Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 17 DE MARZO DE T 909. EDICIÓN? PAG. 8. respondió su discurso y cómo cuidó, no solamente de no agraviar al presidente del Consejo, sino que elogió la delicadeza con cjue había procedido en cuanto afectaba á intereses privados. Volviendo la vista á los antecedentes parlamentarios del Sr. Maura, dice que no pueden tolerarse apostrofes bíblicos ni declaraciones de excomunión á quien perdió autoridad, recogiendo, en un ambiente de calumnia, conminaciones y cargos injustificados que amargaron los últimos días de Sagasta. Y vea S. S. que de mis labios no han salido palabras como las de S. S. en el Congreso contra aquel venerable patricio. Su señoría me expulsa de la comunidad de gobernante, de esa oligarquía. Está bien. Pero el partido conservador, que apoya al Gobierno, no está en el Gobierno. Concluye el orador hablando del espíritu del régimen parlamentario, de la tradición de los partidos y del espíritu del creador y jefe del partido conservador, cuyo nombre parece hace daño en los oídos del presidente del Consejo. El Sr. MAURA: Yo respeto las opiniones de todos. Su señoría puede pensar como quiera. Pero estando dentro de una mayoría no es lícito decir ciertas cosas. Desde mañana S. S. podrá pensar y decir lo que á bien tenga: pero ahí, separadamente, en su escaño de senador. El presidente de la CÁMARA: Queda terminada esta interpelación. El Sr. NAVARRO REVERTER (mostrándose sorprendido) Señor presidente, eso, no. La interpelación está todavía pendiente, porque yo, después de lo que aquí ha pasado, tengo que mostrar las consecuencias de este debate, y otros oradores habrán de intervenir. Después de grandes rumores, y estando ya de pie muchos senadores, la presidencia reconoce la razón que asiste al citado ex ministro liberal, y suspende el debate hasta hoy. Inmediatamente fue levantada la sesión. Eran las siete y diez. Recuerda los verdaderos móviles á que Opina que la rebaja arancelaría no produciría ningún resultado beneficioso, porque el mal actual, á su juicio, radica en los intermediarios, Hace el Sr. Besada oportunas observaciones sobre la producción agrícola española, siendo acogidas sus palabras con rumores de aprobación. Se suspende este debate y gasa el Congreso á reunirse en secciones á las cinco y veinticinco minutos, después de aprobar algunos dictámenes de los que figuraban en el orden del día. Pasa un breve rato, transcurrido el cual vuelve á ocupar la presidencia el Sr. Dato, y entran en el salón algunos señores diputados. El señor PRESIDENTE: No ha habido número suficiente para celebrar la reunión de secciones; por tanto, se efectuará mañana. Se levanta la sesión. Eran las seis menos cuarto. UNA REAL ORDEN ña, antes de partir quiere ofrecer tíos las ptl inicias de una creación mímica suya. Se t j tula La hija de la montaña. Cuantas emociones artísticas pueden traj ducirse con el gesto y el ademán, logran eá esta pantomima una perfecta interpreta- i ción por parte de Rosario Guerrero, que para triunfar en su arte cuenta con la pode- rosa expresión de sus ojos intensos, fuente de poesía inagotable, y con la seducción dá sus elegantes danzas. La hija de la montaña se estrenará mañana jueves, despidiéndose al día siguiente del público de Madrid nuestra bella compatriota. Son, pues, dos interesantes representa ciones, que llevarán seguramente á la Zar. zuela extraordinaria concurrencia. L ENFERMO FUGADO O ¡VIVA LA PROFILAXIS! CONGRESO SESIÓN DEL DÍA ¡6 DE MARZO DE i s o? uenan los timbres á las tres y cuarenta, hallándose en el baneo azul los ministros de Gracia y Justicia, Hacienda y Gobernación. Las tribunas, casi desiertas; en los escaños de las minorías, cuatro ó cinco diputa, os, y en los de la mayoría, unoá cincuenta, que una vez; aprobada el acta abandonan el Balón en grupos. LA REBAJA ARANCELAR! A Se reanuda la interpelación del Sr. Azzati sobre la rebaja arancelaria para los trigos. v El Sr. IRANZO reanuda y termina su discurso. Rectifica el Sr. BELTRAN é intervienen para alusiones los Sres. GARCÍA BERLANGA y vizconde de EZA. W Este iMtimo pronuncia un discurso muy razonado para adherirse, en nombre de los diputados por Castilla, á lo propuesto por el Sr. Corella en este debate. El Sr. BERLANGA, que expuso antes su opinión, declaró que no le parecía mal que se rebajase ó suprimiese elArancel para los agricultores si se hacía al mismo tiempo para los industriales. El ministro de HACIENDA hace el resuínen del debate. Deduce de las manifestaciones hechas por los Sres. Corella, Muñoz Chaves, Iranzo, Berlanga y vizconde de Eza que el proble ma de la cuestión de los trigos, no es general, sino jocal, en Valencia, Las autoridades se preocupan