Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C A BENEFICIO DE LOS NIÑOS VICTIMAS DE LOS TERREMOTOS DE ITALIA DIEZ Y SEIS PAGINAS DE TEXTO Y DIBUJOS INTERESANTES AUTÓGRAFOS DE SS. MM. LOS REYES D 5 ESPAÑA, FAMILIA REAL Y EMINENTES POLÍTICOS, ESCRITORES Y ARTISTAS Cuantos deseen asociarse á la obra de caridad de socorrer á cinco niños huérfanos y desvalidos deben comprar nuestro número extraordinario Se vende en los puestos de periódicos de toda España, y en las í ¿Fernando Fe, Puerta dd Sol, Í 5 A. Romo, Alcalá, 5; Librería de la de Escritores y Artistas, Alcalá, 18; José Ruiz, Plaza de Santa Bailly- Bailíiere, Plaza de Santa Ana, JO; Victoriano Suárez, y en la Oficina Central de A B C, calle de Sevilla, 12 y EL TEMPORAL POR TELEFONO DE NUfcSTRO SERVICIO PARTICULAR SAN SEBASTIÁN, I 3 8 N. 1 no de los efectos del temporal ha sido la casi completa destrucción del teléfono urbano. Trescientos abonados lian quedado sin servicio como consecuencia del incendio de los cables. I a reparación del daño costará más tiempo del que se creyó al principio, y tal vez no se haya conseguido antes del día 27, fecha en que la Compañía explotadora de la red debe hacer entrega de ella al Ayuntamiento. BARCELONA, i 3 9 N. omunican de Mataró que el mar sigue in vadiendo aquella costa y arrastrando lo que halla al paso. L, as casas que días pasados fueron desalojadas han desaparecido. Otras que están inmediatas las han abandonado sus dueños ante la inminencia del peligro. FORTUNA DE UN AUDAZ POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SANTANDER, 3 I 2 M I u caza de una osa. En toda la comarca 110 se habla de otra cosa. Tenía estos días aterrados á los campesinos un oso, que había dejado rastro sangriento de su fiereza en los ganados y estaba refugiado en la montaña. Nadie se atrevía á hacerle frente, y el Dánico se había apoderado del vecindario. Ayer, algunos aldeanos del pueblo de Molledo, en cuyo término la fiera había hecho más estragos, marcharon al monte, resueltos á dar al oso una batida. A ellos se unió el pastor Melchor Martínez. Iban armados de buenas escopetas. Ei ajetreo del día no les dio resultado. Desalentados regresaban al pueblo después de la batida, cuando antes de llegar á Molledo vieron un bulto negro que les guardaba las vueltas y que al fin se internó en una caverna. Convencidos ae que era el oso que perseguían, juntáronse todos delante de la caeva y arrojaron dentro de ella fuego, para obligar al animal á salir de su escondite. Pero en vano. El pastor Melchor, más animoso que sus compañeros de expedición, se adelantó hasta la boca de la caverna y entró en ella arrastrándose hasta el sitio en que se ensanchaba, y al divisar en el fondo el cuerpo de la fiera disparó sobre aquel bulto, saliendo precipitada y vivamente emocionado, miem tras en la cueva resonaba un feroz rugido. A poco, no haciendo caso á los consejos de los campesinos que presenciaban su audacia, volvió á entrar para rematar al oso, y descargó de nuevo su escopeta sobre la fiera, cuyos ojos brillaban siniestramente en la obscuridad, escapando otra vez afuera. Como no se oyese después ningún rugido, se aventuró á hacer nueva entrada, y entonces halló muerto al oso, en cuyo cuerpo habían hecho blanco las dos balas disparadas. Su sorpresa subió de punto cuando vio que era una osa y tenía á su lado, vivas, cuatro crías pequeñas. A las voces del pastor se internaron en la cueva los demás expedicionarios, y, no sin grandes trabajos, arrastraron hasta la boca de la caverna á la osa muerta, que mide grandes dimensiones. leváronse también consigo los oseznos que se proponen criar. L, a temeridad loca del pastor ha sido objeto de muchos comentarios y alabanzas. OBREROS ARROLLADOS POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICiO PARTICULAR SAN rETERSBUIÍ o, I 3, I O N Telegrafían de Gachina que un tren exprei so arrolló esta mañana cerca de aquella población á una brigada de obreros que estaba trabajando en la recomposición de la vía. Cinco de ellos quedaron destrozados bajo las ruedas de la locomotora, y otros varios gravemente heridos. AGRESIÓN A LA GUARDIA CJVJL POR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR HUESCA, I 3, N. K n las inmediaciones del pueblo de Corco juela sentó ayer sus reales una cuadrilla de gitanos. Al llegar la noche se fueron acercando á un pajar, con el propósito de saquearlo. Cuando se disponían á hacerlo fueron sorprendidos por un muchacho del pueblo. L, os gitanos, al verle, temerosos de ser denunciados, se apoderaron de él y le dieron tan brutal paliza que le dejaron medio muerto. Enterada la Guardia civil, salió una pa reja á detener á los autores. Ignórase lo que ocurriría; lo cierto es que los guardias civiles regresaron al cuartel y volvieron al lugar del suceso en compañía de otra pareja. L, os gitanos recibieron á los gaardias á ti-