Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MARTES 9 DE FEBRERO D E 1909. EDICIÓN 9 PAG. 8. ilas regiones dentro de la unidad española. (Bien. Lo que ha agravado el problema catalán ES la acritud, y por esto me ha asaltado mur chas veces el temor cuando veía enfrente de nuestras aspiraciones al partido liberal, porque el proyecto de Administración local ha ñe ser la obra de todos, en concordia, orienlaeión de nueva política reformando la vida local, labor compleja que han de hacer vaíios Gobiernos de modo persistente. Para eso era necesario que el partido liberal declarase, como lo hizo el viernes el Sr. Moret, que no le asustaba la vida local mientras no se quebrantase la soberanía del Estado, cuya fuerza reconozco de modo entusiasta, por temperamento, pero cuya perfección en el ejercicio de sus funciones deseo. Siempre tuve la ilusión de que fuese el partido liberal el iniciador de la reforma local, y para ello era indispensable disipar dudas, con objeto de ir al fondo de las aspiraciones de un pueblo como el catalán. Si con mi palabra, si con mi persona puedo en cualquier momento servir para desvanecer reeelos, no vaciléis en acudir á mí, porque á vuestro requirimiento me tendréis solícito y gustoso en aras del bien de todos y de los intereses supremos que representamos. (Bien, bien, en gran parte de la Cámara; aplausos en los solidarios. i Se suspende el debate, y se levanta la sesión á las ocho y cuarto. ACTUALIDADES luz; ¿cómo explica usted, si es esto verdad, que en la declaración que prestó en el Juzgado dijera que no pudo fijarse en los- chicos que le dieron noticia de la disputa porque se lo impidió la obscuridad de la noche? El procesado vacila y deja sin explicación KJie figuro á los golfos leyendo el cartel satisfactoria tan importante extremo. de la Zarzuela. A otras preguntas responde que él igno- ¡Oye, ninchi! Una mujer c ¡tíe se llama raba los disgustos que Gregorio Alonso tu- Nacha. viera con Miguel, é igualmente que se hu- ¡Será el mote! 1 biese prohibido á éste el paso por la escaleY, sin embargo, si creemos á la Truliaíld rilla que unía los corrales de la fábrica con wa, el nombre de Natcha es solemnísimo en la huerta. del arrendatario. el santoral ruso. Creámosla, porque, después Reconoce que agredió al chauffeur rápi- de todo, no nos cuesta ningún trabajo. damente, pero insiste en que lo hizo porque Creámosla y admirémosla, como la ha fue golpeado por aquél. admirado el público de París el día que por primera vez la vio aparecer en la escena de, ícente Díaz. El interventor de la fábrica de yeso la Gran Opera Hizo luego una breve excursión por el que lleva en arrendamiento Gregorio Alonextranjero, y díjose que en Lisboa logió so declara poco después. Pinta á Venancio como hombie de mal hechizar á un linajudo, difunto ya. Yo no carácter y aficionado á la bebida; p ero re- sé lo que en ello habrá de verdad; lo que se conoce que con él no se metió jamás, ni tuvo sabe es que cuando á su regreso se presentó tampoco cuestiones con la familia de Mi- de nuevo en la Opera, la Truhaaowa eia ya una mujer chic, de la que se hablaba en toguel. Fiscal. -Los arrendatarios, no querían das partes; tenía auto y lucía por las noches bien, sin embargo, al mecánico; ¿sabe usted en la escena un millón de francos en alhajas. Era la gran vedette de los teatros subvenpor qué? Testigo. -Yo no puedo asegurarlo, pero, cionados, la artista que llevaba público, la por lo que observé, creo que era porque Mi- que se disputaban á precio de oro los emguel habitaba un cuarto en la finca que presarios de los music- halls de Berlín, LonAlonso había llegado á considerar como dres y Viena. Al llegar á París Richard Straus para dar á conocer en el Chatelet su suya. Afirma que el día de autos oyó decir al ópera Salomé, á la Truhanowa buscó, y la arrendatario: Mal día ha amanecido hoy Truhanowa fue la creadora de la danza de para ése y añade que confirmó que las pa- los velos, la famosa danza que ha recorrido labras referidas iban contra el chauffetcry luego todos los teatros del mundo. escarrilamiento. La noche de la premüre de Salomé, París El interventor del Estado al ministro quiso evitar que la amenaza se cumpliera, entero invadió el Chatelet, y el triunfo qué pero no lo consiguió. üe Fomento: F. ¿Era de noche cuando usted llegó al la Truhanowa alcanzó fue tan grande, que Según participa el jefe de la estación de el mismo Straus llegó á sentir celos. SonaPlacencia, línea de Malzaga á Zumárraga sitio donde había muerto Miguel? T. -Sí, señor; tanto, que yo estuve reco- ban los aplausos en la sala tercos, insisten (central de Vizcaya) el tren 204 de ayer descarriló en el kilómetro 28, resultando heri- nociendo el cadáver á la luz de una vela que tes, y la Truhanowa se presentó á bailar de nuevo. Saludó cortésmente al terminar, y se dos tres empleados de la