Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELÉFONO y? Ü DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFO ya Y TELEFONC EL ESCORIAL. EL INCENDIO DE AYER PATIO INTERIOR DE LA UNIVERSIDAD DE PADRES AGUSTINOS DESTRUID El escándalo actual, comentado con horror por la Prensa del mundo, perjudica más á la autocracia rusa que la labor realizada hasta hoy por los revolucionarios teya régiEL TRAIDOR RUSO La Prensa del mun- rroristas. Desacreditado estaba esteelnuevo do entero comenta men gubernamental ruso; pero Sorrorizada un escándalo provocado en Ru- golpe le ha acabado de hundir moralmente, sia á causa del descubrimiento de la trai- y si el descubrimiento sensacional de la ción de Azef. 11 revolucionario Azef era un traición de Azef llega á hacerse público una agente pagado por la Policía, que se procla- semana cates, apuradillo se hubiera visto el maba revolucionario, presidía las reuniones Gobierno francés para reunir esos mil miáe los terroristas, en las que quedaban acor- llones de francos que acaban de suscribir áados los atentados, y en seguida iba con el los Bancos parisinos y que ya se han ido á hacer compañía á los catorce mil millones soplo á los agentes. El buen Azef vivía como un príncipe que han emigrado al país de los grandes dugracias á las larguezas de los burócratas ques en estos últimos años. Mucho trabajo ha costado recoger estos rusos, mientras los revolucionarios, pobres Eománticos exaltados, creían en su jefe y le últimos mil y pico de millones de francos, porque el económico francés comienza á inobedecían con los ojos cerrados. Los revolucionarios rusos no esearmien- quietarse por la suerte que pueda correr su tan, y eso que el caso del pope Gapon, el pro- dinero, y parece como que piensa que es ya vocador de la degollina del domingo rojo mucho dinero el que en Rusia ha quedado está todavía chorreando sangre, apon, enterrado para que regrese fácilmente. Pero eomo Azef, fue otro agente revolucionario si el escándalo policíaco estalla en los días pagado por la Policía para soliviantar á los en que los Bancos nos engolaban con sus obreros y organizar manifestaciones que los prospectos, sus anuncios y sus reclamos emfieles defensores del Zar disolvían á tiros en busteros, seguramente á estas horas el empréstito no estaría aún cubierto. las calles. DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL AYER POR UN INCENDIO A B C EN PARÍS Los fanáticos partidarios de la autocracia creerán que echando tierra al asunto, prohibiendo á los diarios que hablen de ello y haciendo el silencio por todas partes queda el mal remediado. Su equivocación es grande, porque ahora es cuando definitivamente se ha hundido el crédito ruso. Azef, en tanto, desenmascarado, ha huida á refugiarse en Suiza; pero sus fanáticos partidarios de otros días, convertidos hoy en sus mayores enemigos, han jurado su muerte y se han desparramado por Europa dispuestos á darle caza. ¿Vivirá aún el traidor? Abrumado por el horror de sus delitos ¿no se habrá hecho él mismo justicia? Azef nó puede hacerse ninguna ilusión y debe hallarse convencido de que los días que le quedan de vida están contados. Los revolucionarios rusos, los resueltos miembros de la Organización de Combate, no limitaránlsu venganza al castigo de Azef, y así lo dicen indignados estos románticos emigrados de pelos largos y gorras de astracán que llenan los sotabancos del bulevar Port- Royal. ¡No! Hay que desenmascarar á los policías, hay aue hacer en ellos una ejemplar justicia. -Siempre hubo delatores- -exclamaba