Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CO- REO, CABLE, TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO W Y TELEFONO ría completa de la locomoción, desde los MARIPOSAS Y CRISANTEMOS PRIMER PREMIO DE COCHES EN EL CARNAVAL DE ESTE AÑO, DE LOS SRES. DE GASTÓN Y CEA Fot. R. Cífuentes DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL pos prehistóricos hasta nuestros días. Unos marchan á pie; otros, á caballo; otros, en cochecillos; otros, en carretas; otros, en automóviles... Y todos juntos corren á ver el nuevo chisme, el último avance, la postrera coaquista de la locomoción, el bonito Benjamín: el aeroplano. Y llegamos finalmente al campo de maniobras. Es una soberbia llanura, una grande y solitaria meseta plantada de hierbajos. Se divisan alrededor, y á lo lejos, unas alquerías, unas aldeas, unas torres, entre los bosquecillos y los setos. El cielo está sin una nube; brilla un alegre sol de oro. Y allá remoto, llenando todo el horizonte, -se levanta el Pirineo, más blanco y más limpio que la cresta de espuma de una ola. Pero este señor Wright, inventor y dueño de su aeroplano, es un individuo muy particular; tiene caprichos de tenor ó de diva, y suele tratar al público con cierta irreverencia. Hay días, por ejemplo, en que sale con su aparato, lo toca, lo mira... ycuando el público espera verlo remontarse, el bueno del inventor se vuelve tranquilamente á su casa, y todo ha terminado. De modo que este público, especial y cosmopolita, tiene condiciones excepcionales: sabe aguardar cuatro horas á la intemperie, en mitad de una- llanura, sin protestar, sin impacientarse siquiera. El gran público queda fuera, allá lejos, á lo largo de la valla, y para matar el fastidio de la espera come frutas, bebe vino y juega al corro. Pero el público de pago éste se aburre estoicamente, con la más fina y aristocrática de las paciencias, L, o componen ingleses ó yanquis, españoles, hispano- átuericanos, algunos nobles france de esa maravilla de la ciencia que se llama aeroplano. No será, una infantil vanidad la descripción y descubrimiento de tan sugestivo artefacto; la mayor parte de ustedes ignora lo que es, cómo es y de qué manera vuela este juguete modernísimo, y como el juguete en cuestión viene a l a vida con grandes deseos de revolucionar el mundo, he ahí el motivo de que yo, el más humilde de los informadores, me haya tomado la molestia de cruzar largos países, presentarme en Pau y no descansar hasta el momento en que el famoso aeroplano hubiese remontado el vuelo. Bien es verdad que el viaje nada tiene de sacrificio. Se ven los risueños campos de Francia, y esto es siempre un espectáculo que reconforta; se ve además la patria de Enrique IV, este pintoresco Pau, tranquilo como un sanatorio, lleno de sol y lleno de nieve. I, a nieve está lejos, suficientemente lejos; pero uno se figura que el Pirineo en masa, convertido en una nube de nieve, cae majestuosamente sobre la ciudad y amenaza cubrirla de un momento á otro. Salimos de la ciudad hacia el campo de aviación por un caminó adelante, y aquello tiene el aspecto de una romería. Marcha la gente como á una fiesta. Y lo curioso de esta peregrinación es que en ella se reúnen á la vez todos los medios locomotivos que ha inventado el hombre; semeja una kisto- ASCENSIÓN DEL Si quieren ustedes, caros lectoAEROPLANO r e s hablaremos A B C EN PAU UN PJTTER BLANCO SEGUNDO PREMIO DE COCHES, DE LA SEÑORA VIUDA DE CORREDOR Fot. Alba,