Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
icmif -v. 1 EL REY DE PORTUGAL, CORONEL ESPAÑOL D. NUEL 11 CON EL TRAJE DE CORONEL DEL REGIMIENTO DE CASTILLA, NUM. lá, ACOMPAÑADO DE LA COMISIÓN DEL MENCIONADO CUERPO QUE FUE A LLEVARLE EL UNIFORME Fot. Benoüe! intereses de clase, se encrespan y, recurrienCuando no se había extinguido aún el eco ria, sólo puede conducir á que esa idealogia do á malas artes, quieren dar un carácter de estas frases desconsoladoras, Cataluña se transforme en una etiqueta, en un rótulo, antipatriótico á las reclamaciones justas de se levanta y demuestra cumplidamente que que den una unidad aparente, debajo de la Cataluña, y tratan de hacer odiosa esta re- en España hay electores, dignifica el sufra- cual se escondan las energías particulares pión á las demás, diciendo que su ingratitud, gio y da un gran ejemplo á todos los nacio- de cada pueblo, dispuestas á estallar, y á al intentar separarse de sus hermanas, no nales para ejercitar sus derechos de ciuda- estallar con tanta más violencia cuanto más merece otro castigo que el de la imposición dano. largo haya sido el período de forzado sipor la fuerza bruta, y así se va formando de En eontraste con el Ateneo, donde los in- lencia (1) -ella el concepto de díscola y desagradecida, telectuales proclaman la bancarrota del Par No cabe hacer mejor defensa del regionaque en los tristes momentos de la desventu- lamento, el pueblo, en Cataluña, siente rena- lismo, que es cosa que radica en las entraía nos abandona en aras de su egoísmo re- cer la fe en la acción parlamentaria, porque ñas de nuestro pueblo. Montalembert, en su pugnante. No, Cataluña no dice eso, Cata- restablece la verdad del sufragio al par que libro De I avenir pohüque de VAnglaterre, atriluña no lo dirá jamás; Cataluña sabe que no tiene confianza en sí mismo. Fuera insensade puede vivir separada del conjunto nacional; to matar esa esperanza, que es como el vi- buye, respectivamente, el progreso á laInglaterra y la decadencia de España liesto lo sabe perfectamente la región catala- gor curatriz que emana de una parte viva bertad política y al despotismo. Esa liberna, y Cataluña ni por sentimiento ni por in para reaccionar el organismo inerte, arro- tad, que ha originado la gloria y la fuerza ierés intentará nu- nca la política separa- jando á Cataluña con los agotados y pesi- de la Gran Bretaña, la tuvo España en sus tista. (i) mistas que no tienen fe en sí mismos ni en tiempos de gran esplendor. España, con sus Poco tiempo después, Costa, saturado de España. Esto es lo que sucedería si la ac- Cortes, con sus fueros, con sus municipalipesimismo, exclamaba en el Ateneo: ción parlamentaria de Cataluña fracasara dades, la había poseído plenamente. Todo Segiíu todos los grandes maestros de por cerrarle obstinadamente el paso. Enton- lo perdió, en contraste con Inglaterra, que Europa, el régimen parlamentario, que es ces el agua fecunda que circula por el ca- lo iba ganando; instituciones políticas, gael gobierno del país por el país, supone ne- nal, que puede producir la fuerza y la ferti- rantías civiles, riquezas, crédito, influencia, cesariamente, por tanto, que el país sabe go- lidad, se diseminaría, produciendo males en Marina, Ejército, comercio, industria, cien bernarse, y de consiguiente, que es mayor lugar de bienes. cia, literatura, ¡todo le faltó á la vez! Cayó de edad; supone, en suma, un cuerpo elecDe seguir por este camino de la imposi- de peldaño en peldaño, de déspota en déstoral. Ahora bien, en España tal cuerpo ción, no hay que olvidar, como afirmaba pota, de favorito en favorito, hasta no ser electoral no existe, por más que lo hayamos Ángel Ganivet en su Idearium, que las uni- más que el juguete de Godoy. Pitt y Godoy: pintado en los Boletines oficiales de las pro- dades aparentes y convencionales no pue- estos dos nombres resumen el destino y la vincias, ha nación española no ha llegado den destruir la diversidad real de las cosas. diferencia entre las dos naciones á princitodavía á aquel grado de su evolución po- Estamos dominados- -añadía aquel malo- pios del siglo xix. Sítica en que los nacionales son ciudadanos grado escritor, nacido bien lejos de CataluEstas palabras vibrantes de Montaíem. conscientes, y, por tanto, electores. Si Espa- ña, -por la manía de la unificación, y faltos bert empujan hacia regionalismo español 1 ña tuviese electores, votarían por encima de calma para encomendar esta obra al con la misma ansia del sediento, que ante la de todos los ministros de la Gobernación y tiempo, nos apresuramos á constituir uni- corriente turbia se remonta al puro manande todos los ejércitos del mundo, derriban- dades con la ceguera do á quien se lo pretendiera estorbar ú osa- real ó aparentes, contandopresencian nues- tial para aplacar la sed. fingida de los que ra falsear el sufragio. FEDERICO RAHOLÁ tras manipulaciones. Someter á la acción de una idealogía invariable la vida de pueblos diversos, de diversos orígenes é histo (i) Madrazo. Obra citada, víg. 243. (I) Ángel Ganivet. Idearium, pagina 22.