, se organizará uno á pala. Tengo la segundad, bien íuudada, de que el general Primo de Rivera daría un suspiro de satisfacción al dejar el ministerio de la Guerra, si no quedase en inminente peligro de muerte su obra favorita, ó sea el proyecto de reforma de la ley de Recluta- EN EL PECADO LA PENITENCIA DE SPORTS Ayer, á las tres y media de la tarue, se verificó la conducción del cadáver del conde de L, impias á la estación del Norte, para su traslado á San Esteban de Carranza, donde recibirá sepultura en el uauteón de familia. Presidían el duelo el conde de Albase, en representación del Sr. Moret; el párroco señor Acebo, D. Pedro Miranda y el hijo político del uñado, marqués de Villanueva de las Torres. En el acompañamiento, muy numeroso, figuraban distinguidas personalidades de la, DE SOCIEDAD