Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. LUNES i5 DE MARZO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. mueble y la del duque de T Serdaes, bibliófilo notabilísimo, en la de la Historia, á quien contestará el erudito académico señor Fernández de Bethencourt. En estas solemnidades acaba de introducir una novevedad el gran poeta Richepín cuando entra recientemente en la Academia francesa. ¿Y cuál es? -Suprimir el tradicional vaso que se 6 loca en la mesa pióxitna al disertante- -Veremos si tiene imitadores. ¿Qué h g de viaies? -Ha regresado de París la señora viuda de Iturbe con su encantadora hija Ptedcia. En su palacio de la calle de San Bernardo dan actualmente alojamiento á una notable artista inglesa, miss Harvey, que está re produciendo algunas joyas de nuestro Museo del Prado. Es también una retratista distinguida. A Chile ha marchado, dejanda muchas simpatías en Madrid, el primer teniente del ejército de aquella República do Gonzalo Ortú ar Balnes. Le acompaña sa hermano político el simpático agregado á la Legación de Chile en Madrid D. Luis Elguín. Pero la ausencia de éste es sólo par tres meses- -Menos mal. Pues buen viaje, y ñas la vuelta. HANS El presidente del Senado, geueral Azp 4 ya. de vender al público aquello qtie d público sla siempre dispuesto á comprar. E s la tesis de rraga, pudo salir ayer á la calle. ios propietarios de las fumeries de opio, y, en general, de todos los seres inmundos que explotan la satisfacción de los vicios de la humanidad. E 1 otro periodismo evita lo sensacional, ao se ocupa de los asuntos serios ni de las cosas literarias, políticas y científicas, y en sus escritos se dirige solamente á las personas de espíritu cultivado... Y, sin embargo, ocasiona daños gravísimos y es en su esfera de acción un elemento peligroso, porque este periodismo, empleando formas meros groseras y ruidosas, explota constantemente la mentira y la calumnia. Esta segunda clase de periodismo es la que más abunda, y no es la menos peligrosa. Todos conocemos á ciertos personajes cultos é inteligentes qae instalados cómodamente en su sillón, lejos de las emocionantes batallas de la vida, tratan por medio de un chorro continuo de calumnias de desacreditar á los que se agitan y luchan. Y como esta campaña la hacen dulcemente, ejercen sobre el público una influencia menos popular que los periodistas amarillos pero el daño que causan es grave, porque se dedican á convencer todos los días á los jó venes cuyos talentos debieran ponerse al servicio del país de qne los hombres públicos, aun los de honorabilidad más absoL- x y perfecta, no son más que seres viles y Corrompidos. sPor mi parte, yo me felicito de no tener nada que ver con ninguno de estos dos periodismos, y me regocija el pensar que voy á asociarme con gentes que ponen en práctica lo que predican y que predican lo que juzgan beneficioso para el país. Yo tengo la creencia profunda de que todo hombre debe ganar dinero en abundancia para vivir y hacer vivir á los que le rodean. Pero tina vez conseguido ebto, el dinero es una cosa secundaria. Y un periódico no puede ser una excepción de esta regla. Debe ganar dinero, porque si no gana dinero no puede servir al público; pero no debe hacer de lá ganancia la primordial razón de su existencia. TEODORO ROOSEVELT Ayer prtsidenie de la República de los UU. hoy rtdacior en iefe de Outlook Ha regresado de Sevilla la condesa de Veile. En breve marchará á Pa rís la señora de Beistegui. CRÓNICAS MADRILEÑAS há hecho usted Quéno le he visto? en tanto tiempo que A sí habla Rooseyelt del periodismo de su país el día mismo que hace sus primeras armas en la profesión. Preparémonos á ver las campañas que organiza el nuevo redactor en jefe del Outlook, pues seguramente serán ruidosas y comentadas. Y agradezcamos nosotros, los periodistas, á este trabajador infatigable la elección que ha hecho al abandonar la presidencia de la gran República. Roosevelt cree que después de ejercer la suprema magistratura en una nación no se puede servir al país dignamente más que desde la Prensa. Aprendan los ministros y los grandes hombres que piensan, por el contrario, que la mejor manera de ser útiles á la patria al abandonar el Poder es ocupar los Consejos de administración de los Bancos, Compañías de ferrocarriles y Empresas de todo género... con tal que paguen con largueza álos consejeros. ¡Cómo se reirán de Roosevelt estos cucos de la política! C. GONZÁLEZ CUFFORD Londres- IU- 1909. DE SOCIEDAD El alcalde de Madrid, conde de Peñalver, sigue mejorando. A su casa acuden á diario muchas personas que se interesan por su salud. El vicealmirante D. Patricio Montojo se halla, por fortuna, fuera de peligro. -Podría responderle como lo hacían algunos ciudadanos franceses después