Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 2 DE MARZO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 5. MADRID AL DÍA arzo vino con las de Caía. Nació entre pañales de nieve, le despojó de ellos 2l sol y se mostró sonriente todo el día; pero con las uñas de hielo afiladas. En honor de ios autores de Margarita la 7o rnera se celebró en La Bombi un almuerzo al que concurrieron más de trescientos comensales. No puede dudarse de que el acto fue un testimonio elocuente de mutuo cariño. Los agasajados concurriendo con un tienipecito así cabe el Manzanares, y concurriendo también los festejadores. No fue sólo animado el día para los admiradores de Cbapí. Los políticos también tuvieron lo suyo con la venida del Rey y el planteamiento y solución de la crisis. Esta se redujo al cambio de un ministro, el de la Guerra. Alguna gente esperaba que fuese como el del tiempo: completo. Pero, nada; ese Maura, mallorquín él, parece de Riela. Ha dicho que han de ser tijeretas, y va caíuino de elio. El Congreso, emocionado, no pudo celebrar sesión. El Senado, sí; pero fue principalmente para discutir sobre los complots de i a cárcel y convenir lo que ya tenemos reconocido: que ni esa cárcel es Modelo, ni ese es el camino de Utrera, como ílijo el otro... Llegó también el general D Aniade de vuelta de África, y hay quien asegura que nos trajo... memorias de Muley Hafid. Por supuesto, á estas horas el Rey está de vuelta en Sevilla. Tuvo mucho público curioso el juicio llamado del lord y la bailarina. Quién esperaba ver desfilar por la Audiencia la Cámara de los lores de Inglaterra; quién un Cuerpo coreográfico con toneletes y todo. La cosa no resultó, y la curiosidad salió de las SaleSas pensando en que verdaderamente se ha Inflado mueho el perro, y que es litigio ó Causa lo que se ventila en el tribunal que jnaldito de Dios lo que nos interesa. Novedad del día, el funcionamiento déla nueva Policía montada en bicicleta. De este jnodo irá pronto á todas partes... si no revientan los neumáticos. Hasta ahora no ha patinado más que en el Gobierno civil. I OS maceros celebraron ayer con solemnes cultos á su Patrono el Ángel de la Guarda. Los que asisten á las sesiones tienen un Segundo patrono: el santo Job. En sucesos, se portó bien Marzo: no hubo ninguno importante que señalar. Una intoxicación, producida con leche. Cosas del lechero y ganas de desacreditar luás de lo que está al sublimado corrosivo. Por la noche, ningún desastre teatral. El frío sólo alcanzó un ¡ucees d estime. Fomento y las autoridades locales, se dirigió en carruaje al regio alcázar con la Reina madre y los Infantes. pyl despacho con el Sr. Maura. Pocos minutos después que el Soberano, llegó á Palacio el Sr. Maura, y en seguida pasó á la regia cámara, en la que permaneció cerca de tres cuartos de hora. En esa entrevista el Rey dio cuenta detallada al jefe del Gobierno de la conferencia que el domingo había celebrado en Sevilla con el general D Amade tratando ampliamente de la cuestión de Marruecos. El presidente del Consejo, á su vez, manifestó al Rey que la delicada salud del general Primo de Rivera le obligaba á presentar la dimisión de su cargo, y propuso á Su Majestad que le substituyera en el ministerio de la Guerra el general Linares, con cuya aquiescencia contaba. V no pasó más en la entrevista entre el Monarca y su primer ministro, salvo el firmar el Rey los decretos relativos á los generales Primo de Rivera y Linares. tros de Estado y Fomento, el obispo de Sión, el gobernador civil, los duques de Arión, Tovar, Gor, Hornachuelos y San Pedro de Galatino, los marqueses de Vilíalobar y Cabriñana y algunas orras distinguidas personas. También acudió á saludar á S. M. el general D Amade, con su ayudante y el agregado militar de la embajada de Francia, vizconde de la Panousse. Por expreso deseo del Rey no se le tributaron honores militares en la estación D AMADE BN MADRID p l general L Amade ha llegado á Madrid í- ayer, según habíamos anunciado. Fue á esperarle á la estación el canciller de la embajada francesa. Como las autoridades de Cádiz y Sevilla le recibieron en nombre del Gobierno á su llegada á España, no salió ayer nadie del eiiinento oficial á la estación. Le recibió el personal de la embajada de Francia. El general D Amade visitará esta mañana el Museo del Prado, y asistirá luego al almuerzo que en su honor se celebrará en la embajada francesa. A dicho almuerzo asistirán los ministros de la Guerra y de Estado y un ayudante del Rey. Por la tarde será recibido en Palacio por la Reina María Cristina. K l general D Amade tiene una historia, como militar, romo escritor técnico y como diplomático, muy distinguida, y está llamado á desempeñar los puestos de mayor importancia en su país. Bien lo demuestran las consideraciones que