Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES J 7 DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 6. CONGRESO SESIÓN DEL DÍA 16 DE FEBRERO DE 1509 p l Sr. Dato declara abierta la sesión á las tres y veinticinco minutos. En el banco azul, los Sres. Maura, Besada, marqués de Figueroa y La Cierva. El Sr. CERVERA anuncia una interpelación sobre los propósitos que cree tiene una poderosa entidad bancaria de apoderarse del Canal de Isabel II y de los medios de proveer de energía eléctrica á Madrid y Valencia. LA HOJA DE LATA Se reanuda la interpelación del Sr. Urzáiz sobre la admisión temporal de la hoja de lata. El Sr. DOMÍNGUEZ PASCUAL habla para alusiones, y se limita á pedir que, además de los intereses de los conserveros, se tengan en cuenta los de los productores de aceite de oliva. El conde de ZUBIRIA interviene también para alusiones, y niega que sea angustiosa la situación de la industria conservera. Aboga por una solución armónica que coordine los intereses de todos. El Sr. GANDARIAS considera que se debe proteger la fabricación de la hoja de lata en España, porque hay cuatro fábricas de dicho producto que valen 20 millones de pesetas y producen lo suficiente para las necesidades de la industria conservera de España. El Sr. VINCENTI: Pido la palabra, poríjue estoy ya cansado. (Risas. El marqués de I UNA pronuncia pala bras que no se oyen. El Sr. VINCENTI: Yo no hablo con su señoría, y el orador no necesita acólitos. Grandes risas. El Sr. ALAS PUMARIÑO habla para alusiones, y se opone también á la admisión temporal de la hoja de lata. (Ocupa la presidencia el Sr. Azcárate. j El orador afirma que la industria conservera no puede tener un carácter permanente porque la sardina es una especie viajera: (Risas. El Sr. IRANZO: Si se marcha de viaje la sardina, ¿para qué quiere la hoja de lata? El Sr. URZAIZ rectifica. Plantea la cuestión diciendo que en el fondo lo que sucede es que se concede una prima de exportación á la hoja dejata de catorce pesetas los cien kilos, prima que pagan los fabricantes de conservas. Niega que los fabricantes de conservas hayan pedido que se prohiba la exportación del aceite y agrega que si se ha publicado en tal sentido un trabajo periodístico ha sido para utilizarlo como argumento por los mismo fabricantes de aceite, El Sr. DOMÍNGUEZ PASCUAL: El miüistro de Hacienda le puede decir á su señoría lo que hay en ese apunte. El Sr. URZAIZ: Si su señoría lo asegura, tne basta; pero insisto en que no lo han pedido los fabricantes de conservas; habrá sido uno ó dos aisladamente. La Vasconia- -dice, -que es la principal fábrica de hoja de lata, hizo grandes negocios cuando la fabricaba utilizando de pri mera materia el llantón, que lo vendía Altos Hornos, de Bilbao; pero quiso emanciparse y hacer por su cuenta el llantón, para lo cual se metió en la fabricación de acero. ¿Y qué sucedió? Pues una cosa que se observa con sólo ver su edificio: que está delicada de salud, que debe cuatro millones y pico de pesetas. El Sr. OANDARIAS: No debe nada á nadie. fl E 1 Sr. URZAIZ: ¡Como que no! (Lee el acta de la última junta de La Vasconia, en la cual se dice que se deben 4.600,000 peSt) RUEGOS Y PREGUNTAS fara demostrar que la cuestión no se debe considerar como de contienda entre las regiones, lee varios telegramas de distintas regiones de España, en los que las fuerzas vivas del país le felicitan por su campaña en pro de la libre admisión temporal de la hoja de lata. Recuerda que el Sr. Eguilior, á pesar de ser accionista de Altos Hornos, votó en el Consejo de Estado por la libre admisión de la hoja de lata. Y ahora, después de todos los datos expuestos, el Gobierno seguirá sin resolver este asunto. El presidente del CONSEJO: Los conocía todos y muchos más. El Sr. URZAIZ: Entonces decidirá una cosa ú otra. El presidente del CONSEJO: No ne cambiado de criterio. El Sr. URZAIZ: Pues esa conducta me seguirá mereciendo el juicio severísimo que ayer... El presidente del CONSEJO: El que su señoría guste Rectifica el Sr. ALAS PUMARIÑO. El Sr. URZAIZ: Pues vamos á decidir esta cuestión. ¿Están dispuestos los señores conde de Zubiria, Gandarias y Alas á pedir conmigo al jefe del Gobierno que resuelva esta cuestión? (Los señoresaludidos se nieean á la petición del Sr. Urzáiz. Pues ya está el pleito juzgado. Vea la Cámara: yo, que creo justa la libre admisión temporal de la hoja de lata, pido al Gobierí no que se resuelva el expediente, mientras que sus impugnadores no quieren que el señor Maura dicte resolución. ¿Está claro? (Bien, en algunos bancos. El Sr. DOMÍNGUEZ PASCUAL insiste en