Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 8 DE FEBRERO D E IOOQ. EDICIÓN P A G i 4 Don José Capuz, alumno de primer año, ípresenta una estatua grande, uu desnudo, bien modelado. Se intitula ua Voto, y es tina promesa del artista, que demuestra con esa obra que tiene condiciones excepcionales. ¡Bien por el Sr. Benlliure y por los pensionados de la Academia! Esta conserva cuidadosamente las grandes tradiciones del arte español, que son un lazo de unión muy poderoso entre la patria de Miguel Ángel y 3 a de Velázquez. FRANCO FRANCH! Roma 3 Febrero 1909 COMENTARIOS A UNA FRASE PECTOS DE LA FRASE En la sesión- -celebrada el jueves pasado en el Congreso, el Sr. Maciá pronunció unas palabras que produjeron un ruidoso tumulto. í, a. frase del Sr. Maciá fue muy breve; se la ha calificado de interrupción. No fue sino un comentario hecho á media voz, casi en voz baja, á lo que un orador estaba exponiendo. Prueba de ello es que la frase no fue oída sino por algunos diputados que estaban próximos al comentarista. l, as palabras del aludido diputado suscitaron una explosión de entusiasmo patriótico y tin profundo sentimiento de indignaeién. Al día siguiente, algunos periódicos áe la mañana reflejaban este estado de ánimo. Un periódico decía que las palabras del itipntado comentarista eran ofensivas para l a patria, el Ejército y el honor nacional Se escribía también que el conde de Romanones había exclamado: Quien ha dicho lo que ese diputado ha dicho, no puede seguir formando parte del Congreso de la nación española. Se nos participaba asimismo que el Sr. Montero Ríos había enviado un hijo suyo á casa dekSr. Moret con este recado: Mi padre tiene una viva satisfacción en apresurarse á felicitar á usted con el mayor entusiasmo por los laureles que ha, obtenido en ¡a gloriosa jornada de esta tarde. En resolución, al finalizar la sesión del jueves centenares de personas daban vivas entusiastas á España, al Ejército y al Sr. Sol y Ortega. ¿Cuál era el motivo de todo esto? ¿Eí bre- vfeimo comentario del Sr. Maciá? Reflexionemos sobre ello. E El Sr. Maciá habló de cobcttdías. No se refirió este diputado ni á la patria ni al Ejército. El País decía en su número del sábado que lo que el Sr. Maciá había hecho fue expresar una Idea emitida millares de veces por el gran Costas. En efecto, ¿cabía hablar aquí de cobardías de la patria ó de las instituciones armadas? ¿Cómo puede ser cobarde la patria? ífo es posible tal cosa. ¿Cómo cabrá hablar de cobardía por parte de las instituciones armadas? Examinando la frase del diputado catalán y en relación con ei discarso del Sr. Moret, se ve que no hay posijbilidad de establecer tal cosa. No se puede ¡acusar de cobardía á la patria, ni se pueden negar los hechos evidentes del heroismo de inaestro Ejército en multitud de ocasiones á jtravés de la Historia. I, as patrias no son valientes ni cobardes, porque la patria es un! con unto de cosas muy complejo: suelo, historia, raza, lengua, tradición, arte, costum ¡feress derecho, etc. etc. ¿Se podrá hablar ¡cangraentemente de valentía ó cobardía Tcon relación al todo que constituyen estos elementos? Y en lo que atañe al Ejército, la Cüsestión es puramente histórica; no cabe en he 31 a ai poner ai quitar. Iyos hechos múltiples, de heroísmo, demostrados v atestigua- SU SENTIDO en claro en el acto y á la carrera todas las responsabilidades, estos diputados y estos senadores dan alas á la calumnia, dan vigor á la murmuración y autorizan al país y á la I I NA PARADOJA Entre los vivas que en opinión para creer que es muy cierto y muy la tarde del jueves se fundado que este gallo que no canta, algo dieron en el Congreso figuraban los dados tiene en la garganta. al Sr. Sol y Ortega. Vivas á Moret- -decía Hasta aquí el orador republicano. Ahora un periódico- -se repetían incesantemente; cabe preguntar: ¿de qué manera ante el covivas á Sol y Ortega; vivas calurosos y apa- mentario del Sr. Maciá se dan vivas al sesionados á España, formaban un coro en- ñor Sol y Ortega, como para oponer la triasordecedor. ¿Que significaba este viva al ca al veneno? Por un azar de las cosas, y Sr. Sol y Ortega, mezclado á otros vivas, y según acaba de ver el lector, el Sr. Sol y todos lanzados como protesta contra la frase Ortega ha dicho en el Congreso exactamendel Sr. Maciá? ¿Se trataba de establecer un te lo mismo que el Sr. Maciá. ¿Qué es siao parangón entre el Sr. Sol y Ortega y el se- cobardía la falta de virilidad, de energía y de enñor Maciá? Analicemos estt tereza? En el Sr. Maciá se ve á un terrible El día 29 de Febrero de 1899, el Sr. Sol y agraviador y ultrajador de la patria y del Ortega pronunció un enérgico discurso en ei honor nacional; en el Sr. Sol y Ortega, en Congreso. Su renombre de parlamentario cambio, se viene simbolizando durante espuede decirse que arranea de aquel