Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 26 DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 4, y btgtifloso desafia al cielo, que nada puede contra él. Cuando regresa á la aldea para unirse á Beatriz, la aldeana que enfermó de sentimiento al verle partir hállase moribunda. Trata entonces Francis de darla el elixir inmortal, y de nuevo hace su aparición el Ángel de la Muerte, que lo impide. Beatriz muere antes que su amado haya podido suministrarla el remedio y la vida. Loco de dolor, desesperado, el joven novicio maldice la vida y quiere unirse para siempre con la querida muerta, para lo cual intenta suicidarse. El Ángel de la Muerte se mega á tomar aquella vida, y, por el contrario, obliga á Francis á beber el elixir, que le dará la inmortalidad corno- eterno castigo. nada estos señores- -pensé en los primaros mo- Rajah, que se presenta de un modo muy original; hace ejercicios muy vistosos y cuanmentos de confusión. Dejé pasar aquel día para dormir la do está satisfecha de las bichas las besa efuobra como se dice ea el argot de basti- sivamente. dores. Leí y releí el manuscrito no se c J 1 A ADJ U D 1 C A C I O N veces, pasando- -lo confieso ahora- -como sobre ascuas por aquellas acotaciones, has CONDICIONAL DE LA ta que, dominado el asunto, dentro ya del ESCUADRA alma de la obra, empecé á verlo todo con serenidad, y, cosa curiosa, pareciéndoine I I t ÚLTIMO entonces mucho más complicadas que en la Empieza la Real orden de 4 de Febrero primera lectura las famosas acotaciones. declarando que la única proposición, den Sin embargo, me sonreí de haberme achi- tro de las condiciones del concurso, es la cado, y avergonzado de esta falta de valor presentada por la Sociedad Española de profesional, exclam é dignamente: -Todo se Constr- jicción Naval (para el vulgo Wickers hará como se pide, y quizá más de lo que se pide. y Comillas) y yo, que jamás he pecado de Ahora mando yol mimsterialismo, declaro que creo firmemenE l libreto de la ópera es interesante, pero Y es que desde aquel momento mpecé á te así debe de ser coando tan solemnemen aburrido, porque sus autores han di- dominar lo que me dominaba. te se afirnta Declaro también que en un luido el asunto, haciendo nada menos que Desde aquel día hasta hoy, amigos míos, concursa es lícito y recomendable hacer al un prólogo y cuatro actos. Este ha sido su he pasado la vida con Margarita (sin hacer concursante, presunto agraciado, proposierror más grande, según la unánime opi- chistes, ¿eh? La pobre monjita no se ha se- ciones de refbn- mas en su propuesta; y ahonión del público que asistía al sensacional parado de mí ni ea mis horas de reposo... ra vamos á ver si con esas reformas se conestreno. ¡Yo la amo más sinceramente que el torna- traría alguna de k s bases de criterio que La partitura languidece del mismo modo dizo Don Juan... he establecido para mi uso en el anterior que el libreto. No obstante la tentativa rea X plan general de mis cuadros, los pri- artículo. lizada por el compositor Nayller, organista meros apuntes de mis bocetos, empezaron al del Colegio de Cambridge, ha sido recibida dar vista á las islas Azores, y al divisar las i a primera reforma á que se invita á la So por la crítica con simpatía y benevolencia. lindas costas de Portugal, frente al Cabo áe ciedad Española es una cuya conseY nosotros hemos salido de Cowent- Gar- San Vicente, mirando mis apuntes comple- cuencia principal, desde mi punto de vista, es óen haciéndonos una pregunta: ¿Cómo en tos... me sonreí de las acotaciones. ¡Yaeían una reducción del radio de acción de los acorazados, rebajándolo de 5.000 millas, en un país tan aficionado á la música no hay mías! músicos? E 1 17 de Mayo desembarqué en Cádiz desplazamiento normal, á 2.250. Esto remaC. GONZÁLEZ con el álbum de viaje repleto de notas y di- cha el concepto de que dos acorazados seseños, ideas y esbozos para los ocho cuadros rán guarniciones de plazas navales, y no eleLondres, de la obra; pero tan firmes de concepto, for- mentos de divisiones de combate; para esto ma y color, qae en nada tuve que modificar- último el radio de acción nunca es demasiaDE ACTUALIDAD do grande. En cambio, con el radio de ac. los después. Fuí á Palencia, lugar de acción de los ción de 2.250 millas, el acorazado de El Fe 1 AS DECORACIONES actos primero y tercero, y otros puntos de rrol puede llegar hasta el Canal de la Man- U cha, rozar las IrlanD E MARGARITA LA Castilla, á robustecer mis notas: viaje de es- da é ir á darsecostas meridionales de con el la mano en las Azores tudio, de consulta, para dar carácter local TORNERA acorazado de Cádiz; éste puede ir á las Azo de época á mis decoraciones. Atnalio Fernández, el afortunado autor de Con los bocetos visité á los autores déla res y volver por Canarias á Cádiz, y aquí, las decoraciones de Margarita la tornera, ha obra y á la Dirección Artística del Teatro repostándose otra vez, puede