Compañía, uno llevó allí una vecina. Acusador privado. ¿Tenía Miguel algo retiró. Cuando se disponía á salir otra vez grave y dos menos graves, sufriendo despara dar gracias á la concurrencia, Richard perfectos el material, que intercepta la vía. en las mauos? T. -Sí, señor; una vara no más gruesa que Straus, echando chispas por los ojos, la su. jetó, diciéndola: un dedo. -No... No salga usted. T es á usted 3 No A continuación, y contestando á pregunA la una y media de tas del Sr, Tercero, refiere cuantas moles- quien aplauden ¡Es á la música! A MUERTE DE UN Y salió él sólito á recibir la ovación. la tarde de ayer co- tias causaba la familia del arrendatario á CHAUFFEUR menzó á celebrarse Miguel García, agregando que éste las soPor supuesto, que desde aquel instante se echó una amiga y aunque la Truhala vista del proceso seguido contra Venan- portaba todas con paciencia. A. ¿Se le dijo al chauffeur que estaba pro- nowa por todas partes donde va no deja de cio Martínez Jodra por muerte del chauffeur hibido el paso por la escalerilla que comu- bailar la célebre danza creada por ella, dice Miguel García. todo el que la quiere oir- y ya supondréis Constituido el Tribunal, y hecho el sor- nicaba con la huerta? T. -No se lo dijo nadie. A su mujer se lo que á una mujer guapa la oye todo el muníeo de Jurados, resultaron elegidos los señores Almela, Alvarez, Fernández, Salazar, advirtió en cierta ocasión la esposa del hor- do- -que el triunfo de la ópera débelo Straus Molina, Cos, Alvarez, Ibáñez, Aguirre, Diez, telano; pero á éljno le comunicó persona al- al baile, y nada más qtie al baile. Figúrenseustedes- -dice la Truhanowa- -fcarp, Espina y Romero, y como suplentes, guna tal prohibición. que Straus quería que me vistiera una funBores y Almodóyar. tros testigos. da verde r- idícula, con adornos estilo DirecEl relator habilitado Sr. Peso dio lectura A continuación declara la hermana de los escritos de conclusiones de los acusa- procesado, María Martínez, incurriendo üei torio. ¡Estilo Directorio en los tiempos de en dos y la defensa, y acto continuo comenzó gravísimas contradicciones, y comparecen, Salomé! Era á la vez antiestético, anacrónico y grotesco. ¡Y me opuse! á interrogar el fiscal. por último, los hortelanos Félix Millán y Entonces, el compositor, consternado 5 Tomasa Quirán, el arrendatario Gregorio como si yo cometiera un sacrilegio, me gri 1 5 procesado. í Venancio Martínez urjo, contestando á Alonso y la joven Inocenta Amargos tó: ¡Sepa usted, señora, que este figurín le preguntas del Sr. Laliga, que ignoraba cuanLos hortelanos manifestaron que no co- ha dibujado con su augusta mano Su Ma tos disgustos tuvieran su cuñado Alonso y nocían á Miguel ni de vista, pues el día de jestad el emperador de Alemania! fl chauffeur Miguel García, y que éste era autos fue la vez primera que con él hablaron. Se puso tan solemne, que me dio miedo. hombre pacífico y de morigeradas costumEl arrendatario aseguró que le eonstaba Sin embargo, el paso de Miguel por la escalera, porque el gentilmente: tuve energía para contestarle bres. -Aseguró que jamas tuvo con él disgusto hortelano Félix se lo había denunciado en- ¡Su Majestad es un genio para usted, alguno, y que si el día de autos le agredió varias ocasiones; y la joven Inocenta Amar- pero no para mí! ¡Yo soy rusa gos, sobrina de Gregorio, declaró que había fue porque Miguel, al verle acercarse al grupo donde aquél se hallaba discutiendo, se visto caer herido al chauffeur, pero que no ñero ya digo lo que alguien se preguntará adelantó á su paso y le dio tres ó cuatro bo- presenció la riña que tuvo con Venancio, ni seguramente. ¿Cómo puede una mujer si realmente llegaron á reñir. fetadas. tener un millón en ¿joyas, tres ó cuatro auInterrogado después por el acusador parAl llegar á. este punto, el presidente sus- tos costosísimos y toilettes espléndidas? ¿a ticular, Sr. Tercero, afirma que tuvo noticia pendió el juicio, que continuará en la tarde Truhanowa dice que trabajando. Jle la cuestión que su hermana sostenía con de hoy con el examen de los testigos del Ved cómo se explj Miguel porque unos chicos, á quienes en- acusador privado y la defensa. Yo sé (habla la Truhanowa) que cada contró en la primera plazoleta de la finca, La jornada de ayer no pudo ser más de- vez que mi nombre figura en el cartel de la e lo manifestaron. Opera, los señoritos ihies se dicen anos á ¿astrosa para Gregorio Alonso, pues cuan El Sr. Tercero. -Usted ha dicho, contes- 1 tos declararon ante el Jurado, excepción otros: Iremos á ver la Truhanowa. -l hecha de Vicente Díaz ¿incurriero ñ ert eon Desde luego... Es una mujer epatante. -tY traducciones extraordinajif -f ¿qijé lujo! ¿Quién es el gran duque que I Ríe; de p é s i m o- 1- aun todos hemos oído pa ga. v? -No es posible. -XQué autotl- a- NATCHA TRUHANOWA TELEGRAMA OFICIAL D TRIBUNALES