Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 2 DE MARZO DE 1909. EDICIÓN t. PAG. 8. P. -De un modo absoluto, no; pero poeteRefiere que un señor extranjero habló mos casi asegurar que lo escrito y borrado con él en cierta ocasión, preguntándole cómo se llevaban los libros de la parroquia; corresponde con lo que se escribió sobre las raspaduras. pero desde aquella ocasión no ha vuelto á El Sr. Cuéllar relata detalladamente L s verlo. Asegura que él vio la partida de matri- coincidencias advertidas, haciendo resaltar monio que se supone falsa y advirtió las ras- la circunstancia de que algunos nombres no paduras cuando fue el Sr. Lastres a la sa- estaban raspados, lo cual demuestra que no lo consideraron necesario, puesto que los cristía con un agente de la autoridad, y recuerda que dicho letrado quiso detener al que intervenían en el acto matrimonial eran cura, y no pudiéndolo conseguir se llevó el los mismos. Termina afirman lo que las huellas que libro. Niega que él raspase la partida ni que vie- se observan en la raspadura entiende que ra en las oficinas parroquiales á Rophon, coinciden con algunas de las letras de los aunque sí sabe que en cierta ocasión se pre- nombres de los contrayentes; pero no asesentaron en ella dos desconocidos que exa- gura que los nombres escritos sean los mismos que se hicieron desaparecer. minaron los libros con el pretexto de sacar El Sr, Sánchez Terrones hace constar lo ttn certiiicado que no llegaron á sacar. El acusador privado, antes de interrogar, extraño que resulta que una persona de alpide á la Sala que se muestre al procesado guna ilustración, como se supone que fuera el que hizo la falsificación, cometiera faltas una carta que obra en el sumario. ortográficas, afirmando, además, que es abSánchez la reconoce como suya. Acusador. -Y la siguiente ¿es de usted solutaniente imposible averiguar lo que había escrito y fue raspado, porque no queda también? Procesado. -No, señor; esa es una carta de aquéllo vestigio alguno. Insiste el Sr. Cuéllar en afirmar que alguque ya me ha sido expuesta dos ó tres veces, y que no es mía. ¡Yo lo juro por la sa- nos rasgos parece que coinciden con los actuales, y á continuación pregunta el reprelud de mis hijos! A. ¿le hizo á usted alguien proposicio- sentante de la ley si la letra de la partida nes para que proporcionara el libro de ma- coincide con la del procesado Jasé Sánchez. Perito. -Ya lo hemos dicho en el sumario írimonios? y lo repetimos aquí: la letra de José Sánchez P. -No, señor. A. ¿Es cierto que sus jefes tenían gran no tiene semejanza alguna con la de la partida de matrimonio. confianza en usted? Fiscal. ¿Y con la de Rophon? P. -Sí, señor. P, -No hemos examinado la letra de este A. ¿Y en Dorremocea, el otro dependienprocesado. te de la oficina parroquial? F. -En vista de esto, señor presidente, P. -Era el hombre de confianza del cura pido que, como ampliación de prueba, exapárroco. A. ¿Tuvo usted alguna cuestión con Do- minen los peritos la letra de Enrique Rophon. rremocea? Presidente. -Advierto al señor fiscal que P. -Cuando supe que flabía enseñado los libros á dos desconoaidos, le reprendí, dí- no se acusa á Rophon de haber escrito, sino cíéndole que si querían sacar una partida de haber raspado. F. -Estoy conforme; pero como las conque la sacaran sin examinar por si el archivo, y posteriormente, y por otra causa, le clusiones de este ministerio son provisionales, y puede, por consecuencia, modificarlas, áespedí; pero él no se marchó. A preguntas del defensor, Sr. Castillejo, deseo que se aclare este punto por si resulexplicó el trabajo que realizan los depen- tara algún nuevo cargo para Enrique Rophon. dientes de la parroquia. I a defensa de este procesado se opone en D. ¿Entregaba usted las llaves al marabsoluto á que se examine la letra, por encharse? P. -Todos los días las entregaba al cura. tender, en primer término, que es una prueD. ¿Sacaban partidas algunas personas ba que ha debido proponerse con anterioridad; en segundo lugar, porque la orienta yie no fueran Dorremocea y usted? P. -Sí, señor; acostumbraban á sacarlas ción del juicio se supedita á las conclusiolos curas, los auxiliares, los monaguillos y nes escritas, y en último caso, porque á Rohasta los amigos de los dependientes de la phon nó se le acusa de haber escrito la parparroquia, porque los libros estaban siem- tida de matrimonio. I, a Sala, después de deliberar algunos mopre á disposición de cualquiera. D. ¿Ha observado usted alguna raspa- mentos, acuerda que los peritos examinen la letra del procesado. dura en las inscripciones? El Sr. Menéndez Pallares pide que se conP. -Muchas, y algunas equivocaciones signe en acta su protesta, y los peritos sisin salvar. guen informando acerca de los rasgos sosD. ¿Se cotejaban las