Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 28 DE FEBRERO D E 1909. EDICIÓN j. PAG. 8. I a prueba del matrimonio. Frente á estas afirmaciones y preguntas, que, como puede verse, no dejan de tener alguna lógica, los amigos y defensores de Lionel Edwards presentan dos partidas 3 e matrimonio. Una, la inscripta en el libro parroquial de San Millán á nombre de Antonio Gabriel de la Oliva y Josefa Duran de Ortega; y otra, la del Registro del Ayuntamiento de Madrid, donde constan también los nombres cié los contrayentes Gabriel y Josefa, con domicilio ésta en la calle de la Encomienda. Claro es que de ambas partidas la del libro parroquial ha sido raspada, escribiéndose los nombres de los contrayentes sobre las raspaduras; pero la que se inscribió en el Registro municipal no tiene tal defecto y coincide con aquélla casi literalmente. ¿Harán más prueba las repetidas declaraciones de lord Sackville, afirmando que Josefa Duran era su esposa, que las dos partidas de matrimonio que hemos referido? f u á n d o empezó el pleito. Lord Saekville vi vio en su castillo de Kuole hasta el año 1908. A fines del 1896 contrajo la enfermedad que había de conducirle al sepulcro, y sus parientes, comprendiéndolo así, comenzaron á preocuparse de lo que sucedería en la familia cuando el fallecimiento ocurriera. Lionel Edward, sobrino carnal de lord Sackville, había casado con la hija mayor de Pepita Duran y habitaba también el castillo de Knole. Sabía que su esposa, hija quizá del lord, figuraba inscripta como de padres desconocidos; pero no ignoraba que la bailarina estaba casada con Gabriel de la Oliva, y, por consecuencia, que Enrique, único que podía disputarle la herencia, era hijo adulterino. Necesitaba, sin embargo, probarlo, y al efecto envió á España dos abogados ingleses, los Sres. Braín y Harrisson, para que se proporcionaran una certificación de la par tida matrimonial y obtuvieran un testimonio del expediente de la Vicaría. El expediente no pareció; pero encontraron una nota puesta en el Registro de entrada y la licencia concedida por el vicario para celebrar el matrimonio. Conseguida, pues, la prueba que buscaban, volvieron los abogados á Inglaterra; pero el sobrino de lord Sackville. disgustado por la pérdida del expediente que debió formarse en la Vicaría, mandó practicar en Gibraltar una información testifical, que no dio ios resultados que sin duda esperaba Lionel Edward, porque hubo algunos parientes de Gabriel de la Oliva que manifestaron ignorar que aquél se hubiera casado. I a primera denuncia. Al tener noticia de la información un sobrino de Pepita Duran, llamado Enrique Rophon, comenzó á practicar, por su parte, averiguaciones, suponiendo que aquélla habria dejado bienes de fortuna, y tales trabajos le obligaron á ponerse en relación coi el letrado D. Franciseo Lastres, quien, al examinar en la iglesia de San Millán la partida de matrimonio de Gabriel de la Oliva, comprobó que estaba raspada y enmendada. Envista de ello, Enrique Sackviüe de- nuncio el hecho al Juzgado el ¿o de Octubre de 1901, y á consecuencia de la denuncia fue procesado el dependiente de la iglesia Ricardo Dorremocea; pero 110 probándose que fuera el autor de la falsedad que se advertía, la Audiencia dictó un auto de sobreseimiento provisional. En nuestro número de mañana publicaremos el origen y razones de la segunda denuncia, que es la que ha determinado la causa que ahora ha de verse en la Sección Segunda, con lo referente á calificación, pruebas, etc. con lo que esta información previa quedar- 5 terminada. tos momentos, obsequió el miércoles de Ceniza último á J 37 niña de las gtie asisten SERMÓN DE CUARESMA gratuitamente a las escuelas del Sagrado Corazón, e tabtecidas por las beneméritas- -Que o me tropieces, te digo, á la chica; Hijas de la Caridad tn la ealle de Don Pedro, con telas para vestidos y otros efectos. que no la tropieces, Cnspín, por favor. Dio principio el acto recitando la niña- -A tí, y á la chica, y al chico, y al grande, Carmen Malacuero, con mucho acierto, una sus voy á dar una que valga por dos. ¿Te paece á tí justo que un padre decente, hermosa poesía deecnbiendo el origen, curso y término de lo. s principales ríos de la; que tie sentimientos, y tie lo que tie, Península ibérica; otra, su áermanita Elena, consienta que al baile se vaya su hija sobre las siete palabras- que Nuestro Señor y vuelva á las tantas? ¡por Dios, Isabel... Me paece mentira que tú, que eres madre, Jesucristo proauncó desde la Cruz; Angelina Martínez, sobre Gramática; Sagrario Maraoates la hazaña con serenidaz; tín, un hermoso consejo sobre la limosna; me paece mentira que así me repudies, Pilar Ruiz, origen del protestaatismo, presabiendo de sobra que soy un chacal; sentando á Carlos I como gran protector del por cosas más nimias te puse otras veces cristianismo; Presentación Celemín, Felilos morros al fresco. pe II, la batalla de San Quintín y la edifi- ¡De sobra lo sé! cación del Escorial; Constanza