Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S Í 8 D E MARZO D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 7. ueso le llevé ahte el Juzgado, aunque ya sabia de antemano que, en último término, había de venirun suplicatorio que no se concedería; por eso no me proponía más sino que S. S. presentara esas pruebas, y las pruebas que presentó y que constan en la declaración que prestó el Sr. Sánchez de Toca en el Juzgadojjson unos anónimos. ¿Puede esto hacerse cuando se trata de la honra y de la digaidad de una Empresa, en que no sólo está representada la personalidad del director, sino la de todos los redactores? 151 Sr. SÁNCHEZ DE TOCA: No puedo piecisar todo lo que declaré, porque mi declaración llenó siete pliegos. befieade cuándo tienen autoridad los arfónimos. 1 Sr. TENA: Son despreciables. 3 L, os anónimos, sigue diciendo el señor SANCSÍEZ DE TOCA, tienen valor cuando lo fue en ellos con anticipación se anuncia se cumple al pie de la letra. Y esto pude comprobar en mi observación sobre los periódicos. En lo que La Correspondencia publicara advertíase diferencia entre lo que era de redacción, correcto y sin la agresión de un interés particular, y lo que tenía todos los caracteres de un remitido, que desdecía bien de lo de dentro. Y cuanto al A B C, insisto en que nada tenía que ver con la campaña su redacción cultísima; sólo la pluma que escribía Madrid al día y Crónica la secundó haciendo de sacristán, en relación con La CoíFespondencia, que era, el abad. No ereo que el Sr. Tena deba tomar estas cuestiones con tanto apasionamiento. Ya sabe S. S. que no quiero batallas con él, que no estamos en son de guerra él y yo, y j ue aunque él venga con armas ñeras, le pongo siempre por delante el mirto y el azahar INTERVIENE EL SR. SOL Se concede la palabra al Sr. SOL Y ORTEGA. Comienza declarando que su intervención ea el debate no obedece más que á sacar las consecuencias que de él se desprenden, y espera que otras minorías intervendrán, aunque ya en representación de una lo haya 3 jecho el Sr. Navarro Reverter. (El Sr. Dávila pide la palabra. Entiende el oradoi republicano que de este debate ha resultado algo nefasto para el país, para el Gobierno, para el partido conservador, pava la política, para todos. El único que, en sentir del Sr. Sol y Ortega, no ha salido perjudicado ha sido el Sr. Sánchez de Toca. El orador ve que al final de la discusión lia quedado en pie esta verdad amarga: que la capital de España, con sus 700.000 y pico de habitantes, carece del agua necesaria para el consumo y aseo, y que vive á merced de las Compañías de fluido eléctrico, que explota sin freno ni ley á sus habitantes. Aquí se ha puesto de relieve- -añade- -que esas 17 Compañías que dan Iaz á Madrid nacieron y se desarrollaron no más que por facilidades que lesjotorgó el Ayuntamiento, y luego han venido á confabularse ¡por la codicia, para explotar mejoral vecin ¡dario, y á imponer multas, coma i fueran eoes. El Sr. PULIDO: Muy bien. Trata después eí Sr. SOL ae la destitución del comisario regio del Canal, y recordando que los Sres. Maura y Sánchez Guerra kan elogiado el celo, honradez y acierto con que desempeñó el cargo el Sr. Sánchez de Toca, extraña que se le haya separado y no cree que esta extrema resolución haya obedecido al hecho de Haberse reunido los consejeros del Canal en casa de su comisario, ni tampoco á que éste entregase el cogsa. do documento al Senado. Por esto, el ora- rrumpiéndole) La opinión nos conoce 8, odos. dor propende á sospechar que al destituirle se ha acudido á un pretexto para castigar El Sr. SOL: Atrévase S. S. á negar estos pecados graves. (Rumores. hechos. ¿A que no? Y termina diciendo: Alude á la desautorización del Sr. Sán 1 pueblo piensa mal de vosotros. Dis chez de Toca, y dice: tinguidas personalidades os acusan. En su consecuencia, si sabe la gente que ¿Expulsado? ¿De qué? De dónde? El Sr. Maura se contradijo. 15 e claró que le ex- tenéis intereses privados, dirá con gran rapulsaba de la comunidad gobernante, y zón que, si bien se sienta en ese banco la luego, cuando el Sr. Sánchez de Toca le pe- sabiduría, no se sienta la ética ni la moral. día explicaciones de tal declaración, enton- (Fuertes y prolongados rumores. ces el presidente del Consejo manifestó al CONTESTACIÓN DEL SR. MAURA expulsado que él tenía la confianza déla El señor presidente del CONSEJO se leCorona, más no habló para nada del partido conservador. Si loque está en el Poder- vanta á contestar al Sr. Sol y Ortega cuanañade- -es sólo una colectividad ó comuni- do están á punto de terminar las horas redad, resultará que no estamos gobernados glamentarias de sesión. Cuanto á la primera parte del discurso por los conservadores, sino por una Sociedel senador republicano se remite á cuanto dad anónima. él consta en el EHos son- -continúa- -los que dicen que dicho por la dimisión delDiario de Sesiones acerca de Sr. Sánchez de como no hay liberales no pueden llamarse Toca. conservadores. (Risas. Dice