Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 20 DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 4, DE NUESTRO CORRESPONSAL A B C EÑTlSBOA f A ENTREV 1 SA REGIA En los pasados días toda la Prensa portuguesa dedicó atención preferente á la entrevista de Viliaviciosa, haciendo conjeturas y tratando de olfatear algo de los probables resultados de lo que, puestos al habla, concertaran D. Alfonso XIII y don Manuel II. Pero si bien es cierto que el encuentro de entrambos Monarcas no tuvo, á juzgar por las formalidades protocolares que nuestro huésped real observó á su entrada en Portugal, matiz alguno político, también es exacto que, esto no obstante, algunos periódicos han pretendido columbrar forzosamente en tal visita un fin determinado, un objetivo concreto, tal como el de una negociación esponsalicia en la cual D. Alfonso ac tuara de mediador. Y no hay que decir, está fuera de toda duda, que semejante interpretación carece de fundamento serio, porque respecto del casamiento de nuestro Soberano aada es posible á estas horas afirmar, ni la especie que se propaló ha sido confirmada, ni hablar de ello dejaba de ser, hoy por hoy, inoportuno. Sin embargo, destácase de este viaje regio una nota de inapreciable importancia, que no es lícito pasar en silencio: la grande y viva simpatía que tal acto ha despertado. Hay, pues, derecho á esperar que ese mismo afecto personal que inspiran los dos So- beranos, ambos jóvenes y animosos, venga á converger y encarnar en un acuerdo é inteligencia políticos, que tiendan á beneficiar y amparar con más estrechos lazos los destinos, de estas dos naciones. En ello todos ó casi todos los periódicos han coincidido al aplaudir esta aproximación, teniendo en cuenta que no pueden ser indiferentes á España los acontecimientos y la suerte de un pueblo fronterizo. Y ved aquí en qué estriba la importancia y significación que se ha atribuido á la entrevista de Viliaviciosa. Cualquiera que sea la fase á que se enlace la venida de D. Alfonso XÍII á Portugal, fuerza es recoger la satisfacción marcada y cordial bienvenida con que nuestra Prensa ha acogido el viaje del Monarca español. V A PRÓXIMA LEGISLATURA Según to daslasprobabilidades, las Cámaras reanudarán sus tareas el día 2 de Marzo próximo. Pero es natural que antes de esta fecha procure el Gobierno asegurarse una mayoría incondicional que le dé fuerza de resistencia y de vida dentro del Parlamento, contrarrestando el empuje de las oposiciones, que, por lo que se anuncia, habrá de ser en la próxima legislatura violento y rudo. En verdad, no es fácil prever la consistencia y eficacia de las fuerzas ministeriales, pero se presume su debilitación ante los ataques de los adversarios. Lo más curioso de nuestro ambiente político es que si el actual Gabinete, al llegar al desfiladero hacia el cual avanza, sucumbiera en el propio Parlamento, el ministerio que le suceda tendrá que disolver necesariamente estas Cámaras y gobernaren dictadura. De donde habría que tolerar á un Gobierno un acto tal, violento é inconstitucional, que á otro no se le consentiría en modo alguno. Resueltamente la política portuguesa sigue moviéndose y tanteando en pleno caos, y en la confusión y en las tinieblas nadie acierta á ver claro. AEMIGRACiON Preocupa hondamente PORTUGUESA á nuestros economistas y hombres de Estado el problema de la emigración lusitana, cuya solución ofrece serias difieultades. Es probado que anualmente salen de Portugal millares de brazos que podrían ser utilizados en la agricultura y en otros trabajos rurales. Pero las condiciones económicas de la mayor parte de nuestros labradores y la sensible crisis que agobia á todo el pais provocan este éxodo de criaturas que se ven forzadas á abandonar el suelo natal para ir á ganar el pan á regiones lejanas, donde no siempre sus energías son compatibles con la influencia del medio y la acción del clima. Por una comunicación del cónsul francés én Hawai, se sabe que la corriente migratoria portuguesa hacia aquel archipiélago es importante. Parece contrastado ya que de todos los emigrantes europeos que arri- ¿kfA t -i JE UNA EXCURSIÓN A SIERRA M O R E N A EL INFANTE 0 LUIS FERNANDO DE ORLEANS (X) Y LOS DEMÁS EXPEDICIONARIOS A LA PUERTA DEL CASERÍO DEL SERRANO Fot. Oimedo.