Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUND O POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUNDO POR CABLE, POR TELÉGRAFO Y TELEFONO LA ACADEMIA D E BELLAS ARTES D E ESPAÑA EN ROMA i- ai. Abemacar. S. M. LA REINA MARGARITA SALIENDO DE VISITAR LA EXPOSICIÓN DE OBRAS DE LOS PENSIONADOS DE ESPAÑA DE NUESTRO CORRESPONSAL A B C EN ROMA LA ACADEMIA ESPANO- I n v i t a d o porD. José LA DE BELLAS ARTES lenlliure, uí, con un día hermoso, iluminado por un brillante sol de invierno, á visitar la Exposición de los envíos de los pensionados de ta Academia Española de Bellas Artes en Roma. Era el día de la inauguración. Alrededor del Sr. Rava, ministro de Instrucción pública, había muchas señoras, muchas personas conocidas y algunos oficiales españoles de la Escuela Militar de Eauitación de Tor ii Quinto. Los jóvenes artistas de la Academia han expuesto obras notabl es. Entre los expositeres descuellan, como es natural, dos pensionados de cuarto año, D. Antonio Ortiz Echagiie y D. José Zaragoza. El Sr. Ortiz Echagüe presenta un gran lienzo, La fiesta de las patronas de Alzara, cuadro de costumbres de Sardeña, que recuerda el arte de Cottet y de Simón, aunque de ellas se aleja por la viveza del tono y un arte en la decoración puramente meridio- nal. Quizá la unidad de la composición adolezca de algunos defectos, porque en ese cuadro, más que con una obra completa y orgánica, nos encontramos con una armonía algo artificiosa, cuyos detalles tienen todos alguna significación y están marcados con buen gusto. El Sr. Echagüe expone además numerosos estudios que ha pintado durante un viaje artístico por la isla de Sardeña. Se nota en ellos el afán de reflejar las razas características y una exquisita elegancia en los tonos Don José Zaragoza es también un excelente pintor, que descuella por su maravillosa técnica y porque sabe sentir. Presenta un tríptico de grandes dimensiones: Prometeo, que es una obra audaz y de admirable factura- En el cuao. ro ae ia üerecha, Prometeo, de acuerdo con la fábula, da á la Humanidad el fuego que la ha robado en el Olimpo; en el de la izquierda, Prometeo crea al hombre y á la mujer; en el de en medio, Prometeo háUase encadenado á una roca. En el cuadro del Sr. Zaragoza, Hércules no ha roto aún sus cadenas. El dibujo es vigoroso, lá concepción grande, aunque, según las personas competentes, el pintor se aleja de las tradiciones de Velázquez, de Goya, de Sorolla y de Zuloaga, supremas glorias del arte español El Sr. Zaragoza presenta otros lienzos notables: un hermoso retrato dé señora v unos estudios sobre aldeanos bretones Don José Nogué promete mueho. Presen ta una Villa Médecis, un Castel Gandolfo y otros paisajes de la campiña romana muy buenos. Don Antonio Flórez y D. Francisco Az nar, pensionados de la sección de arquitectura, exponen un Monumento á los mártires de Santiago de Cuba, de grandes dimensiones, en el que hay un gran lujo de detalles. Demuestran tener gusto, pero no existe gran armonía en el conjunto de su obra Pasemos á los escultores. Don Martín L. aurel presenta un grupc clásico: El pleito de Friné, donde forma un hábil contraste la hermosura de la etérea griega con la seriedad imponente del jurisconsulto Ipéride. Al lado de ese grupo, que el Sr. Laurel enviará á la Exposición de Monaco, expone dicho escultor unas estatuitas que son verdaderas joyas del arte moderno. Una de ellas está destinada á una lotería organizada por el Club artístico- internacional á beneficio de los damnificados de Sicilia y Calabria.