discurso. tos últimos tiempos á España; su triunfo EISr. Soly Ortega examinó en. su peroración electoral en Barcelona se reputa como ef el papel del Ejército, de la Marina y de les triunfo de España. hombres políticos en el desastre colonial. No ¿Cómo explica el lector esta estupenda quiero recordar las frases con que el Sr. Sol y paradoja? ¿Hemos perdido todos el juicio? Ortega habló del Ejército y de la Marina; me AZOR 1 N limitaré á citar lo que el senador dijo de los políticos. El país- -decía el orador- -ha perdido la fe en los hombres políticos. ¿Y sabéis por qué? -añadía el orador. -Pues ha perdido la fe en todos los hombres polítiDel tifus la noticia aterradora, cos, con relación á los monárquicos, porque durante veinticinco años habéis gobernado que ha extendido la Prensa informadora, sin haber sabido preparar ni hacer el bien le da un susto á cualquiera. de la patria. Y ha perdido también la fe con ¡Menos mal que, hasta ahora, relación á carlistas y republicanos, porque fueron todos los casos de tercera! hemos tenido la desdicha, por motivos de Tú y yo, que autónomos sernos que me ocuparé otro día, de que gobernany que á ratos nos queremos, do desde la oposición, puesto que también adorable Trinidad, desde la oposición se gobierna, no hemos cualquier día formaremos sabido impedir la realización del mal por una mancomunidad. vosotros consumado. ¿Y sabéis, señores diputados, por qué los No fue un autor eminente hombres políticos han perdido la confianza- -de eso estoy ya convencido. -del país? ¿Queréis saber por qué de esta des Entonces, ¿quién habrá sido confianza participan los republicanos y lo ¡el que escribió La pendiente? carlistas? Pues os lo voy á decir en poquísiNoticia que á la otra raza mas palabras. des eguro, extrañará: Cree el, país- -seguía el Sr. Sol- -que aquí Cambó estuvo ayer de caza... los Gobiernos qne se han sucedido durante veinticinco años, y los hombres políticos ¿Ya? que han pasado por esta Cámara durante- ¿De dónde viene usté, Antonio? veinticinco años, no sólo se han tragado 25- ¿Y usté, amigo Segismundo? presupuestos de la Guerra y 25 presupues- ¡Yo, de la fiesta del árbol! tos de Marina, sino que se han tragado ade- ¡Yo, de la fiesta del fruto! más un presupuesto extraordinario de la Marina importante 180 millones de pesetas. ¡Por tu traición, que maldigo Cree el país que mientras los que han goquiérate Dios castigar... bernado se han tragado todo eso, los que ¡Ojalá, como un mendigo, hemos estado en la oposición no hemos sabuscaras cama y abrigo bido impedirlo; cree el país que durante esen el Asilo Tovar! tos veinticinco años, unos por acción y otros GIL PARRADO por omisión, hemos siao autores los unos, cómplices los otros, encubridores los demás, de todas estas malversaciones, dilapidaciones é irregularidades, que han dado c ¡omingo y tiempo hermoso, Madrid di por resultado el que no se aprovecharan 25 vertido. Decidiuamente, la primavera presupuestos de Guerra, 25 presupuestos de Marina y además un presupuesto extraor- se ha anticipado. Dios quiera que no nos dé que sentir un paso atrás. dinario de Marina de 180 millones. Gran solemnidad en la Academia de CienEl Sr. Sol y Ortega continuaba diciendo que el país creía que todos los que se senta- cias. Celebración del quincuagésimo aniban en el Congreso y en el Senado no se versario, discursos, reparto de premios y sentían con VIRILIDAD- Y ENERGÍA para obras científicas á la virtud y al trabajo. dos están de un modo incontrovertible- y sería absurda éinútil. la negación. El diputado comentarista m se refirió con sus palabras á nada de esto ni pudo referirse. Su comentario expresaba y sintetizaba lo que aquí, á raíz del desastre colonial, se ha dicho de los Gobiernos españoles. 1,0 ha dicho D. Joaquín Costa; lo han proclamado republicanos y socialistas; lo han reconocido los mismos políticos monárquicos; se ha publicado en multitud de libros; se ha divulgado en centenares de artículos de periódicos. ¿Por qué entonces este tremendo escándalo? ¿Es que hemos perdido aquí todos la memoria? Un ejemplo demostrará al lector la ofuscación que ha reinado estos días entre los parlamentarios liberales y entre sus órganos. descubrir las culpas cometidas y exigir las responsabilidades consiguientes. Este silen ció- -decía también el orador- no sólo acug sa F AI, TA DE VIRIIJBAE sino hasta pue e acusarse de complicidad. Y terminaba diciendo el Sr. Sol y Ortega: Y es claro, señores, que cuando en éi país se piensa y se discurre de esta suerte, cuando en el país se piensan tales cosas de los diputados y de los senadores, lo natural es que estos senadores y diputados, á cual quier partido que pertenezcan y en cuar j quier campo en que militen, si NO REAM- ZAN UN ACTO DE VIRILIDAD, DE ENERGÍA Y DE ENTEREZA, si no piden que se pongan POPLAS DEL LUNES SUELTOS MADRID AL DÍA D