Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 16 DE FEBRERO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 6. pide que cuando el empeño de algunos parece querer acumular sombras sobre los hombres liberales que formaron el Gobierno que afrontó las dificultades de aquella guerra, no se regatee toda discusión para hacer luz sobre aquellos sucesos, analizando si se quiere escrupulosamente las responsabilidades de cada cual, porque para entonces él recaba un puesto en tal debate, en el cual se destacará la figura de Sagasta, aquel gran patricio que se sacrificó por su patria presidiendo aquel Gobierno y dando ejemplo de valor cívico. En las mismas aspiraciones alienta el señor GTJIJIÍON, que no rehuye ninguna responsabilidad ni excusa tomar parte en tal discusión. El Sr. ALZÓLA formula un ruego que nc se oye. Entra en la Cámara el Sr. Maura. por el indulto de dos periodistas Qe Barcelona. Los ministros de FOMENTO y GRACIA Y JUSTICIA ofrecen atenderlos ruegos formulados. El Sr. SORIANO se adhiere á la petición del Sr. Giner, y de paso declara su opinión, favorable á la admisión del Sr. Lerrous, Además- -agrega, -he de hacer constar que soy partidario de deponer toda clase de rencillas entre republicanos para combatir á la Monarquía, que es nuestro enemigo común, llegando hasta la revolución, si es posible. Mi política es la de hacer un bloque de republicanos, no el bloque ese de liberales y demócratas. Pronuncian breves palabras los señores MIRO y GINER DE LOS RÍOS, y el señor URZAIZ hace uso de la palabra para explanar su anuncíela interpelación sobre LA HOJA DE LA. A El orador censura que Heve más áe veinte meses sin resolver la instancia presentada al Rey por varios ciudadanos pidiendo la admisión temporal de la hoja de lata. Expone varios datos para demostrar la importancia de la industria conservera, qae llega en España á producir anualtiSente 8o millones de kilogramos de frutas y 35 3 e pescados, y agrega que los consérvelos para poder mantener su industria necesitan azúcar, sal y hoja de lata á bajos precios. Calcula en un 40 por 100 el gravamen impuesto á los envases de las conservas, y recuerda que ya en 1906 los conserveros pidieron la admisión temporal de la hoja de lata. ¿Y por qué al cabo de veinte me- ses no ha resuelto el Gobierno este asunto? Resolviendo se podría haber equivocado la solución; pero no resolver es un subterfugio iHcito, y lo ilícito es no ser honrado en los Gobiernos. E 1 presidente del Consejo, cuando yo k hablé de este asunto en 1908, visitándole con una comisión de conserveros, nos contestó que lo estaba estudiando con ahinco. ¿Es posible estar diez meses estudiando con ahinco un asunto y no resolverlo? Parece ser que el Consejo se reunió tres días para estudiarlo, y lo que resolvió fue nombrar una comisión mixta de técnicos y ele interesados en la cuestión. El Sr. Maura hizo de su puño y letra un cuestionario fque lee) verdaderamente ininteligible. ¿Es que no se resuelve el pleito Hasta que los conserveros vayan á buscar á los fabricantes de hoja de lata y se pongan de acuerdo? Tres ministros de Hacienda lian pasado con este Gobierno por el ministerio de dicho ramo, y no han resuelto esta cuestión, que, á mi modo de ver, afecta al sentido jurídico y al sentido ético del Gobierno El Congreso déla Exposición de z. ia goza informó favorablemente sobre la admisión temporal de la hoja de lata, y, sin embargo, el Gobierno sigue declarado en huelga ante este problema, que afecta á tantos é importantes intereses. No quiero aludir á los que interesa la no admisión temporal déla hoja delata; á mí me basta con censurar al Gobierno, porque, más que como ministros, proceden como prolongación de una Sociedad. (Rumoies. El Sr. Maura se sonríe. Señor presidente del Consejo, no creo que esa risa sea sincera, porque le quiero hacsr á S. S. la justicia de que no tome abroma el juicio que inspira su conducta y la de sus ministros. No quiero entrar en el íondo dei as auto; lo que quiero es que recaiga resolución, sea cual fuere, aunque fuese injusta, porque la inesrtidumbre que causa el staiu qvo es el mayor perjuicio que se puede hacer á los conserveros. Termina diciendo que en eí espíritu ic ¡a íiaTSiao concedida la cruz de oficial de ona de Italia al ayudante de S. M. el éy señor conde del Grove. Debidamente autorizados, podemos asegurar que el viaje del Rey D. Alfonso á ViIlaviciosa (Portugal) no ha tenido relación alguna con los supuestos proyectos matrimoniales del monarca lusitano, de que han dado cuenta algunos periódicos. SENADO SESIÓN DEL DÍA I Í DE FEBRERO DE 1909 las cuatro menos cuarto es por Azcárraga. AEn siónsalón el generaldocenasabierta la seel hay tres le senado- res. Las tribunas, casi vacías. v Ocupan el banco azul los ministros de Estado, Guerra é Instrucción pública. RUEGOS Y PREGUNTAS ORDEN DEL DÍA El Sr. SARDA se adhiere al sentimiento En votación ordinaria