llegar, como contado á López Marín cómo y cuándo ideó Real. Todos estuvieron conformes con mi el de Cartagena, hasta las costas de Sicilia. aquéllas, y éste ha reproducido en el Álbum labor; todo fue aprobado sin el menor repa- Además de éstas operaciones sobre las coeditado con motivo del estreno de la ópera ro, dicho sea con la inmodestia que me exi- municaciones posibles del enemigo, el acorazado de Cartagena puede, tomando al de Chapí el relato interesante de Amalio. ge esta afirmación. paso el de Cádiz, llegar hasta El Ferrol Este recibió el libro en Nueva York, mopara ayudar al de este puerto á levantar un mentos antes de embarcarse para Europa, bloqueo molesto. De suerte que la reducción y le guardó en la maleta de mano para estudiarle durante los once días de travesía. i as vacaciones del presiüente del Congreso. del radio de acción no estorba á la eficacia Una hermosa mañana, el 11 deiMayo úl- El Sr. Dato ha aprovechado las vaca- de los acorazados como guarniciones, y aleja timo- -dice, -sentado cómodamente en mi ciones parlamentarias para descansar unos la tentación de emplearlos en escuadra como silla de á bordo, dando frente á las aún leja- días en la incomparable sierra cordobesa. caso ordinario. Dicho está, pues, que aplaunas costas de la patria, lleno Ue bienestar y En aquellos pintorescos lugares le ha sor- do la proyectada reducción. de esperanzas, leí por vez primera el hermo- prendido la instantánea de nuestro colabo- i e n e después la condición de que los blinso libro á Margattta la tornera, paírándoine rador. y hoy reproducimos la interesante dajes tendrán que ser de la mucho, mucho, en las acotaciones de íos fotografía que nos envía de uno de los pá- dad que emplee el Almirantazgo mejor caliinglés en cuadros... Declaro honradamente que me seos de aquél, á quien acompañaban, entre la época en que se dé la orden de fabricainfundieron verdadero pavor. Dos plazas, otras distinguidas personas, el ex ministro ción. Aquí se ve claramente que nuestro Godos calles (todas de noche ó al obscurecer, Sr. García- Prieto y el ex alcalde de Madrid bierno no se compromete á sacrificar ni la y obscureciendo luego totalmente) tres en marqués de Po rtago. bondad de los acorazados de ahora ni la poPalencia, ana en Madrid, siglo XVII; un lítica naval del porvenir ala creación y sos oncurso ibérico áe oof- íalí claustro de noche, una noche huracanada, industria Y si Ha revestido verdadero interés ei par- tenimiento de unaReal orden exótica. algo con árboles qwe mueve el viento, lluvia, rese hace tido definitivo del concurso iBérico de foot- bien al ñnal de laintentar algún día la aclilámpagos, rosales que se deshojan... el Cocomo promesa de rral de la Paeheca, el Casón de los Duen- ball, organizado por el Club de Vigo, y que matación española de la industria de blindes cuatro salones en uno, y, finalmente, acaftá de celebrarse en aquella ciudad entre dajes, artillería gruesa, etc. de aplazar inun interior de una iglesia con apariciones, el Club mencionado, campeón de Galicia, y definidamente tan descabellada empresa es cambios á la vista, ascensión de una Vir- UQ team de la Sociedad imnástica Madri- de esperar se encargue esa opinión que, aun gen... y qué sé yo cuántas cosas más, era léña. jVenció este último por dos goals, á uno dormida en tales asuntos, ha logrado llegar para quitarle el sueño de muchos días al es- que hizo el Vigo. hasta el Parlamento en forma de proposicenógrafo de más destreza y más seguro de I a reina de la Mi- Caréme de París. ciones, que serán ó ao viables, pero que hasí propio, Se verificado en París la elección de rei- cen imposibles ciertas tentativas de trusts y Cerré el libro, me levanté cíe la silla, di na de las reinas de los mercados para el monopolios, contra las cuales nos han defenlargos paseos por el buque, me volví á sen- año actual, habiendo resultado agraciada dido esta vez el ministro de Marina y sus tar; yo no era un pasajero normal del Ma- Mlle. Augustine Orlhac, que era una de las consejeros en primer término, el Gobierno nuel Calvo; era un buen señor que acababa candidatas como reina del gremio de sal- responsable en última instancia. A cada nao lo suyo. de perder la noción de cuanto le rodeaba... chicheros. Aquellas acotaciones me bailaban en el Mademoiselle Orlhac es una aermosa mocerebro una matchicha, atrepellándose unas rena de veinticuatro años, y hace ocho que omo lealmente empecé expresando las á otras, confundiéndose en mi imaginación ejerce la profesión de salchichera. bases de mi juicio, á nadie puede exy produciéndome el desaliento que siente trañar que con arreglo á esas bases, y no á las que otros puedan sustentar, haya dado todo el que se mete en un lío y no sabe por r omadora de serpientes. dónde salir. El gran éxito de Nueva York en estos mi opinión. JENARO ALAS Caramba con el librito! ¡Pues no piden días es la bella domadora de serpientes miss NUESTROSGRABADOS