que algunos conserveros quieren pedir la prohibición de que se exporte el aceite de oliva. El Sr. URZAIZ: ¿Quién pide eso? El Sr. DOMÍNGUEZ PASCUAL: A mí me lo dijo hace días el conservero y senador del f eino D. Eduardo Gasset. El Sr, URZAIZ: Ese señor senador me dijo hace días que se separaba de las gestiones que hacían los conserveros. Rectifica el Sr. GANDARIAS, y defiende la situación económica de la fábrica La Vasconia. ORDEN DEL DÍA COMUNICACIONES MARÍTIMAS rao Cuerpo Sres. Gordejuela, Sojo y Maldonado; el capitán de Estajo Mayor Sr. Velasco, y el Sr. Ristori, italiano muy competente en cuestiones de ingeniería, qae se halla accidentalmente en Madrid. Fue tstabién galantemente invitado á esta comida el gerente de La Correspondencia Militar, señor Amado, que no pudo asistir por encontrarse enfermo. El Sr. Porta y su distinguida esposa hicieron con gran amabilidad los honores á los invitados. HUNDIMIENTO Se reanuda la discusión sobre este proyecto de ley. El Sr. GASSET rectifica, é insiste en sus cargos contra la Transatlántica. El Sr. BUGALLAL dice que si ha cometido abusos la citada Compañía, podían haberlos corregido los que, como el Sr. Gasset, han sido ministros de Fomento. Recuerda que la única vez que se castigó á la Transatlántica fue siendo ministro de Ultramar el Sr. Maura, y subsecretario el señor Sánchez Guerra. Afirma que la Asociación general de Navieros españoles ha manifestado varias veces sus deseos de que se apruebe el proyecto de comunicaciones marítimas. Rectifica otra vez el Sr. GASSBT, y el señor ROSELLO habla para alusiones. A las siete y media se levanta la sesión. ECOS MILITARES pjl agregado militar á la Embajada de Italia, comandante de Estado Mayor Sr. Porta, ha obsequiado con una comida á varios jefes y oficiales del Ejército español, en demostración de gratitud por las atenciones que ha merecido en sus visitas militares. Entre los comensales se encontraban los comandantes de Ingenieros Sres. Domeneeh y García del Campo; los capitanes del mis- f orno ocurrió el hecho. A las tres y media de la tarde ocurrió ayer eu el Palacio de Bellas Artes (Hipódromo) una sensible desgracia que por sus circunstancias recuerda, aunque afortunadamente en menos proporciones, lo sucedido en el tercer Depósito de las Agua; En dicho Palacio de Exposiciones se están llevando á cabo, bajo la dirección del arquitecto Sr. Repulías, y contratadas por don Antonio Arango, unas obras que están ó estaban destinadas á la instalación de la Escuela de Ingenieros Industriales Ayer tarde, á la hora antes consignada, hallábanse sobre el andamio trabajando, y en la parte que había de ser destinada á oficinas del Sr. Torres Quevedo, cinco obreros albañiles. Sin duda por los materiales empleados ó por la mala condición en que se hacen los trabajos, hundiéronse tres bovedillas. Los trozos de manipostería arrastraron en su caída el andamio donde los obreras trabajaban, y cayeron éstos revueltos con los cascotes y maderos en un estrecho recinto destinado á escalera. El estruendo y los ayes de los heridos atrajeron á sus compañeros. i os auxilios. Inmediatamente llegó la noticia a conocimiento de los jefes y oficiales de la Guardia civil (cuya Comandancia se encuentra en el otro lado del edificio) y con ayuda de los quince ó diez y seis guardias que en el cuartel se hallaban penetraron varios oficiales en el recinto hundido y dieron comienzo al salvamento de los obreros sepultados. También, y momentos después de recibido el aviso, llegó el primer parque de bomberos, al mando de D. Antonio y D. José Monasterio. Todos rivalizaron en los trabajos de extracción, logrando apoco de empezados extraer de entre los escombros á los cincc obreros. En dos coches de alquiler, en el del marqués de Cubas y en lá camilla de la Guardia civil fueron trasladados los heridos á la Casa de Socorro más próxima, que es Ja de los Cuacro Caminos. a víctimas. as Uno de los obreros, al ingresar en el be néfico Centro, falleció á consecuencia de las heridas recibidas. Llamábase Jaime Forcada y tenía unos cuarenta y cinco años. Los otros heridos fueron hábilmente asistidos por los médicos de guardia. Por fortuna, los diagnósticos no son de gravedad. Llámanse Alfredo Sánchez Bermejo, Ángel Díaz, Manuel Rodrigo, Antonio Centeno y Mariano del Amo. as autoridades Desde los primeros momentos halláronse en el lugar del siniestro el gobernador, señor marqués del Vadillo; el Sr. Millán Astray, el teniente coronel de la Guardia civil Sr. Maraujes, el capitán Fernández y los tenientes Sres. Alvarez Serrano y López Montijano. UN MUERTO Y CINCO HERIDOS L