Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 10 DE FEBRERO DE J 909. EDICIÓN i a PAG. ás testigos. Entra después en la sala el testigo Abdón Sauz, dueño de un merendero establecido en sitio inmediato á la finca donde ocurrió el crimen, y dice que el día de autos estuvo con Miguel hasta momentos antes de su muerte. Añade que el chauffeur se separo de él pronetiéndole volver al merendero después de cenar, porque, según dijo, así lo había convenido con su esposa, Francisca I udeño. AJotras preguntas contesta que oyó discutir á Miguel con los hortelanos; pero como la discusión era tranquila, no sospechó que terminara de modo tan funesto. Según el testigo, desde que el chauffeur salió del merendero hasta que se oyeron las voces de auxilio no transcurrirían más que iinco ó seis minutos. Termina afirmando qtie Miguel era hombre de intachable conducta y enemigo de cuestiones y disgustos. Camila Rodríguez, esposa de Abdón, nace análogas manifestaciones, contestando á preguntas del fiscal, Sr. I, aliga, que ella ha presenciado las carreras, saltos y bailes que la familia del arrendatario daba en el lugar donde el chauffeur fue muerto por Venancio. Esta declaración produjo también un movimiento de sensación en el auditorio. I, a defensa hace á Camila algunas preguntas respecto á la distancia que hay de su casa á la finca, y más concretamente á la escalerilla junto á la cual cayó Miguel, y acto seguido comparece Pedro Bartrina, quien afirmó que la victima era hombre de inmejorables antecedentes y que no usaba armas ni reñía con nadie. Respecto al hecho de autos, nada declara porque no lo presenció. Confirma lo dicho por Camila, asegurando haber oído en la vecindad que las sobrinas del arrendatario cantaban y bailaban üonde estuvo el cadáver del mecánico. Andrés Rodríguez, guardia civil, que acudió al lugar del suceso tan pronto como tuvo noticia del crimen, declara que la niña que les avisó les dijo que en la yesería estaban pegándose dos hombres, y añade que cuando llegaron á la finca era de día. El Sr. Tercero. ¿I es dijeron P ustedes que se pegaban dos personas, ó que debía ocurrir algo porque demandaban auxilio? Testigo. -Nos dijeron que se pegaban. El Sr. Tercero ruega al presidente que se lea la declaración de este testigo, y, en efecto, resulta que les avisaron porque en la fábrica debía ocurrir algo, porque se oían voces pidiendo socorro. A. ¿Respecto á la hora, insiste usted en que era de día cuando llegaron á la finca del Sr. Udaeta? T. -Sí, señor. A. ¿Usted es amigo de Gregorio Alonso? T. -No, señor; de quien lo soy es de sus sobrinas. A continuación comparece Francisco Gande, guardia civil, que acompañaba al anterior el día de autos, y dice que cuando llegaron al lugar del suceso era de noche, tanto, que el declarante reconoció el cadáver á la luz de una vela. Respecto ai aviso, manifiesta que les llamó una niña, diciéndoles que pedían socorro desde la yesería. Declaran luego los testigos de la acusación privada, siendo el primero el chauffeur Adolfo García, quien entró al servicio del Sr. üdaeta cuando mató Venancio á Miguel. El Sr. Tercero. ¿Fue usted á ocupar en la finca de D. Faustino las habitaciones destinadas á su antecesor de usted en el cargo? Testigo. -Sí, señor. A. ¿Cuántos días estuvo usted allí? r. -Diez días, nada más. A. ¿Por qué dejó aquella vivienda? T. -Porque los arrendatarios me insultaban; me tenían en la puerta las. hora muertas, y, sobretodo, ptsí qíie no quería que me mataran como á mi compañero. (Risas. Eduardo Antón confirma que oyó á un obrero asegurar que la declaración prestada en el sumario por el interventor de la fábrica era exacta, porque él había presenciado los hechos expuestos por éste. Vicente de la Muela dio algunos detalles de la escalerilla de la huerta, porque había sido construida por él. Concepción Alvarez manifestó que Miguel era honrado, formal y trabajador; y, por último, la niña Manuela Serrano aseguró que al acudir al sitio del crimen vio que Francisca I udeña tenía en sus brazos el cadáver de su marido. Sr. Tercero. -Miguel García, ¿tenía algo en la mano? Testigo. -Si, señor; conservada una varita. Acusador. ¿Se le cayo esa vara estando usted delante? T. -Sí, señor; se le cayó cuando cogieron el cuerpo para trasladarlo en una escalera al domicilio de la viuda. I os de la defensa. A instancias del Sr. Díaz Valero declararon cinco ó seis testigos, quienes informaron favorablemente acerca de la conducta de la familia Alonso, renunciando el letrado á los demás, en vista de que sus manifestaciones carecían de interés. prueba documental. Después de un breve descanso, el relator habilitado, Sr. Peso, dio lectura á la prueba documental, en la cual hay un