Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V 1 STA GENERAL DE LA FABRICA I a fábrica, eu la que se hallan encerrados todos los adelantos; modernos, está formada por 17 cuerpos de edificio. En el mayor, que consta de cuatro pisos, se hallan instaladas, en su planta baja, una soberbia máquina de vapor de 800 caballos de fuerza, construida en los talleres de la Maquinista Terrestre y Marítima, y una dínamo eléctrica que alimenta 1 200 lámparas distribuidas en las difei e es secciones de la fábrica. En el primer piso se encuentran 38 máquinas de preparación; en el segundo, nueve máquinas de retorcer y diez má. quinas de hilar; en el tercero, otras máquinas de hilar, que hacen las tramas de las diferentes clases. Enfrente de este edificio hay otro en el que se hallan instaladas las diez y seis calderas que suministran el vapor, construidas también por la Maquinista Te rrestre y Marítima. Y en edificio aparte, otra máquin. i. de 800 caballos de fuerza, recientemente instalada, con objeto de aumentar la producción dando mayor impulso á la exportación, y de... emplear mayor númeio de obreros, que es la obsesión del conde de Güell. Los demás edificios están destinados á las instalaciones para los secaderos, almacenes, talleres de reparación de uin- quinaria, carpintería, las grandes salas de corte y de plegado de las panas, y, por último, los telares, que ocupan dos grandes cuadras. Trabajan actualmente en ella más de mil obreros de ambos sexos. No es sólo importante la fábrica de panas de Güell y Compañía por su organización admirable, sino también por sus notables productos, que han destronado de nuestros mercados nacionales á sus similares extranjeros, sosteniendo lucida competencia con los de Manchester, linden y Amiéns, no soló en España, sino en Turquía, Alemania ALA DE CONTINUAS (HILADO CON MAQUINAS CONTINUAS) Japón, Italia y casi toda la América latina, donde se reparte la enorme producción de esta casa. El color inalterable, la duración y la perfecta confección, son cualidades características de los productos de la casa üell, que cada día adquieren mayor aprecio en todos los mercados. Entfe otras muchas, ha obtenido esta afamada casa las siguientes recompensas: Gran Diploma de Honor, en Filadelfia (1876) Medalla de Oro en Barcelona (1888) Medalla de Primera Clase, en Chicago (1892) y Gran Diploma de Honor, en París (1889 y 1900) y el Gran Premio, la más alta reeompensa, en la última Exposición Hispano- Francesa, celebrada en Zaragoza el oasado año. SALA DE TELARES G. P.