del período del Terrón He vivido, lo cual no es poco en los tiempos tristes que estamos atravesando -Ya sabe que spy refractario á las cosas desagradables. Asi, que no me hable más que de reuniones, bodas, etc. -La sociedad madrileña respeta, como todos los años, la época déla Cuaresma. Et los teatros no deja de haber animaciónpero reuniones sólo hay en petii comité, qut son tan de mi gusto, por cierto. Los miérco les, en la Comedia, y los sábados, en el Español, son días de moda, y allí se puede vei el Madrid que se divierta. ¿Bodas? A granel. El 19. la de la hija de los m queses de Atalayuelas; el 26. la de la conde ea del Rincón con el distinguido sporslmau D. Carlos Larios, y el 3 de Abril, la de la bella señorita María Massa, hija del magistrado del Tribunal Supremo D. Alfredo con el ilustrado ingeniero D. Carlos Resines. ¿No hay más en proyecto? ¿1 día 18 será pedida la mano de la gen til señorita Casilda Figueroa, hija de los condes de Romanones, para el joven marqués de Salinas del Rio Pisuerga, hijo de los marqueses de Corvera. Está concertada la de la hija de una marquesa, grande de España y hermana aquélla de un marqués (que en la escala de los tiradores de pichón ocupa un puesto preferente) con el hijo de unos marqueses. Los tres títulos aludidos están en las últimas letras de la Guía oficial. ¿Más charadas? -Una más. También se habla del proyectado matrimonio de una bejla señorita, hija de un alto funcionario ministerial, con uno de los hijos de una personalidad política de primera magnitud. ¿Está claro? -Como el agua... de los viaj ¿s antiguos. -Capitulo de visitas. Ayer se hicieron muchas para dar los días á las Matildes, y ya se empieza á felicitar á los innumerables Pepes y Josefinas que hay, como en toda España, en la sociedad madrileña. También recibe en estos días muchas felicitaciones y enhorabuenas la marquesa de Squilache. ¿Por qué motivo? -Ha sido agraciada con la medalla conmemorativa de los Sitios de Zaragoza. Es una preciada distinción muy merecida por la ilustre dama, tan devota de la Virgen del Pilar y sobre cuyo escudo nobiliario campea la famosa divisa: La muerte menos temida da más vida. JAlgo así debieron pensar los heroicos defensores de la gran capital aragonesa. ¿Hay fiestas preparadas? -Para después de Semana Santa. Ahora comenzarán las tiradas de pichón en la Casa de Campo; los conciertos de ia Sociedad Sinfónica, dirigidos por Arbós, que tan gratos recuerdos dejó en años pasados; habrá también dos recepciones académicas de importancia en la higk- life. ¿Cuáles? -I a del duque ae l ovar en la Academia de Bellas Artes, que tratará na teína muy interesante en su discurso: La casa ytel pLACTO Con la ceremonia de costuin bre fue recibido ayer tarde en la Real Academia Española el docto catedrático de la Universidad Central y maestro peritísimo en materias filológicas dos José Alemany y Bolufer. La sesión presidíala D. Alejandro Pidat quien tenía á su derecha é izquierda, res. pectivamente, al P. Mir y al Sr. Counnelerán. á quien la Academia había encargada la misión de contestar al recipiendario. Estuvieron además presentes al acto, coma miembros de la culta Corporación, los sea res Rodríguez Marín, Ortega Munilla, Cortázar, Fernández y González, Cotarelo, Picón, Carracido, Selles, Palau, Cavestaojr y conde de Casa- Valencia. En el salón veíase á vanos catedrático á los discípulos del Sr. Alemany y á muchas señoras, y eso que el tema del discurso no ers el más á propósito para retener la atenctía de ánimos no familiarizados con tales estadios, de suyo poco amenos y secos, come toda disquisición científica. I O S DISCURSOS Lasólidafamade orieatalista del nuevo académico le ha llevado á elegir para sn discurso un asunto relacionado con tales disciplinas, y es tal la perspicaz originalidad con que lo plantea, la erudición y holgado dominio con que lo desarrolla y el generóse espíritu con que esparce la luz de conocimientos directamente y no sin grandes dificultades atesorados, que este solo trabaje hubiérale bastado para abrirle por derechopropio las puertas de la Academia, que ayer le dio el parabién. Así lo reconocieron cuantos asistieron á tal solemnidad. No sin lamentar que el reducido espacio de que disponemos nos impida sintetizar con alguna amplitud los puntos principales de dicho estudio, atenémonos á determinar el alcance del tema, en tanto cuanto sus mismos enunciados no oculten ningún aspecto de su extraordinaria importancia. Consagra el Sr. Alemany su atención y vasta cultura á dilucidar El orden de las palabras en la frase problema que profua. damente, pero con criterio detallista y limitado, trataron Federico Diez y Meyer Lü ke, y que en esta oración académica es coatemplado y seguido desde muy alto, ansas- RECEPCIÓN EN LA ACADEMIA