Gallego, so- -Entonces, soo lila, ¿por qué me rebates bre la batalla de Lepante y San Pío V, que y frunces el ceño y arrugas la piel? ¿pa qué me interpelas... ¿por qué me pos- instituyó la fiesta del Santísimo Rosario en pones... memoria del gran tuunfo de los cristianos sobre la media luna; Amparo Campoamor, ¿por qué me repudias... Contéstame, di; ¿porqué no la educas? ¿por qué no la enseñas sobre la Escuadra invencible, y Mercedes Arroyo, un cuento: La Pi videncia y el la sagrados deberes que debe cumplir. brador. ¿Te paece decente que Uialia Revilla Todas merecieron las mas juscas alabanla nieta de Ufrasio, de aquel federal que dio el ser al hombre que te hizo dos zas de ios presentes, y particularmente de guiños, la presidencia, que llamó á cada una para animarlas canñ idamente á que prosigan pa luego más tarde llevarte al altar, trabajando como habfa. aquí. se vaya á los bailes como una cualquiera, Las Hijas de la Caridad, esos ángeles de vestida de rasos, perdiendo el pudor, y, mientras, su padre, de andamio, en an- la tierra que tanto bien proporcionan a l a damio, humanidad, fueron muy felicitadas por los bailantes resu tados de sus enseñanzas. sufriendo las lluvias, los fríos y el sol... ¡Lástima grande es que no puedan dispo ¿Te paece decente que la hija de un padre ner de más amplios locales para aumentar que tanto se afana por ella y por tí el número de sus alumoas! se pase estos días rompiendo zapatos La caritativa Junta de señoras de las es y loca y hastiada de tanto reir... cuelas católicas de la parroquia de San An ¿Te paece á tí justo, te paece á tí dizno drés puede estar satisfecha de los adelantos que luego, á sus anchas, por la vecindaz murmuren las gentes y pongan su nombre desús protegidas; 1 porque los sacrificios que lo inistno que un trapo... ¡Maldita sia la... se impone en favos de la causa de Dios, y por consiguiente de la az y orden social, Educa á la chica como hacen los buenos, no resultan estériles son altamente conso enséñala cosas que debe saber, ladores. enséñala cosas que enseñan las madres, que tenga vergü- uza, que tenga honradez, que vaya si trabajo, que toos la respeten, que sea la envidia de too el obrador, que venga y alegre aii pobre bohardilla, p l segundo premio. mi pobre bohardilla, donde ella es el sol; Sigue Madnd entrenado en la buena que uu día cualquiera la salga á su encuentro racha de llevarse los gordos de la Loteun mozo de arranques que sepa sentir, ría. On el sorteo da ayer se quedó bonitay sepa llevarla con too el requilorio mente con dos series completas del 8.65 Í, que supe á la iglesia llevarte yo á tí; favorecido con el segundo premio. que no quiero verla vestida de rasos, Una de ellas, expendida en la caiie aet luciendo en los bailes su poco pudor; Arenal, fue revendida en la Puerta del Sol que uo quiero bailes... en fracciones y décimos sueltos por una mujer conocida por la señora Petra y una- ¿y puede saberse muchacha que lleva el sobrenombre de la á qué hora se acaba, CrKpín, el sermón? Morros. Por cierto que el liltirno décimo se- -Que yafiniquUuslas fiestas y bailes; vendió á las diez y media de la mañana, que y i, p r fortuna, se fue el Carnaval; momentos antes de salir la li ta. que, ú cjtnbia e a moza de modo de vida, El reparto de la otra serie es muy intere ú á ti y á la moza sus doy dos trompas... -Que no me tropieces, por Dios, á la chica, sante: Hace unos días se inauguro una Adrní que no la tropieces, Crispín, por favor. nistración de Loterías ea la calle de Toledo. -A tí y á la chica, y aí chico y al grande, Hubo música, baile, alegría y cuantas masus voy á dar una que valga por dos. nifestaciones ostensibles de regocijo se ven ANTONIO C A S E R O en estos casos Los vecinos del barrio quisieron probar la suerte de la nueva casa y décimos, entre REPARTO DE PREMIOS se llevaron algunosreconocer que laellos los del 8.655. Hay que corazoL a piadosa Junta de señoras de las escue- nada no ha salido fallida. las católicas de la parroquia de San AnUno de los felices poseedores es una ver drés, de esta corte, de Ja que es digna pre- dulera, llamada Matilde, que, además del sidenta la señora doña Calmen Barrene- décimo premiado, posee otros cinco de la chea de Dato; secretaria, doña Carmen Dato centena. Otro es un cobrador del tranvía de de Espinosa de los Monteros; tesorera, la la Fuentecilla. Otros dos, los dependientes señora condesa de Cerragería, y v ¡cales, la de la fábrica de Giraud, y otroa el director señora doña Pilar Abeila de Carlos, señori- de la banda del Hospicio, que fue la que ta doña Jnnena Kühm, señoras doña Anto- tocó la noche de la inauguración de la Lonia González de Goruez, doña Ramona de tería Corominas de Fernández de Castro, doña Otros tres décimos ios posee un matrimoCarmen de la Cana) viuda de Heredia, se- nio, dueño de ana cervecería de la plaza de ñoritas da Caríos, señoritas de Bravo, seño- la Cebada. ra doña príct W írj ie viuaa de GonzáLo fnríf o iAi n ai m a n d o ig- POPLAS DEL DOMINGO EL SORTEO Dñ AYER