el Sr. Maura Hace el orador la historia del Sr. Maura abolengo político. El que él no se ufana de Sr. Sánchez de en la política, y habla de escisiones y sepa- puede seguir llamándose conservador, Toca mas raciones que al incorporarse los mauristas no de los que disfrutan de la confianza de á los conservadores se produjeoon en el par- la Corona. tido de Cánovas y Silvela por falta de adap Ha vinculado el Sr. -Sol y Ortega los intación al nuevo ambiente, desde el apartamiento del duque de Tetuán y sus amigos, tereses particulares al Gobierno y los púla retirada de Silvela y el rompimiento de blicos al Sr. Sánchez de Toca. No es cierto Urzáiz hasta nuestros días. Ayer fue el se- La prueba está en que para apoyar tal ficñor Sánchez de Toca- -dice; -mañana, el ción ha tenido que apelar á recursos y promarqués del Vadillo, quien, abandonado cedimientos que sólo en la inmunidad s también, sale del Gobierno civil. Y por este podrían cobijar. Sabido es que la maledicencia cae siemcamino no se va- más que al descrédito polípre sobre los gobernantes. Y es de advertir tico y administrativo. No es posible ponerse á un país por que cuanto más insignificante es una minode estas montera, tomando pretexto de intereses lo- ría, más usa mayoría. armas prohibidas. cales para destruir á los enemigos. El Se- (Muy bien, la Si la opinión se coloca frente á nosotros, nado juzgará el caso con benevolencia; p ro en las calles no juzga de igual modo el pú- no seguiré en el obierno, Y si hay quieij entiende que gobierno mal, que vengan á blico. Adviértase bien lo que por ahí se dice. substituirme los calumniadores. (Aplausos Dícese que la salida del Sr Toca obedece á en la mayoría. Un senador puede creer que el Gobierno que así lo reclaman los intereses de las. Compañías y de la Eléctrica Santillaua. no tiene la confianza del pueblo; pero esto (Fuertes rumores. Y se dice que á éstas las no es expresión del Parlamento. La expredefiende el Gobierno que ocupa ese baneo. sión del Parlamento es la de la opinión, lio Y todo esto hay que desvanecerlo, porque la de un senador. El Sr. DAVILA: Esa es la opinión de su todas estas cosas de que son responsables los Gobiernos pueden llega r hasta los irres- señoría, no la del Parlamento. El Parlamenponsables. (Reprodúcense los rumores con to es expresión del Gobierno, que hace las, carácter de escándalo. La Dpinión señala á elecciones. Rechaza tales conceptos el Sr. MAÜK. A, este Ministerio como interesado en Empresas hidráulicas, en asuntos de ferrocarriles, y el Sr. DAVILA vuelve á interrumpirle: -Eso lo ha dicho S. S. muchas veces. en el pleito de la hoja de lata, en los trigos, El Sr. MAURA: Sería verdad en aquella etcétera. Sospecha que el Sr. Sánchez Guerra esté interesado en las cosas de La Unión ocasión; pero hace falta demostrarlo. Mieny el Fénix Español, de que fue director, y tras no se me pruebe lo contrario, yo seguive que el Sr. Maura tiene intereses en la ré aquí, y si lo ha de espera S. S, ya va Empresa Santillana. Cuando llega el mo- para rato. Se suspende el debate, y se llVáfita la mento de resolver cuestiones que á tales entidades afectan, ó los gobernantes han de sesión. Eran las siete y veinte. resolver contra sus propios intereses, ó viceversas De esto deduce el orador que no puede seguir en su puesto el Gobierno, que el señor Maura no está en cond iciones de contiSESIÓN DEL DÍA 17 DE MARZO E 1909 nuar en el Poder. l Sr. Dato declara abierta la sesión á las Cierto que él dijo que él se abstenía de tres y cuarenta minutos, hallándose ea intervenir en los asuntos del Canal, por lo el banco azul los ministros de Estado, Grai mismo que tenía intereses en la Empresa cía y Justicia, Hacienda y óbernación. Santillana, de que estaba hace tiempo desAprobada el acta, el Sr. F E L I U pide que entendido. Pero eso no lo podía decir el se cuente el número de diputados. presidente del Consejo, ya porque la ComiProceden al recuento los secretarios, y saría del Canal es una dependencia oficial, mientras se verifica suenan los timbres y ya porque no es admisible la idea de abs- entran en el salón diez ó v d 6 pe j í i p u t a d o a tención desde el moniento que presidió el Resulta que hay más d e setenta dipiitados y Consejo de ministros en que se acordóla se entra en. los destitución del Sr. Sánchez de Toca, ya RUEGOS Y PREGUNTAS, porque previamente no en. yenó la partici- Los Sres. 1 RANZO y BENITBZ D pación que tenía en la citada Empresa. En el pleito de la hoja de lata no pueden LUGO dirigen ruegos, al Gobierno! El Sr. CERVERA denuncia hectíos reaUr entenderlos ministros de Instrucción pública y Hacienda; el de Fomento tampoco zados por el alcalde de Torredonjimeno, y r en lo de las Compañías de electricidad, ni pide á los ministros de la Gobernación y dé el de Estado en lo de los trigos. ¿Cómo han Gracia y Justicia que los castiguen. Afirxaa de gobernar así? sque dicha autoridad Jia desafiado, 4 T Rg 51 Rr RODRÍGUEZ SAN PEDRO (inte- jarigo Soriaao. CONGRESO E