Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE. TELÉGRAFQ Y TELÉFONO OE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFO 40 4i8 Y TELEFONO LA MARINA INGLESA LOS NUEVOS CAÑONES INSTALADOS EN LOS ACORAZADOS TIPO DE NUESTRO CORRESPONSAL sBELLEROPHON Fot. Trampus A B C EN BERLÍN AsPREMIERE DE GRI- El arte drama una crisis inexplicable. En los carteles de los teatros berlineses no se leen más que títulos de obras traducidas del francés, del ruso, del inglés, del sueco, etc. Mientras más teatros sse levantan, menos piezas originales hay. El público, fatigado ae comida extraña, pide platos del país, y los directores, sin saber que darle, se muestran perplejos. Hasta Sudermann y Hauptmann parece que han agotado todo su ingenio en las prif meras obras que les hicieron célebres y ricos. Todo lo que en los últimos tiempos han escrito para el teatro ha fracasado, más ó ráenos tristemente, obteniendo algunas un éxito regular y dejando consternados á sus admiradores y á la crítiea. Tratando de explicarme ese fenómeno, también observado en otros gfandes escritores, me pregunto si el bienestar, la holganza, el lujo, el dinero, en fin, la transición de la pobreza á la abundancia, no tendrá acaso influencia de narcótico en ciertos hombres. SELPA DE GERHART m a n i a e s t á HAUPTMANN atravesando tico en Ale- Alcanzadas gloria y fortuna, viviendo en les y tipo de obediencia absoluta en el ma otro medio ambiente, satisfechos de la vida trimonio, era hija de pobres aldeanos piay de sí mismos, parece que se produce en monteses. esos organismos una suspensión de espíritu El marqués de Saluz, conquistado por st algunas veces pasajera, perdurable otras. hermosura y sus virtudes, la tomó por esEn lo más arduo de la lucha, escribieron posa allá en el año 1203, haciéndola sufrít casi al mismo tiempo: Sudermann, El honor, luego un largo martirio con el fin de ponet y Hauptmann, Los tejedores. á prueba su docilidad y constancia. Ambas obras maestras, que tuvieron inI, a pobre Griselda, dulce y buena, aguanfluencia decisiva en la evolución del teatro taba con angelical paciencia privaciones y alemán moderno y que colocaron á sus au- malos tratamientos, siendo su única ambitores en primer puesto del movimiento lite- ción hacer feliz á su esposo y señor, que, no rario en Alemania á fines clel siglo xix. contento con infligirle las mayores humiDesde entonces... ¡lo dicho! llaciones, le arrebata además sus dos hijos, Sudermann, hijo de un pobre cervecero, haciéndoles pasar por muertos durante lartuvo una juventud ingrata, llena de priva- gos años. ciones. Hoy vive en un verdadero palacio Griselda devora sus lágrimas y ni una señorial. queja sale de sus labios. L. os padres de Hauptmann eran dueños Vencido, en fin, por tanto amor, la de de una pequeña fonda de aldea, y también vuelve su cariño y la devuelve sus hijos e él conoció la dura lucha por la vida. Casi mismo día en que éstos celebran su boda retirado del mundo, habita actualmente una Esta es la leyenda que, después de haber preciosa casa de campo en Agnetendorf, inspirado á Boccacio y á Petrarca y á muuno de los sitios más pintorescos de Silesia. chos escritores y po tas, ha seducido á Hauptmann. p s t a vez tampoco ha logrado Hauptmann El carácter de la heroína aparece, sin em reconquistar al público, que curioso y bargo, de tal manera modificado, que ya no lleno de esperanzas había acudido á la pre- es la Griselda de la romántica tradición, miere de Griselda. que besa la mano que la castiga, sino una Ha. sido un nuevo desengaño. Griselda del siglo xx, inconsecuente é ilóGriselda, marquesa de Saluz, personaje gica, ora amante sumisa y tierna, ora relegendario más bien que histórico, citado voltosa y violenta. siempre como modelo de virtudes conyugaEl conde Ulrich (que es así como se