Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SABADOao DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN i. a PAG. 9 p titulo de presidente honorario de tal institución, qu hace honor al arte y difunde en Córdoba la cultura popular. iPremio del Rey. gfajfc. En la Alcaldía se ha recibido un artístico jarrón que S. M. el Rey regala como premio al coche que mejor adornado se presente en la Castellana durante las tardes de Carnaval. v Diez y seis páginas plagadas de chistes da GEDEON por diez cents. t i numero de mañana es saorosíto, como de costumbre: Sileno, Sancha, Moya, Medina Vera y Fresno firman Jas caricatura El texto es ameno, intencionado y oportuno Un dibujo de doble plana, una historieta, una caricatura personal y otra porción de cosas. SAI LES t rli DE MASCARAS maestro de la Si aquel ingenioso escritor, Eusebio Blasco crónica, que se llamó no hubiese rendido su tributo á la Naturaleza, seguramente que en estos días hubiésemos saboreado uno de aquellos sus espirituales y castizos artículos, en los que, al comentar los sucesos de actualidad palpitante, evocaba recuerdos de años atrás, sos teniendo que fe- ¡Cualquiera tiempo pasado fue mejor! ¡DIEZ CÉNTIMOS! al resucitar in mente los tradicionales bailes de Capellanes. 1 N EL OMICO. PEPE Peni 1 y l a E pur si muove, ya lo creo que si m tozela lacios, que na juventud del día, y si fuese cierto lo que EL LIBERAL tienen este Selgas d jo: año la fortuna de espaldas, presentáronse ¡DIEZ CÉNTIMOS! Jóvenes que estáis bailando, anoche en la escena del teatro Cómico, del al infierno vais saltando! brazo del maestro Giménez, á íecibir los el itinerario á las regiones dautenas estaría aplausos, más de una vez repetidos, del púpoblado de tiernas parejas balanceándose al blico por su nueva obra Pepe el Liba al, un compás cadencioso de una habanera ó sientretenido y agradable saínete bien enfo guiendo el ritmo de un elegante tipo steps, h e r m a n o s cado y recocido de l vida del oueblo niai SPAÑOL. EL IDILIO que en el baile se impone ser ecléctico y Alvarez Quinte- driUñc predomina el más refinado cosmopolitismo. DE LOS VIEJOS ro, inspirándose En los pequeños Aristarcos que usamos y Y vamos con los bailes de anoche; uno andar por y buscan maravi en el Ideal Polístilo, organizado por la So- ei una tiernísima dolora de Campoamor, paradiamáticas casa, enque pasatiempos cóllas os ciedad Festival Tanz Verein, que resultó escribieron su lindo paso de comedia Maña- micos, sin dtida aun tuuy lucida fiesta; y otro en el Real, el de la na de sol con humorismo perfectamente caui- de superioridad no encuentre sino un mohín desdeñosa Ja obra estrena, poauioriano. El asunto ya lo conocéis: dos Asociación de Escritores y Artistas. el público, cuyo fallo no adf Fuá una fiesta por todos conceptos bri- simpáticos viejecillos que se encuentran una da anoche; mas encontró en el ¡saínete que apelación, llantísima. A la entrada, á cada señora se la buena mañana en un banco del Retiro, se mitesu correspondiente sal y pimienta sircon obsequiaba con una tarjeta postalj firíuada reconocen y recuerdan los lejanos y felices viéronle Palacios y Perrín diversos motivos ó pintada por algún notable artista, y en el días de su juventud, cuando él la requirió de regocijo; y así rió, batió palmas y llamó descanso se rifaron la preciosa figura dona- de amores y ella eon coquetería vacilaba en á escena á los autores, y con ellos á los in! da por Carretero, regalo para caballeros, y corresponderle por mortificarle en su insul- térpretes, que dieron á cada personaje su un mantón de Manila azul, bordado de tante vanidad de buen mozo A hurtadillas se miran v exclaman al ver- relieve propio, su traza perfectamente cablanco, para las señoras. L s números agraracterizada, aun en. aquella línea en que la se tan cambiados: ciados fueron el 237 y el 611. exageración del natural márcala caricatura- ¡Santo Dios, y este es aquél Viéronse algunos disfraces muy elegany vence las dificultades de provocar la hila, ¡Dios mío, y ésta es aquella! tes y un mujerío de m alegio verte güeno. Es ota registrable que cada vez se gasta me- En El idilio de los viejos, comedia en dos ridad. Con fe, con talento, con todas ias buenas nos confetti en los bailes. A las tres de la actos, que anoche estrenó en el Español el ¡madrugada la fiesta está en su apogeo y Sr. Cavestany, ocurre todo lo contrario. Do- aites que les han granjeado la devoción del comienzan los taponazos del Champagne, lores y I