partidas? pechosos que han encontrado en algunos P. -Muy pocas veces. documentos que realmente no tienen ninOuspensión. Terminada la declaración de José Sán- guna relación directa con el asunto que se chez, el presidente suspendió la sesión por debate. A otras preguntas del Sr. Pallares dicen diez minutos, los necesarios para poder tomar alientos y proseguir esta información, los peritos Cuéllar y Cordero que ellos han que, dicho sea en honor de la verdad, resul- creído y creen que la falsificación era muy ta un tanto fatigosa para el repórter, y cree- distante de la partida original, y que la tinta parecía bastante fresca. mos que también para el público. os Sres. Romano y Sánchez Terrones I os peritos. -afirman que lamfalsificación debe tener vein Son los Sres. Cuéllar, Cordero, Sánchez ticinco ó treinta años por lo menos. Terrones, Romano y I upiani. Presidente. ¿En qué funda el perito esa Dicen, á preguntas del fiscal, queihan exa- afirmación? minado el libro de matrimonios de San MiRomano. -En el estado de la tinta. llán y por esto saben que existe raspada una Respeeto á la letra de Manuel Antón, dipartida. cen, á preguntas del Sr. Pallares, que no Fiscal. ¿Estas raspaduras son tan pro- coincide con la de la falsificación, si bien es fundas que no permitan averiguar lo que cierto que el cotejo lo han hecho valiéndohabía escrito primeramente? se de una prueba fotográfica de la partida. Peritos. -Sí, son profundas; pero algunos A continuación lee el Sr. Romano las dirasgos se han podido reconstituir. ferencias que se observaron al cotejar un F. -Esos rasgos ¿corresponden á lo escripadrón escrito por Antón y la letra de la to sobre lo raspado? partida parroquial. res Cuéllar y Cordero el priinei informe, en el que afirmaron que las raspaduras eran tan profundas, que no se podía averiguar nada de lo escrito. ¿Cómo dijeron ustedes entonces cosa distinta de lo que ahora sos tienen? Perito. -Porque no se nos encargó que averiguáramos las palabras raspadas. Posteriormente, sin embargo, lo hemos hechOj y, por medio de ampliaciones fotográficas, llegamos á la conclusión que acabamos de exponer. Presidente. ¿Pero no aseguran que los nombres raspados fueran los misinos que después se escribieron? Perito. -Eso no podemos asegaiarlo de un modo terminante piñal. El Sr. Marquina pregunta á ios peritos si, á pesar de la falta de luz, pueden examinar la letra del procesado Rophon, diligen cia que, como ya hemos dicho, fue solicita dá por el fiscal, y, tanto el Sr. Cuéllar como el Sr. Cordero, contestan afirmativamente pero, en vista de lo avanzado de la hora, acuérdase que el mencionado examen se verifique mañana, y se suspende la sesión, 1 El presidente recuerda á los peritos seno e s t a como antes decimos, ha resultado un poco fatigosa, pues ni ¡as declaraciones de los procesados, limitándose á negar su participación en los hechos que se persiguen, ni la prueba pericial, han respondido al interés con que la vista se esperaba. Con el examen de los testigos es de su poner que ocurra algo análogo, pues reali mente no hay ninguno que pueda declaráí nada definitivo. Esperemos, sin embargo. UN PASANTE. LA POLICÍA A probados y sin plaza. Una numerosa comisión de los indivl dúos aprobados en las últimas oposiciones! de aspirantes al Cuerpo de Policía nos vi sitó anoche para manifestarnos, ea nombf de 294 compañeros suyos, aprobados y sin plaza, que habían visitado anoche mismo al ministro de la Gobernación para solicitar de él que les dejase en expectación de destino, con objeto de ir cubriendo las plazas que vacasen en el Cuerpo. Kl Sr. I a Cierva les contestó que nada podía resolver por el momento, no obstante estimar muy razonadas sus aspiraciones. Así las juzgamos también nosotros, y nos, parece justo que se equipare á esos opositores á los de otros servidos del Estado que al ser aprobados se les tiene en cuenta para ir cubriendo las vacantes que se producea en los respectivos organismos. NOTAS TEATRALES D E AL La Empresa del Real, cumpliendo -una de las cláusulas del contrato con el ministerio de Instrucción púbMca, dará pasado mañana, miércoles, la func ón obligada á beneficio de las escuelas muí i cipales de esta corte. I a idea, que tanto enaltece al ministro á la Empresa, honraría y enaltecería más al público, apresurándose, dado el objeto benéfico de la función, á concurrir al teatro, pues redundaría en provecho de la cultura popular. De distribuir el billetaje, buscando su nía yor rendimiento, se han encargado los se ñores gobernador, alcalde y delegado regio de escuelas. T ARZUELA Para mañana miércoles se anuncia el debut de ia bella jjr distinguida primera tiple Eva I ópez, con la. zarzuela én un acto, de Camprodóa y G tambide, Uhavie a. IIIlWIIlMmMnimniimiMFimBiniriinniminnniniiimiii iiMi