se le prodigan en Francia, y ahí está el viaje de Mr. Revoil á Sevilla para comprobarlo. El general D Amade, en la campaña delTransvaal, describriendo los trabajos militares de los ingleses, como recientemente en la pacificación de la Chauía, ha dado muestras de no ser un general vulgar. Para nosotros tiene algo que no nos puede ser indiferente: pocos franceses tienen más simpatías que él por España. j e ministros. A las diez de la mañana llegaron á Palacio los ministros todos, excepto el nuevo de la Guerra que no podía acudir á jurar el cargo por detenerle en su casa enfermo un violento ataque de neuralgia en la cara, y presididos por el Rey se celebró un Consejo en el que el Sr. Maura; en un extenso discurso resumen de los sucesos políticos de actualidad en España y en el extranjero, se ocupó principalmente de la marcha de los debates parlamentarios. Casi todos los consejeros sometieron á la sanción regia decretos de sus departamentos, y á las doce se dio por terminado el Consejo sin que los ministros dijesen nada r e importancia á la salida. 1 a jura. El presidente del Consejo pidió por la rnañana la venia del Rey para que el nuevo ministro acudiese á jurar ayer mismo, y Su Majestad señaló las cinco de la tarde. El general Linares se encontraba en cama aquejado de una fuerte neuralgia facial, pero se levantó, y á la hora indicada se presentó en Palacio. También acudió el presidente. Ambos vestían de uniforme, ostentando la banda de la gran eruz de Carlos III. En la cámara regia se verificó el juramento en los términos de ritual, tomándolo el jefe del Gobierno al nuevo ministro. Se hallaban presentes en el acto ei jefe superior de Palacio, el general Boado, el conde de Aybar y el oficial mayor de Alabarderos de guardia. Después de prestar juramento conferenciaron largo rato con el Rey el presidente y el nuevo ministro. Al salir de Palacio los Sres. Maura y Linares fueron interrogados por los periodisLA CRISIS tas acerca de la provisión de la Capitanía i a llegada. Con exactitud matemática, á las nueve general de Cataluña, y ambos manifestaron que, falta de y cinco, llegó ayer mañana á Madrid el tren pado por asunto. tiempo, no se habían ocadel que conducía á S. M. el Rey desde Sevilla. El nuevo ministro se presentará hoy á las Vino D. Alfonso acompañado solamente del jefedesu Casa Militar, general conde del Cortes. Serrallo, y en el misino tren venían de Se- I a Capitanía general. -pilla el general D Auiade, los embajadores Aunque nada de cierto se sabe respecto Üe Francia é Inglaterra y el agregado mili- de qué general ha de ocupar la vacante delar de la embajada de Francia, vizconde de jada por el señor Linares, anoche circulaba a Panousse. el nombre del general Weyler como candiHabían bajado á recibir al Monarca la dato para capitán general de Cataluña. Reina doña Cristina, los infantes doña Isabel, doña Teresa y D. Fernando, y los prín- O egreso á Sevilla. Como estaba anunciado, el Rey salió á cipes Reniero y Felipe de Borbón. Cuando D. Alfonso, que vestía traje de las ocho y veinte para Sevilla, acompañado paisano, descendió del tren cambió los na- del conde del Serrallo. Bajaron á la estación á despedir á S. M. la turales afectuosos saludos con su augusta íainilia; después de conversar brevemente Reina doña Cristina, los infantes doña Isacon el presidente del Consejo y de cumpli- bel, doña Teresa y D. Fernando y el prín ínentarle los ministros de Estado, Gracia y cipe D. Reniero de Borbón, el presidente Justicia, Marina, Gobernación, Hacienda y del Consejo, el del Congreso, los minis- FIRMA DEL REY I espués del Consejo que se celebró ayer mañana en Palacio, S. M. el Rey firmó los siguientes decretos: Gobernación. Admitiendo la dimisión presentada por el inspector general de Sanidad exterior, Sr. Sañudo. Estableciendo las condiciones á que Ka de sujetarse el concurso para la provisión de la plaza de inspector de Sanidad exterior. Convocando á elección parcial de un diputado á Cortes por el distrito de Ecija para el domingo 28 de Marzo. Aprobando las reformas del plano de en Sanche de Barcelona en la parte que corresponde al extinguido término municipal de Ja villa de Gracia. Aprobando el contrato de arrendamiento de un local con destino á oficinas y dependencias del Cuerpo de Seguridad en GraAprobando el contrato de arrendamiento de un local para instalar la administración de la Gacela de Madrid en la calle del Carmen, núm. 29. Autorizando la adquisición, por gestión directa, de varios aparatos de desinfección y material sanitario con destino al Parque sanitario civil. Facultando á la Dirección genera Correos y Telégrafos para adquirir directamente fornitura para las reparaciones necesarias en los aparatos telegráficos Hugues y Morse, de las patentes Doignon S y Halske. EL REY EN M DR 1 D