Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE. TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Jg S Y J S TELEFONO ¿Vv. V í í i t ¿3 ti EL GENERAL SUAREZ 1 NCLAN, FALLECIDO AYER EN ESTA CORTE Fot. Compañy. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN PARÍS de la Opera han consumido el capital de la comandita. Este capital no crean ustedes que le habían aportado ellos al negocio, porque si el dinero perdido fuera de los. Sres. Messager y Broussan, nadie se preocuparía poco ni mucho y los directores de la Opera de París podrían contestar á todos los que ahora los piden cuentas que cada cual pierde su dinero como le da la gana. Pero el capital de la Gran Opera se compone de la subvención que el Estado la da y de las sumas recogidas entre un grupo de personajes, grandes protectores del arte lírico... y de las bailarinas. Los Sres. Messager y Broussau se limitan á dirigir y admi- nistrar el negocio, percibiendo por este trabajo cada uno la cantidad redonda de 73.000 francos al año. ¡Así no se quieren ellos marchar de la Opera ni á tiros! El millón quinientos mil francos coa que la Empresa contaba al ponerse al frente de la primera eseena francesa está dando las boqueadas; los directores han reunido á los accionistas para pedirles más dinero; los protectores del arte y de las pantorrillas se han negado á facilitar los recursos que solicitaban de ellos, y la Prensa ha comenzado una campaña verdaderamente escandalosa, á fin de que el Gobierno eche de la Opera á los actuales directores. He aquí la situación en que actualmente se halla este asunto, del qiae París entero se preocupa. Sin embargo, el público parisién, que está bien educado, continúa asistiendo á las representaciones, y no se da por enterado de lo que entre bastidores ocurre. Hasta ahora los abonados no han organizado manifestaciones, ni silbas, ni ninguno de esos espectáculos que el público elegante del tea tro Real de Madrid hubiera ofrecido á us- tedes en caso análogo. Y ahí está, en calidad de víctima, I, uis París, que no me deja- rá por embustero. l,o s directores de la Opera se resisten á abandonar sus puestos, aunque se dan cuenj ta exacta del movimiento formidable de opinión que se va á desencadenar contra ellos; pero hay que reconocer que nadie abaudoi A CRISIS DE LA OPERA IvOS directores -i í- MONUMENTO A PEREDA BOCETO DEL NOTABILÍSIMO ESCULTOR SR. COULLAUT VALERA, PREMIADO EN EL CONCURSO CELEBRADO EN SANTANDER