Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 19 D E MARZO D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 4. el marqués ea la pieza de Hauptmann) la martiriza, no para poner á prueba nada, sino simplemente por celos. ¿Celos de qué? Del aire que respira, del aroma de las flores, de la madre que le dio el ser, y sobre todo (y éste es el conflicto de la pieza) de su propio hijo, que Griselda lleva en el seno. El conde Ulrich aparece como un histérico furioso, que no puede soportar lo que imponen las circunstancias ni la idea de que pueda haber en el mundo un ser á quien Griselda ame tanto ó más que á él. Al nacer el niño, le hace ocultar en otra comarca, y al preguntar su madre por él, sale despavorido del castillo, roído el corazón por celos locos, y se interna en lo más profundo de los bosques. Griselda espera en vano días y días al esposo, que, á pesar de todo, quiere con toda su alma, y al no verle volver se rebela, en fin; viste el traje que antes llevara de aldeana y regresa á la choza de sus padfes. -Dime Griselda- -le pregunta su madre, ¿te ha echado de la casa el señor? GRISEUOA. ¡SÍ, el conde me ha arrojado lejos de sí! señor? GRISEXDA. ¡Porque no he merecido otra cosa! del señor? ¿Le has irritado acaso con tu carácter rebelde? GRÍ 8 EI DA. -Al cstitrario, madre; si he merecido tanta infamia es por haber sido estúpidamente buena, paciente y dócil como tm cordero. ¡Porque he callado en vez de gritar! Como veis, no es ya más la Griselda de la fábula, y hace bien. El conde, arrepentido, comprende su error después de algunas peripecias más ó menos románticas y la devuelve su hijo. ¿Qué he de hacer para merecer tu perdón? -la dice. Y Griselda le contesta: ¡Quererme menos, amante de mi corazón! ¡Advertencia al lector... y también á las lectores! EDUARDO HAHN Berlín, Marzo 1909. En el próximo mes de Abril se verificará el matrimonio de la señorita doña Carmen Aza, hija del insigne autor cómico D. Vital, con el joven notario D. Ramón Solano. El próximo martes, día 23, se celebrará en el teatro de la Comedia una función á beneficio de los pobre 3 de la parroquia de San Lorenzo, con un notable programa. Los pedidos de localidades deben hacerse á la marquesa de Ivanrey, calle del Prado, 26. NUESTROS GRABADOS 1 1 na capea en Sevilla. En el cerrado de D. Anastasio Martín ha habido recientemente una interesantísima capea, en la cual lidiaron becerros de aquel acreditado ganadero sevillano los diestros Ricardo y Manuel Torres, ambos Bombita. Durante la capea obtuvo nuestro fotógrafo Sr. Goñi la instantánea que hoy reproducimos. 1 os nuevos cañones de la Marina inglesa. La potencia de los cañones instalados en los grandes acorazados ingleses moderetcétera, es realmente asombrosa. Cada par de cañones de éstos pesa 116 toneladas. Su alcance es de. 25 millas, y su poder de destrucción, incalculable. nos Dreadnought, Saint Vincent, Belkropkon, LA MADRE. ¿Por qué te ha echado el LA MADRE. ¿Por qué has merecido mal DE SOCIEDAD Ayer falleció en Madrid el Sr. D. Justino María de Rivero, conde de I,i mpias, ex senador y caballero del hábito de Santiago. Pertenecía el finado á una distinguida familia de Vizcaya, y era persona muy conocida y estimada en Madrid. Hijos del finado son D. Ramón, casado con doña Luisa Aguirre y Carcer, y doña Elena, casada con el marqués de Villanueva de las Torres. Esta tarde, á las tres y media, -será conducido el cadáver á la estación del Norte para su traslado á San Esteban de Carranza (Vizcaya) donde recibirá sepultura en ei panteón de familia. Enviamos á sus hijos y demás familia sraestro pésame más sentido. Con motivo de cumplirse el día 21 el segundo aniversario de la muerte del señor D. José Fernández de Lascoiti, conde de Lascoiti, se aplicarán misas en sufragio por su alma en varias iglesias de esta corte y otros puntos mañana y pasado. Los marqueses de Corvera pidieron ayer para su hijo segundo, el marqués de Salinas del Río Pisuerga, la mano de la bella señorita Casilda Figneroa, hija de los condes de Roinanones. El conde de la Mortera recibió ayer mañana muchas felicitaciones con motivo de celebrar sus días. 1 A CONCURRENCIA Desde nace na semana se encuentra entre nosotros, procedente de Biarritz, donde estaba pasando el invierno, el jefe del partido liberal de Australia, nion sieur Jhon Wilkies. Durante su estancia en Madrid, el Sr. Wilkies ha reeibido numerosas muestras de afecto y simpatía. Anoche se celebró en su honor el banquete con que le obsequiaron los elementos liberales de España. La comida tuvo lugar en el Ideal Room. Asistieron á ella casi todos los ex ministros del partido liberal y los pertenecientes á la agrupación democrática. Se sentaron á la mesa para honrar al Sr. Wilkies, entre otros, los Sres. Moret, Canalejas, conde de Romanones, Gasset, Alba, Celleruelo, Rodríguez