certificado del Juzgado del Hospital haciendo constar que se siguió contra Venancio Martínez una causa por lesiones, en la cual retiró el fiscal la acusación; un oficio del alcalde de barrio diciendo que el procesado observaba buena conducta, y otros documentos sin importancia, Terminada la prueba, los Sres. I aliga y Tercero manifestaron que sostenían sus conclusiones, elevándolas á definitivas, y otro tanto hizo el Sr. Díaz Valero. El presidente suspendió la vista hasta el día de hoy. A la sesión, que íué, en general, muy movida é interesante, acudió numerosísimo público. El juicio terminará mañana, pues en la tarde de hoy informarán los acusadores y la defensa del procesado. El Sr. Díaz Valero sostiene que en el hecho de autos concurrieron la eximente de legítima defensa y las atenuantes de falta de intención de causar un mal tan grave y las de arrebato y obcecación. IvOS acusadores califican de asesinato sin circunstancias modificativas. Aquí se le exacerbó el catarro, y curarse ha consagrado estos días, sin salir del hotel, para poder cantar cuanto antes ante tin público que tanto le quiere y al que O tanto quiere. El sábado, como ayer dijimos, La WaU kyria. Margarita la tome, a está ya en ensayos de conjunto. Esta nocíie, Mefistófeles I a Comisión que entiende eu estos í ste jos ha acordado que, como en años an tenores, se verifique el domingo de Carna val, 21 del corriente, el Concurso de carro, zas y coches engalanados. Al siguiente día se celebrara el de comparsas y estudiantinas. I os premios para las carrozas serán dt 3.000, 2.000 y 1.000 pesetas. Para los coches se adjudicaran oojetos dfc arte, que regalan las personas de la familia Real, el presidente del Consejo, el gobernador y él alcalde. Ya se ha recibido el regalo de títí. AA. los infantes doña María Teresa y D. Fernando, consistente en un precioso reloj de bronce. Si no hubiere carroza ó coche que mere, ciera alguno de los premios, la Comisión se reserva el derecho de declararlo desierto. También se propone la Comisión emplear mayor rigor que otros años en la concesión de pases de libre circulación á los coches engalanados. Solamente se concederán á aquellos que, por lo artístico de sus adornos, se conceptúen merecedores de esta distinción. Desde la plaza de Colón á la estatua de Castelar se colocarán 13 tribunas, de los Círculos, Sociedades é invitados del Ayuntamiento. Desde la estatua de Castelar a Ja del nis. ts qués del Duero se colocarán las de los particulares, y las construidas, para alquilar, por industriales. Como en años anteriores, se prohibirá la venta de serpentinas en la vía pública y en el festival de la Castellana. NOTAS MUNICIPALES p l teatro Español El viernes próximo termina el plazo concedido por el Ayuntamiento para presentar pliegos concurriendo al arriendo del teatro Español. Hasta la fecha no se ha presentado un solo pliego. I a banda municipal. V El día 15 del corriente termina el plazo señalado para la admisión de instancias para optar á las 55 plazas de profesores, dotadas con seis, cinco, cuatro y tres pesetas, diarias, que el Ayuntamiento saca á oposi ción para la formación de la banda municipal. A noche cantó la sexta Buttetfly la genial I, as referidas plazas son: 2 de requinto, ig Storchio, que fue, como siempre, ova- de clarinete, 8 de saxofón, 3 de trompa, a. dé cionadísima. tromba, 2 de fiscorno, 2 de oboe, 2 de tro mi Como también ha cantado cinco Lmda y bón, 3 de bombardino, 1 de cornetín, 2 de; una Manon, y éstas forman el número de trompeta, 5 de bajo, 1 de caja viva y 1 de reobras de la contrata, anoche debió ser su doblante. despedida; pero su compromiso se ha proEl programa indicando las obras de exarrogado á tres funciones más para cantar men para cada instrumento se publicará eá tres Manon con Anselmi. Y con esto queda breve, así como la fecha del comienzo de los dicho que ni el gran tenor se va ni ha pen- ejercicios. sado por un momento más que en cantar p l Asilo Tovar. cuanto antes para corresponder al cariño Ayer quedó habilitada una sala en el del público. Anselmi sigue mejorando y decidido á Asilo Tovar para los once enfermos que allí hay de cantar mañana Manon, y el domingo por la llevado enfermedades comunes, habiéndose las camas, botiquín y demás enseres tarde, Manon, y ea la semana próxima, necesarios para que los enfermos estén per i Tosca. Desagraviemos á Madrid; no ha sido fectamente atendidos, aquí donde se ha acatarrado. Fue en Roma; marchó á San Remo á curarse, y por aten i os hospitales. TM- -der á su curación y venir á Madrid en bue- Él alcalde confirmó ayer que el mmil tías condiciones renunció á cantar en Roma. tro dé té Goheoiacióji tiene el propósito d LAS NOCHES DEL REAL