y sin discusión es áe la Cámara por el fallecimiento del senaaprobado el proyecto de ley relativo al aplador Sr Garzón. El Sr. MONTERO RÍOS presenta una ex- zamiento de las elecciones provinciales. Después es admitido el dictamen de la posición que contra el proyecto de Administración local dirige á la Alta Cámara la Comisión mixta sobre el proyecto acerca de Asociación de Propietarios de Madrid, d. o- las obras del ferrocarril del Ñoguera- Palla cumento que es reproducción del suscripto resa. Quedó para votación definitiva el proyec y presentado al Congreso por el conde de Roinanones cuando presidía dicha instítu to por el cual se concede el bronce necesación. El Sr. Montero Ríos protesta contra el rio para el monumento que en Pontevedra citado proyecto en nombre de la propiedad ha de erigirse en conmemoración del hecho de Puente Sampayo, y fue denegada la de urbana madrileña. claración de utilidad pública solicitada para (Entra el ministro de la obernackki. El general WEYLER expresa su deseo las obras de saneamiento de la ciudad de de que el ministro de la Guerra active todo Vitoria. ADMINISTRACIÓN LOCAL lo posible las proyectadas obras del edificio áestinado á cuartel de Inválidos; pregunta El Sr. ARIAS DE MIRANDA habla en qaé criterio se aplica al retiro que perciben apoyo de una enmienda suya al art 9.0, relos jefes y oficiales que después de la paz se chazada, en nombre de la Comisión, por el han expatriado, ó á los insulares que esta- Sr. Torm ban en iguales condiciones respecto á dereOcupa la presidencia el señor Barón del chos pasivos, y requiere al general Primo Castillo de Chirel. tSe Rivera para que le diga qué hay vigente Las presentadas por los Sres. Calbetón, íespecto de abono de pasajes á los jefes y Arias de Miranda y Alonso Casírillo al arcficiales repatriados de las colonias. tículo 10 son estimadas en parte por la CoEl ministro de la GUERRA le contesta misión, incluyendo lo más importante y suscumplidamente. tancial de ellas en el articulado. Aprovecha la ocasión de estar hablando La presidencia se excusa de no admitir para dirigirse á la Mesa y lamentarse de otra del Sr. PALOMO al art. 11 por no ha jue no esté presente el Sr. Groizard para berse presentado á tiempo, conforme el reresponder á sus requerimientos en aquella glamento determina. Insiste el Sr. Palomo parte en que sus explicaciones no han de en hablar, y la Cámara cede á sus deseos. posponer las conveniencias de la patria á Las observaciones del senador demócrata cuestiones de amor propio. acerca de la residencia son recogidas y con 1 Aludiendo á la pérdida de las colonias, el testadas por el Sr. Montejo, y tal enmienda general Primo de Rivera cree que el minis- no es tomada en consideración. tro de la Guerra cumplió con su deber enIgual suerte corren, cuanto al art. 12, una tonces, y nadie en aquellos días hizo nada enmienda del Sr. SAAVEDRA y otra del que empañase el honor de las armas. El Sr. CALBETON. Ejército, por su valor heroico, por su disciDiscuten éste conde de Torreáplina y por su obediencia á los Poderes naz respecto á y el señorconsignarse dejst constituidos, fue ejemplo de abnegación y en el artículo la si debe casa, ó substituirse palabra de virtudes militares. por la voz hogar, disertando elprimero sobre Concluye el ministro haciendo suyas pa- el más neto casticismo de hogar, llar foguera, labras del jefe del Gobierno, en que se alien- y pronunciándose el segundo por el vocablo ta á olvidar lo pasado y á mirar á lo por- casa, que abonan como de más rancia piovenir. sapia los fueros. -El Sr. MONTERO RÍOS, -después de exQueda el art. 12 como lo había redactado presar su compenetración con los deseos la Comisión. fdel Sr. Groizard, su amigo, que está ausenSe suspende el debate, y leído el despate, se adhiere á las frases del- ministro de la cho ordinario, se levanta la sesión á las ¡jpuerra en honor y justicia al Ejército. Pero, ocho menos diez. íiablando de responsabilidades, él no quiere sque se deje en el silencio lo que la patria puede demandar, y, por su partí, ansia que se discuta en el Parlamento y á la faz del SESIÓN DEL DÍA i5 DE FEBREKO DE. IJOJ, pais la gestión de los aue concertaron el f o n escasa concurrencia en escaños y trí- Tratado de París. El general PRIMO DE RIVERA enaltece bunas declara el Sr. Dato abierta la se- j 1 la labor patriótica que él entiende llevaron sión á las tres y cuarenta minutos. En el banco azul, los Sres. Maura, Besada, a cabo los que firmaron el Tratado referido. 5 El general WEYLER da gracias al minis- Sánchez Guerra y marqués de Figneroa. tro por haber satisfecho sus ruegos y preRUEGOS Y PREGUNTAS guntas. El Sr. BENITEZ DE LUGO pide una PAGINAS RETROSPECTIVAS! subvención para una Exposición que se ha- El Sr. RODRIGAÑEZ, volviendo al tema de celebrar en Santa Cruz de Tenerife. de la pérdida de nuestro imperio colonial, El Sr. GINER DE LOS RÍOS se interesa CONGRESO