de la Borbolla, Dávila, Gimeno, Villanueva. La comida dio comienzo á las nueve en punto; durante ella reinó la más franca y agradable cordialidad. El señor Wilkies, que aprendió el castellano en sus correrías por América en su juventud, refirió con estilo pintoresco algunas de sus numerosas aventuras de revolucionario. A la hora de los brindis, el Sr. Moret pronunció unas breves palabras ofreciendo el banquete al ilustre liberal australiano, y á seguida se puso en pie el Sr. Wilkies. p L BRINDIS DE WILKIES Wilkies tiene u n a figura alta, arrogante, fuerte. Se comprende, á primera vista, que es un hombre que ha vivido y luchado mucho. Al levantarse el insigne jefe del partido liberal australiano se produjo en la sala un profundo silencio. Señores- -dijo Wilkies, -desde hace una semana que me hallo entre vosotros y estoy completamente enterado de vuestras aspiraciones Se detuvo el orador en breve pausa y hubo un movimiento general de asentimiento. Señores- -prosiguió Wilkies, -brindo por la total y absoluta expulsión de vuestro país de todas las Ordenes religiosas Hubo en la concurrencia un momento de profunda estupefacción; el Sr. Moret volvió la cara y exclamó en voz baja: ¡Ave María Purísima! El señor conde de Romanones miraba fijamente al orador; el señor Canalejas se quitó los lentes y comenzó á EL BANQUETE DE ANOCHE limpiarlos nerviosamente con la servilleta, Yo- -siguió diciendo el orador- -tengo para vosotros este deseo, porque sé que la dominación teocrática es la que envilece á los pueblos. Por encima de nuestra razón no debe existir nada. Deseo también que eá vuestro país no haya más religión ni más dogma que el trabajo Resuenan en la sala violentos golpes de tos; el Sr. Moret se pone ligeramente pálido; el Sr. Canalejas vuelve á quitarse los lentes y á limpiarlos con la servilleta. La base del engrandecimiento de un pueblo, señores- -continuó Wilkies, -es la enseñanza. ¡Llevad la razón y la realidad á la escuela! Yo he leído vuestros discursos. ¡Vosotros desterraréis de la escuela todas las fantasías de la superstición y del odio! El señor conde de Romanones se vuelve hacia su vecino y dice en voz queda: ¡Qué bruto es este tío! m ilustre orador habló brevemente á continuación de la obra realizada en Australia por liberales y socialistas. Vosotros- -terminó diciendo- -sois la esperanza de vuestra patria. Siento una viva satisfacción al encontrarme entre vosotros. Os doy las gracias por vttestra defereneia. Vosotros realizaréis la obra revolucionaria que en España, hace falta. No retrocedáis en vuestro camino; destruid la teocracia; expulsad los frailes; sanead las escuelas; no eduquéis á los niños sino en el culto de la ciencia y de la razón. Señores: si realizáis estos pensamientos vuestros, vuestro país os lo agradecerá eternamente. En este momento cayó de uno de los aparadores un rimero de platos que produjo un formidable estrépito é impidió que los comensales tributaran al orador una ovación. ESPUES DEL ACTO A las diez terminó el banquete ofrecido al ilustre liberal australiano. El breve brindis del orador fue objeto de numerosos comentarios; la opinión general era la de que el jefe de los li erales australianos no había estado en sus palabras todo lo oportuno que hubiera sido de desear. El Sr. Canalejas tuvo que ausentarse antes de la terminación del acto por tener enferma á una persona de su familia. El Sr. Moret, terminado el banquete, se retiró ligerameate indispuesto; afortunadamente, la indisposición del ilustre orador no es de importancia. AZORIN D TRIBUNALES P O R UNA BROMA E n la tarde de ayer r- -terminó la vista de la causa instruida- contra J u a n Figueroa- pop el delito de homicidio. El presidente del Tribunal, Sr. Martí Correa, hizo el resumen de los debates, y ei Jurado retiróse á deliberar. Dos horas más tarde hízose público el veredicto, que fue de culpabilidad, aunque reconociéndose en él varias atenuantes. El fiscal solicitó en su informe que se im. pusiera á J u a n Figueroa catorce años, ocho meses y u n día de reclusión, porque, á s a juicio, no debían ni podían surtir efecto alguno las circunstancias d e atenuación afirmadas por los jueces populares; sosteniendo el defensor que, reconocida la fuerza irresistible, procedía la absolución del procesado ó, en otro caso, la imposición de seis meses y u n día de prisión correccional pos el número y condición de las modificativas. La Sala no tuvo en cuenta la eximente referida, pero sí las atenuantes de embriaguez y provocación, y condenó á Juan Figueroa a l a peaa de doce años y un día de reclusión temporal. A UTOREVOCADO L a Sala primeta há -revocado u n auto ea el cual dedteró el Juzgado n o haber lugar a procesamiento del marqués de Jerez de la 111 KiriritnniEMTTliliilltniíliinEiina 1 nn T ifimi m BUTiitr m n