ucas se conocieron en sus moceda- público, I,o reto Prado, Chicote, Soler, Cassin que ningún incidente desagradable, des; Dolores casó y L ucas supo desde aquel tro, la Franco y alguno otro en primera lí salvo tina pequeña escena de celos mal re- día guardar y mantejier discretamente ocul- nea, y todos los demás completando el conprimidos, que pasó casi inavertida, turbase tó su cariño, y pacientemente, resignada- junto, trabajaron y se impusieron á cualmente, siguió esperando. Pasaron muchos quier prevención de los descontentadizos. la alegría general. Yá captar la volunfe (Esta noche se verificará el baile del Cen- años; Dolores enviudó y aun tuvo laucas tad y su labor se unió, paralos espectadores tro Gallego, el del Centro Catalán, y creemos respeto y silencio para contemplarla en su desde el buen humor de la música del las primeras escenas, viudez un año más. Al íin, una mañana, con ique el del Centro Manchego. que k Una prueba más en favor del proyecto de el mismo candor de un jovenzuelo primeri- maestro Giménez, de lamereció en varios parepetición. frégimen local es esta manifestación del re- zo en declaraciones amorosas, Lucas se de- sajes los honores cide y se dirige á casa de Dolores para de! L. a liberalidad del público con Pepe el Libegionalismo. sus años, donde Y Y pasado mañana, el del Círculo de Bellas cirla que, á pesar depor ella el él estáapasio- ralcorría parejas con la justicia. estaba y que siente amor Artes. Y... ¡ande el movimiento! nado de su juventud, y puesto que ya es li bre, cree que es lo más oportuno aue se casen. felicitar Dolores, que es algo menos impetuosa que oe puedeenfermos calurosamente á los mu chos de clorosis, anemia, desu veterano pretendiente, vacila en aceptar bilidad y agotamiento de fuerzas desde que este matrimonio de última hora, que les se conocen los riquísimos vinos medicinaf AAl u s l c a e cámara. V Esta tarde, á las cuatro y medía, dará pondrá en ridículo ante todo el pueblo. Quina Pero laucas desprecia el qué dirán, é in- les MálagaMálaga Fosfatado Gutiérrez, Quii su segundo concierto de música de cámara Gutiérrez siste en sus pretensiones, y pone tal dulzu- na Gutiérrez. El uso y Hierro Quina Málala Sociedad de Instrumentos de Viento de de estos Tinos es uti ra, tal calor en sus palabras, que Dolores, ga Madrid, con el siguiente programa: esas poco á poco, va sintiéndose invadida de tesoro pai a la curación de para dolencias y i Primera parte. Quinteto (op. 31) de de maravillosos resultados la convaleOuslow. (Flauta, oboe, clarinete, trompa y aquel extraño é impetuoso amor. Sin em- cencia de enfermedades graves. ¡fagot. I Allegre non troppo. II Scherzo. bargo, no se atreve á dar un paso tan grave III Andante. IV Final. á su edad sin consultarlo con su hijo, que, f Segunda parte. Quinteto en tm Deiuol efectivamente, se presenta en el pueblo hoMozart. (Flauta, oboe, clarinete, trompa y ras antes de celebrarse el matrimonio, y se, l fagot. I Adagio, Allegro modérate. II Lar- opone á él, alegando lógicas razones. Dolo- Oarniz para muebles y mát moles de color. ghetto. III Rondó, Allegrettó res, convencida por las palabras de su hijo, Hágase derretir á la lumbre, en caces Tercera parte. Sexteto (op. 6) T? huillie. se dispone á seguirle; pero un acto de su- j rola de hoja de lata, 50 gramos de ceia ama. (Flauta, oboe, clarinete, trompa, fagot y prema delicadeza en I ucas la decide á que- 1 rilla, y cuando hierva, añádase 10 gumos. piano. I Allegro moderato. II I, arghetto. III Gavotte. IV Final. darse en el pueblo áaaque- -le dice á Sti hijo- -renuncio á casarme, -Entonces, oor qué te auedas? -la interroga laucas- -Para que todos los días puedas pasar por delante de mi reja y decirme como siempre: Buenas tardes, Dolores! -responde ella. Y así termina la idílica comedía de Ca yestany, desarrollada con una admirable ingenuidad de sentimentalismo. Muchos y nutridos aplausos, que ya se habían iniciado al terminar el acto primero, obligaron á salir á escena varias veces al Sr. Cayestany al final de la obra. María Tubau conquistó anoche un triunfo más en su gloriosa carrera. L, a insigne actriz comunicó un admirable sentimiento de poesía al papel de Dolores, interpretándole con una gran belleza I a Riva, acertadísimo en el suyo, que supo traducir en toda su idílica ternura. ha. señorita Asquerino, muy linda y gen, til en la Petrilla, y los Sres. Reig y Prado, dignos igualmente de elogio v GEDEON LOS ESTRENOS NOTAS DE TM ENHORABUENA UNA IDEA DIARIA