Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE. TELEGRAFO Y TELEFONO EN LA ESCUELA! DE REFORMA DE SANTA RITA Fot. R. Ciíuoi CARABANCHEL? S. A. R. LA INFANTA DOÑA ISABEL EN LA V 1 S 1 TA. QUE, AYER HIZO AL ESTABLECIMIENTO Y habló del teatro Real de -El único teatro del mundo- -dijo mori f sieur Gailhard dondé todavia se canta en italiano durante toda la temporada oficial; 1 A OPERA ESPAÑOLA Mr. Gailhard es El único teatro donde el público no tolera T; el hombre del día. en las óperas el idioma nacional. Aira no le han nombrado director de la ¿Saben ustedes qua le fue ofrecida la diOpera, pero todo París le ha otorgado ya el rección de nuestro teatro j Real Mr. Gainombramiento, y Mr. Gailhard se pasea tran- lhard? Don Alfonso XII le hizo la proposiquilo y satisfecho esperando los aconteci- ción en uno de sus viajes á París; pero monmientos y sin tomarse la molestia de intri- sieur Gailhard afirma que no llegó á ponergar siquiera. Nadie se acordaba de él para se de acuerdo con el Monarca, justamente á nada, y de pronto se ve obligado á salir de causa de ése pequeño detalle del idioma. su retiro porque de todas partes se le llama, Monsieur Gailhard era partidario de que las se le busca, se le solicita, y ahora es cuando óperas se hiciesen en castellano, y Alfonla opinión hace justicia á la labor de este so XII aseguraba que esto sería imposible, hombre, que por espacio de veinte años di porque el público estaba acostumbrado á rigió la Opera de París, salvando escollos y oir cantar en italiano y porque nuestro evitando dificultades. Ño debe ser esto cosa idioma no se prestaba á la adaptación mutan fácil como á primera vista parece, por- sical. El Monarca citaba ejemplos de frases que un solo año de dirección ha desacredi- que patétado á Messager y Broussau, sus sucesores. tica, en castellano, y en una situación especno sólo no impresionarían á los No hace mucho tiempo tuve ocasión de tadores, sino que provocarían tempestades, oir á Mr. Grailhard, que es un admirador de carcajadas. ferviente de España. Era á los postres de I a opinión del malogrado Monarca es t o una comida particular. Mr. Gailhard resuci- davía la que mayor número de partidarios taba viejos recuerdos y refería cosas muy tiene en España, y éste es precisamente el- curiosas á propósito de los diversos teatros motivo de que cuantas tentativas se hacen de Opera de Europa y América, cuya situa- para implantar la ópera nacional sean otros pión conoce detalladamente. tantos fracasos más ó menos ruidososDE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL ABC EN PARÍS -Pero alguna vez se ha de empezar sise quiere acostumbrar al público, y yo creo que el verdadero público ayudaría á la Em presa que acometiera la reforma: los smbs, el público femenino elegante, se divertirían los primeros tiempos, pero acabarían por habituarse. No es una razón la que frecuentemente dan los partidarios de la ópera en italiano al decir que los grandes cantantes sólo ea italiano cantan y no querrían aprender el castellano. Ahora mismo han oído ustedes á un artista alemán que ha cantado en sn idioma, rodeado de una troupe italiana, y lo mismo ocurre en todos los teatros del mundo. ¿Es que creen ustedes que Caruso ha aprendido el alemán para ir á cantar todos los años á la Opera Imperial de Berlín para venir á cantar á la Gran Opera de París? Nada de eso... En Berlín toda la compañía canta en alemán y Caruso en italiano; en París la troupe canta en francés y Caruso en su idioma. Y al público ao le sorprende esto. Las representaciones italianas están justificadas en Monte Cario, por ejemplo, porque el público, que allí va á la Opera es uta público cosmopolita; pero ¿dónde está el auditorio cosmopolita del teatro Real de Madrid?