seriamente. de la campaña contra el tifas; deliberaciones, acuerdos, inspecciones, medidas de aislamiento... todo parece poco, y parece bien, porque, á despecho de los deseos y de las determinaciones oficiales, la epidemia tífica persiste. Pero al hablar de las autoridades, nos reI a Gaceta publicará hoy una Real orden de ferimos á las primeras. De las que ocupan Gobernación dictando reglas para el en jerarquía secundario lugar parece que funcionamiento de los cafés cantantes y con justieia no puede decirse lo mismo. Lo otros establecimientos similares. prueban muchos detalles de apatía, de abanSe dispone, entre otras cosas, prohibir á dono; lo prueban casos reiterados y denunlos dueños ó empresarios de cafés cantantes cias que la Prensa se ha visto en el deber de ó de concierto y de otros establecimientos formular; lo prueba nuevamente lo acaecido públicos, cualquiera que sea su denomina- hoy ción, hospedar ó alojar á las artistas en los Hace varios días- -no se sabe cómo- -logró mismos locales ó en otros próximos, inter- fugarse del hospital, enfermo todavía, puesvenir directa ni indirectamente en el hos- to que no se le incluyó en la relación de al ¿pedaje de las artistas, é imponerlas la obli- tas firmadas por los médicos, el tífico Anto- gación de alternar con el público. nio Pérez Alvarez, preso, por causa pendien No se permitirá que las artistas tengan te, en la Cárcel Modelo, de cuya enfermería contacto con el público. había sido transportado á San Juan de Dios. Se prohibe la existencia en el local de diLa Policía recibió, naturalmente, orden chos establecimientos de cuartos y departa- de prenderle, y como la captura no era obra mentos reservados, ó separados de la sala y de romanos, al cabo de cincuenta ó sesenta localidades principales destinadas al públi- horas, se efectuó ayer. ¡Pero en qué conco para el servicio de éste, debiendo todos diciones! En condiciones que dan una lasti estar á su vista y sin separación de tabi- mosa experiencia de la discreción y juicio ques, ni aun de cortinas, que puedan ocultar de buena parte de la Policía. unos espectadores de otros. En efecto, el enfermo fue detenido en Queda prohibida la contratación de me- la calle de la Princesa; desde allí, sin préi nores de diez y seis años, y directamente caución alguna, llevado á pie á la Comisa- á los comprendidos entre los diez y seis y ría del distrito; desde ésta, á otro Centro poveintisiete, cuyos contratos tendrán que ha- licíaco, y, finalmente, al Juzgado de guarcerlos con los padres ó tutores legítimos, de- dia, en cuya salita de espera permaneció el biendo dar cuenta de aquéllos á las autori- Antonio, claro que no por su culpa, con fundido con todo el personal. dades. Cuando el juez de guardia se enteró de la También queda prohibido que las mujeres sirvan al público en cuartos ó departa- imprudencia cometida, dio aviso para que mentos separados ó aislados del local prin- la brigada de desinfección fumigase el local cipal que tengan los repetidos estableci- y firmó el mandamiento para que el enfermo mientos, así como consumir, alternar ni reingresase en la cárcel, pero con la sensata advertencia de que fuese admitido con lats sentarse con los concurrentes. Las infracciones de estas reglas se corre- debidas precauciones y puesto en observagirán con multa de 50 pesetas por cada una ción y reconocimiento médico. No las hemos oído, pero suponemos las de ellas la primera vez, de 125 pesetas por la segunda infracción y de 250 á 500 pese- palabras de censura con que el juez habrá tas por la doble reincidencia, decretando la comentado la conducta de los agentes de clausura del establecimiento siempre que se Policía y de los comisarios ó segundos jéhubieren impuesto tres correcciones duran- fes, coautores de tamaña imprudencia. A quien se diga que en una capital de te un año al dueño ó empresario del estaprimer orden, en pleno siglo xx, en plena s blecimiento de que se trate. campaña activa antiepidémica... y en plena reorganización policíaca, se pasea á un en iermo tífico cual de su grado de Centro erg- Centro policíaco para hacer un alto de vaKruestra bella compatriota nos abandona. rias horas en otra oficina pública, no lo 1 Compromisos adquiridos anteriormen- creerá. te reclaman su gallarda presencia en otros escenarios. Otros públicos la aguardan para rendirla los aplausos incondicionales que merecen siempre la belleza y la gracia. Rosario Guerrero, que ha hecho entre Nadie deíse joyas sáavesr antes nosotros una breve pero lucidísima campa- Píecios eia esta c a s a MOSTEKA, 31. LOS CAFES CANTANTES ROSARIO GUERRERO aiBMK üiffl nri T i i w i m m m i i Tumi m i u 1 1 1 ir tnm iiini i Jiarn 1 TM Ttiirnitminrur TI imrturra